En solo diez días, el Estado español recentralizado hace aguas

El pasado 14 de marzo el “gobierno de progreso” español decretó el estado de alarma en virtud de la ley 4/1981. A partir de entonces y en virtud del artículo 9 de la Ley Orgánica 4/1981 todas “las Autoridades civiles de la Administración Pública del territorio afectado por la declaración, los integrantes de los Cuerpos de Policía de las Comunidades Autónomas y de las Corporaciones Locales, y los demás funcionarios y trabajadores al servicio de las mismas” quedaron bajo las órdenes directas del gobierno de Madrid en función de una re-centralización inmediata de diversas competencias. Ni en los sueños más húmedos de Vox, Ciudadanos y un amplio sector del Partido Popular se hubieran imaginado que sería tan fácil volver al modelo de estado centralizado del franquismo. Sin embargo, en unos pocos días de estado español “re-centralizado” el modelo hace aguas.

El asunto de las mascarillas incautadas (en palabras de las autoridades) en Jaén, de los respiradores que se están centralizando en Antequera y no se sabe donde podrían acabar, de la distribución del material que adquiere el ministerio de Sanidad… En 10 días la recentralización está demostrando que solo fortalecería el carácter colonial de Andalucía.

Ha sido el propio presidente de la Junta(PP), Juanma Moreno, el que ha reconocido que la compra centralizada desde el Ministerio de Sanidad “no ha funcionado”. Explicando posteriormente, a modo de justificación, por qué el gobierno andaluz ha tenido que salir a los mercados exteriores para comprar materiales que ayuden en la protección frente al coronavirus, como las mascarilla, según ha señalado en una entrevista con RNE recogida por Europa Press.

Por supuesto Moreno Bonilla culpa al gobierno de PSOE-Unidas Podemos ya que -por razones ideológicas- no puede reconocer los abundantes problemas que han aflorado en sólo unos días del gestión desde Madrid. Pero tampoco puede ocultar que después de 40 años de competencias sanitarias, el Servicio Andaluz de Salud cuenta con experiencia, conocimientos y personal suficientemente preparado para afrontar cualquier dificultad si los políticos del Régimen hacen su trabajo. Sólo hace falta que le proporcionen el material necesario, cosa que parece ser todo un desafío para unos y otros.

Fuente: wwwandaluciainformacion.es

En redes

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.
Francisco Vílchez
En redes
Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

También te podría gustar...

1 respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *