DENÚNCIA PÚBLICA ANTE LA VIOLENCIA POLICIAL EN EL ESTADO DE EMERGENCIA EN BARCELONA

El “estado de emergencia” está normalizando las actuaciones arbitrarias de la policía y la presencia del ejército español en las calles de nuestras ciudades. Mientras los medios de comunicación nos muestran una cara amable, la realidad es la de un ejercicio de control militar de la población civil. Con el “miedo” inducido por la crisis sanitaria del Coronavirus, además de favorecer económicamente a las grandes empresas y a la banca, estamos sufriendo una restricción de nuestras libertades más elementales. Ni la crisis sanitaria es una guerra, ni la clase trabajadora debe renunciar a derechos adquiridos durante siglos de luchas.

Comunicado de “Cooperativa d’habitatge La Diversa”

El día 21 de marzo a las 14:08, 6 personas que vivimos en una propiedad colectiva dentro de una cooperativa de vivienda “Cooperativa d’habitatge La Diversa”, en el barrio de Sants, queremos denunciar que hemos sido violentadas por un operativo de 11 agentes de la policia de los Mossos d’Esquadra de Catalunya, quienes han subido a la terraza donde estábamos respirando aire y tomando el sol, a decirnos que no podíamos estar juntas y que por lo tanto nos iban a multar y a llevar detenidas.

En ese momento nos encontrábamos 6 personas, 5 de ellas convivimos en un mismo piso y 1 vecina de la cooperativa que estaba leyendo y respetando la distancia interpuesta por la autoridad sanitaria. Somos una comunidad que convivimos diariamente de forma cerrada, puesto que vivimos en una cooperativa de vivienda.

Además, les dijimos que queríamos respeto a nuestros derechos y nos gritaron que ahora mismo no teníamos: “Os lo voy a gritar para que se entere todo el mundo, en este momento de estado de alarma no tenéis ninguna libertad ni ningún derecho, nadie puede salir de sus casas”. Sobre todo, lo más importante que queremos denunciar, es que este operativo no cumplían con la medida de protección reglamentaria contra el riesgo de contagio del COVID-19 recomendadas por las autoridades sanitarias.

Nos cachearon en nuestra casa, no respetaron las distancias de seguridad, les faltó material de protección, es decir sin guantes ni mascarillas, y aquellos que si llevaban, utilizaban un material que ha estado expuesto en las calles, trayéndolo a nuestra comunidad confinada, exponiendonos a riesgos, cuando nuestra comunidad ha seguido todas las recomendaciones impuestas por las autoridades sanitarias.

Queremos destacar, las continuas agresiones verbales, racistas y violencia psicológica a la que fuimos sometidas, de que nosotras éramos las culpables de que personas estuvieran muriendo, amenazándonos con detenernos y meternos en la cárcel, distorsionando nuestras explicaciones y reportando información falsa sobre nuestra actuación.
Somos plenamente conscientes y responsables de la situación de emergencia social y sanitaria y, con más motivo, ante esta excepcionalidad y aislamiento que nos hace más vulnerables ante el abuso de poder, decimos alto y claro:

CONTRA LA DERIVA AUTORITARIA Y REPRESIVA DE LA POLICIA ANTE EL ESTADO DE EMERGENCIA, SEGUIREMOS CON LA ORGANIZACIÓN Y LUCHA.

SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO

Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te podría gustar...

1 respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *