Siria: Desertor revela más detalles de la participación de Estados Unidos con yihadistas

Damasco y Moscú han acusado reiteradamente a las tropas de ocupación estadounidenses, que controlan un área de 55 kilómetros alrededor de la base ilegal de al-Tanf en el sur de Siria, de impedir que los refugiados abandonen esa región, en particular el Campo Rukban.

Además, los rusos incluso han llamado al área estratégica que rodea a al-Tanf , donde se unen las fronteras de Siria, Jordania e Irak, un “gran agujero negro”, un área controlada por la coalición dirigida por los estadounidenses, donde, acusa a Moscú, los combatientes terroristas operan y están entrenados.

Terroristas estadounidenses entrenados y pagados

Sultan Aid Abdella Souda, arrestado como desertor por los servicios secretos del Ejército Árabe Sirio (EAS) cuando intentaba regresar al territorio controlado por el gobierno, dijo que en 2016 se unió al grupo yihadista Maghawir al-Thawra, después de haber sido entrenado por instructores norteamericanos en “actividades subversivas”.

En el testimonio, grabado en video por el ejército sirio, que lo puso a disposición de la prensa rusa y siria, Souda reveló que fueron los “estadounidenses” quienes planearon las operaciones y pagaron a los “militantes” un salario mensual de $ 500.

En cuanto a las armas, “no hubo problemas: nos las proporcionaron los mismos militares estadounidenses. Fueron importados a través de Arabia Saudita y Jordania ”, dijo el desertor de EAS, diciendo que fueron hechas en China o países de la OTAN.

“Después de ser entrenados por instructores estadounidenses, ellos [los terroristas] fueron enviados al Este, al Éufrates, para llevar a cabo acciones de sabotaje, especialmente en instalaciones petroleras e infraestructuras controladas por el gobierno, para intimidar a las personas y causar daño “, dijo Souda, citado por el portal fort-russ.com .

De al-Tanf a Hasaka e Idlib

Souda dijo que no sabía lo que sucedió, pero, en un momento, los estadounidenses “redujeron los fondos” y les dijeron a los yihadistas que “si querían ganar más, tenían que llevar a cabo operaciones fuera de la zona de 55 kilómetros” alrededor del base ilegal de al-Tanf.

“Algunos militantes han sido enviados a la provincia de Hasaka, otros a la provincia de Idlib”, agregó el ex coronel ahora detenido por las fuerzas de seguridad sirias, lo que deja en claro la participación de Estados Unidos en las fuerzas terroristas con las que EAS y sus aliados están luchando, con con vistas a la liberación del país levantino.

Según Sputnik, Souda desertó en 2013 como resultado de las amenazas contra su familia por parte de Daesh y, en 2016, comenzó a colaborar con el ejército de los EEUU, Convirtiéndose en el comandante de un punto de apoyo en al-Tanf. .

En diciembre de 2019, fue arrestado, por un período de 58 días, por usar su teléfono celular en el territorio de la base militar ilegal de EE.UU., que luego decidió abandonar con su familia, revela la misma fuente.

Fuente: www.abrilabril.pt

Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te podría gustar...

1 respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *