Granada: los trabajadores rechazan las acusaciones de sabotaje en el PTS

Las dos juntas de personal de los hospitales públicos de la capital granadina, representantes de ocho mil trabajadores entre médicos, enfermeras y resto de profesionales de la sanidad pública, han criticado con dureza la denuncia de la dirección gerencia por un presunto complot laboral después de la aparición de distintos desperfectos en las infraestructuras del nuevo hospital del PTS.

“Resulta absolutamente deplorable, aunque no extraño, que el equipo directivo del complejo hospitalario universitario de Granada, que durante las últimas semanas se ha venido vanagloriando y con razón del excelente trabajo efectuado por los profesionales sanitarios, ahora intente poner a estos en entredicho con una denuncia por supuesto complot laboral contra la fusión de los dos hospitales, que cuanto menos se podría calificar de tendenciosa”, afirman en un comunicado. También critican que la información publicada en su día hable de un grupo de trabajadores cuando la denuncia se refiere a un complot laboral sin especificar quiénes podrían estar detrás. La Policía Nacional mantiene abierta una investigación y ya ha podido contactar con algunos trabajadores que acudieron a la cita en el mismo recinto sanitario del PTS sin saber a qué iban.

“Consideramos que el procedimiento utilizado para requerir la presencia de determinadas personas por parte de la administración sanitaria para acudir al Parque Tecnológico de la Salud (PTS) es cuanto menos irregular y engañosa. Las personas requeridas acudieron con el convencimiento de que iban a una reunión de trabajo. En ningún momento se les informó del motivo real de la convocatoria, ni en calidad de qué estaban allí, si como testigos o investigados, ni les informaron de sus derechos como ciudadanos para acudir asesorados por sindicatos, abogados o delegados de la Junta de Personal”. Los sindicatos, miembros de este órgano de representación laboral, critican que la dirección gerencia no avisara a sus trabajadores de que iban a mantener un encuentro con agentes policiales cuando fueron avisados para acudir al PTS. Incluso uno de ellos sufrió un ataque de pánico cuando supo para qué estaba allí, según ha podido saber este periódico.

Los representantes de los ocho mil trabajadores de la sanidad pública en la capital granadina aseguran que “todas las deficiencias detectadas en el nuevo hospital son reales y no sólo las denunciamos los representantes sindicales, también lo hacen los usuarios a través de las redes sociales e incluso desde los medios de comunicación. Todas las deficiencias son responsabilidad directa tanto de la Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía como del equipo directivo del nuevo hospital». Los sindicatos entienden que la denuncia y su publicación sólo «persiguen desviar la atención de las innumerables deficiencias tanto de personal como de material como de carácter organizativo que padece el nuevo hospital desde su reciente inauguración”.

Las dos juntas de personal se reservan el derecho de exigir las responsabilidades “qué correspondan y a quién correspondan” y agradecen el esfuerzo y oficio con el que realizan su trabajo diario los trabajadores de este complejo hospitalario, pese a las deficiencias existentes y las “dificultades impuestas” desde la dirección gerencia del hospital. “Les animamos a que, a pesar de no tener el apoyo y el reconocimiento institucional de la administración, sigan en su empeño de dar a la población granadina el mejor servicio. No vamos a consentir ningún intento de sembrar la más mínima duda su implicación en la mejor atención a los pacientes y sus familias”, finalizan.

(Fuente: diario Ideal de Granada)

Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Francisco Campos

Nació en Sevilla en 21 de julio de 1958. Trabaja como administrativo. Es autor del libro "La Constitución andaluza de Antequera: su importancia y actualidad" (Hojas Monfíes, 2017).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *