Granada: Nación Andaluza solicita la retirada de la estatua de Isabel “la Católica” y Colón del centro

Nación Andaluza ha solicitado al Ayuntamiento de Granada que la estatua de Isabel de Castilla y Cristóbal Colón -ubicada en la plaza Isabel La Católica- sea retirada de tan preeminente lugar de la ciudad. Esta estatua rinde honor público a la reina que violó el Tratado de Granada, firmado el 25 de noviembre de 1491 por el que se entregó la ciudad nazarí de Granada y el respeto de costumbres, cultura y posesiones de las granadinas. Bajo su autoridad se anularon los derechos y se confiscaron las propiedades de la población granadina por el simple hecho de serlo y se quemaron de miles de libros granadinos en la plaza de Bibarrambla en febrero de 1502. Con la ubicación actual de esta estatua se glorifica la posterior persecución y negación de derechos para la población granadina. Además, para Nación Andaluza exalta la conquista y colonización del continente americano, en la que se reprodujeron muchos de los mecanismos jurídicos, políticos y militares etnocidas que la corona castellana aplicó antes en Andalucía, con terribles consecuencias para los pueblos conquistados.

La asamblea local de Nación Andaluza ha solicitado -mediante un escrito dirigido al Ayuntamiento de Granada- la retirada de la estatua de Isabel de Castilla y Colon de la céntrica plaza Isabel La Católica. Esta estatua se ubica en ese lugar desde los años 60 del pasado siglo y es obra del escultor Mariano Benlliure, realizada en 1892.

Nación Andaluza-Granada solicita la retirada de dicha escultura porque dicha reina violó el Tratado de Granada, firmado el 25 de noviembre de 1491 por el que se entregó nuestra ciudad y el respeto de costumbres, cultura y posesiones de las granadinas y promovió la conversión forzosa de las granadinas, almerienses, malagueñas… A la religión católica, dictada en 1499 por el Cardenal Cisneros.

Bajo el reinado isabelino se anularon los derechos, se confiscaron las propiedades de la población granadina por el simple hecho de serlo y se organizó la quema de miles de libros de las granadinas en la plaza de Bibarrambla en febrero de 1502. Una quema que organizará su hombre de confianza: el Cardenal Cisneros. Sólo se salvaron unos 4000 ejemplares que se encuentran en la biblioteca de El Escorial, condenando a arder en la hoguera miles de tratados científicos, filosóficos, médicos, botánicos, geográficos… Libros de El Escorial que Nación Andaluza ha solicitado al Ayuntamiento que inicie las gestiones para su devolución a la ciudad.

Nación Andaluza denuncia que con esta estatua se glorifica la destrucción del Estado nazarí granadino como la última autoridad política no-cristiana en la península Ibérica y la posterior persecución y marginación de la población granadina. Todo ello a pesar de que el granadino Nuñez Muley en su Memorial de 1566 dijera hasta en 66 ocasiones que los granadinos, almerienses o malagueños eran “los naturales del país”, aunque tuvieran otra religión. 

La presencia de la misma exalta la conquista de Andalucía, la gran propiedad y la existencia de los terratenientes tan dañinos para nuestro desarrollo económico, fruto de nuestra conquista. Y, a su vez, la formación de una amplia capa social desposeída de la propiedad de la tierra a fuerza de impuestos y de la directa usurpación de tierras a las clases populares andaluzas. 

Además, la ubicación de este conjunto escultórico para Nación Andaluza la conquista y colonización del continente americano, en la que se reprodujeron muchos de los mecanismos jurídicos, políticos y militares etnocidas que la corona castellana aplicó antes en Andalucía con unas terribles consecuencias para los pueblos americanos.

Por todo ello, Nación Andaluza ha solicitado al Ayuntamiento de Granada que dicha estatua de Isabel de Castilla y Cristóbal Colón -ubicada en la plaza Isabel La Católica- sea retirada de tan preeminente lugar para ser llevada al Museo de Bellas Artes de Granada o a otro lugar donde pueda ser observada y estudiada (así como el periodo histórico al que alude) con todas sus luces y sombras, sin los elementos de glorificación y exaltación que le otorga su ubicación actual.

¡NINGÚN HONOR A QUIENES NOS CONQUISTARON Y PERSIGUIERON!

Asamblea local de Nación Andaluza.

Granada, 22 de junio de 2020.

Encuéntrame

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).
Carlos Ríos
Encuéntrame
Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).

También te podría gustar...

1 respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *