Sierra Sur: Trabajadoras de Ayuda a Domicilio en huelga en Marinaleda

Mari Cruz, Conchi, Mari Carmen, Isa, Ana y María José no pueden más y van a la huelga. Tienen entre 38 y 53 años. Son seis de las once trabajadoras del servicio de ayuda a domicilio del Ayuntamiento de Marinaleda (Sevilla), dirigido desde 1979 por el histórico líder jornalero Juan Manuel Sánchez Gordillo, que han llevado a los tribunales sus condiciones de trabajo por haber sido modificadas de forma “unilateral y arbitrariamente” desde el pasado 1 de agosto. A su juicio, los nuevos turnos y horarios les imposibilitan conciliar la vida familiar y laboral, no se les viene reconociendo la antiguedad pese a llevar muchos años trabajando seguidos y se les ha fijado “condiciones laborales inferiores” a las fijadas en el Estatuto Básico del Empleado Público, entre otras muchas reivindicaciones laborales. Para el Ayuntamiento, aunque “legítimas”, sus reivindicaciones no se apoyan en la actual normativa. El conflicto colectivo planteado ante los juzgados de lo Social de Sevilla les ha llevado, paralelamente, a convocar además una huelga indefinida, a partir de este miércoles, al haber resultado infructuosas las negociaciones y propuestas realizadas para llegar a un acuerdo.

Lo han intentado por todos los medios pero consideran que se las está “castigando”. Las trabajadoras, que ostentan distintas responsabilidades en la sección sindical de CGT, creada a primeros del pasado mes de julio, también han interpuesto una denuncia contra el Ayuntamiento ante la Inspección de Trabajo “por incumplimientos de normas laborales y fraude en la contratación”. En ese sentido argumentan que el Ayuntamiento “mantiene a gran parte del personal laboral con contrato en fraude de ley, obras y servicios, o circunstancias de la producción”, unos contratos “que exceden con mucho los tres años de prestación de servicio continuado y que deben, conforme a la legalidad vigente, convertirse en indefinidos a jornada completa” ante el “uso abusivo e ilícito de este tipo de contratación”. La paralización de la bolsa municipal de la ayuda a domicilio llevó a una trabajadora a encerrarse hace unos días en el Ayuntamiento, del que fue finalmente desalojada, porque el servicio está “plenamente cubierto” con las trabajadoras que forman parte de la bolsa, según el Consistorio.

En un escrito dirigido a las trabajadores a finales de este agosto, el propio Sánchez Gordillo trasladó su “extrañeza inusitada” por que “se convoquen acciones una vez iniciado el proceso negociador”, que son “legtimas pero infundadas y a destiempo”, argumentando que la nueva organización del servicio exige turnos partidos y que las jornadas han pasado a 37,5 horas “como la ley exige”. En ese punto detallaba Sánchez Gordillo que, respecto a las alusiones al Estatuto Básico del Empleado Público, “no quiere decir que toda la normativa sobre la función pública sea directamente aplicable a ustedes”. Incluso en su artículo 3.3, al que hacen referencia las trabajadoras en sus reivindicaciones, “no es aplicable a la administración local ni a funcionarios ni a personal laboral” sino a la Administración General del Estado”, apuntando a un “error de bulto” relativo a las horas semanales a cumplimentar laboralmente, entre otras consideraciones.

Fuente: www.eldiario.es

En redes

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.
Francisco Vílchez
En redes
Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

También te podría gustar...

1 respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *