Anticorrupción desvela que el Estado español pagó sobornos a Arabia Saudí durante 25 años. Piden más de 20 años de cárcel para los encausados

La Fiscalía Anticorrupción ha llevado a cabo una investigación que concluye que a lo largo de 25 años, la empresa estatal española Defex, dedicada a la exportación de armamento, estuvo pagando sobornos a funcionarios de Arabia Saudí.

Así lo avanza El Mundo, que asegura que entre 1991 y 2016, cuando el gobierno de Rajoy liquidó la empresa ante el tamaño del escándalo que se avecinaba, Defex desvió más de 100 millones de euros con la finalidad de asegurarse contratos de exportación.

Se trataría de la mayor red de corrupción del Estado conocida hasta el momento, contando hasta 220 millones de euros con destino inapropiado, entre los cuales figurarían once contratos de venta de armamento con Arabia Saudí. También se investigan contratos en Angola, Egipto y Camerún.

Cabe recordar que Arabia Saudí, donde precisamente ahora se disputa la final de la Supercopa de España, es cliente del Estado español en ámbitos como las infraestructuras —por ejemplo el AVE— y la defensa, —por ejemplo corbetas de Navantia y armamento que supuestamente se usa en la guerra del Yemen.

Según el fiscal Conrado Sáiz, ha quedado acreditado que se pagaron sobornos a funcionarios saudíes en al menos 11 contratos y que uno de los beneficiarios fue el agregado militar en la embajada de Arabia Saudí en España entre 2005 y 2014, Al-Shamuary.

Denuncia de Nación Andaluza contra Juan Carlos I por el cobro de comisiones

El partido de izquierda independentista Nación Andaluza junto con la plataforma Motril en Común registraron una denuncia dirigida a la Fiscalía del Tribunal Supremo en agosto de 2018 pidiendo que se investigaran las cuentas bancarias de Álvaro de Orleans Borbón, presunto testaferro de Juan Carlos Alfonso Víctor María de Borbón y Borbón-Dos Sicilias, así como que se interrogara a Corinna zu Sayn-Wittgenstein sobre la cuenta o cuentas bancarias en la que Juan Carlos Alfonso Víctor María de Borbón y Borbón-Dos Sicilias podría haber percibido comisiones por la de la venta de armas a Arabia Saudí.

Esta denuncia se realizó en virtud de unas grabaciones supuestamente efectuadas por el comisario José Manuel Villarejo, y por el ex-presidente de Telefónica Juan Villalonga a Corinna zu Sayn-Wittgenstein, donde esta última relata presuntos fraudes fiscales y de blanqueo de capitales a través de varias cuentas bancarias en Suiza por parte de Juan Carlos I. En el comunicado publicado entonces señalaban que “las evidencias indican que Juan Carlos I ha podido lucrarse de manera totalmente opaca a través del cobro de comisiones ilegales por la venta de armamento a Arabia Saudí de la misma manera que en las grabaciones publicadas en la prensa se afirma tajante que lo hizo con la línea de alta velocidad Meca-Medina“.

De 20 a 29 años de cárcel

La Fiscalía Anticorrupción pide penas de entre 20 y 29 años de cárcel a ocho acusados vinculados a la empresa pública Defex, entre ellos el expresidente José Ignacio Encinas, por presuntas irregularidades en 11 contratos de suministro de material militar a Arabia Saudí entre 2005 y 2014 por más de 48 millones de euros.

A los ocho -Manuel Iglesias-Sarria, Ángel María Larumbe, José Ignacio Encinas, Fernando Aguilar, Álvaro Cervera, Verónica Luisa Blanco-Traba, Charles Ques Blandigneres y Paula Alexandra de Oliveira-, la Fiscalía les acusa de delitos de organización criminal, corrupción en las transacciones internacionales, malversación de caudales públicos, falsedad documental y, en algunos casos, también de blanqueo.

En su escrito de calificación, el fiscal Conrado Alberto Saiz pide además una multa de 45 millones de euros para la empresa Defex y de 29 millones para los ocho acusados, cifra a la que deberán sumar otras multas millonarias los cuatro acusados a los que también acusa de blanqueo.

Anticorrupción pide también que los exdirectivos de Defex Encinas, Iglesias y Aguilar indemnicen en concepto de responsabilidad civil a Defex, o en su caso a la SEPI -de la que depende-, con 11,9 millones de euros, mientras que Cervera y Blanco-Traba deberán hacerlo con 10,4 millones.

La Fiscalía, en su escrito de conclusiones que ha remitido al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, considera que entre 2005 y 2014 se obtuvieron once contratos con Arabia Saudí “conseguidos y ejecutados mediante el pago de comisiones ilícitas a autoridades y funcionarios públicos de ese país, aprovechándose de la absoluta falta de mecanismos y procedimientos de prevención de delito” en Defex.

“Para la consecución y ejecución de los contratos con el gobierno saudí la empresa pública Defex pagó comisiones a autoridades y funcionarios públicos a través de Álvaro Cervera, Carlos Ques Blandigneres y Paula Alexandra de Oliveira, y sus empresas”- Defence Development, Nytel Global y META-, “y de forma directa mediante los pagos realizados a la sociedad Ike Commercial y sus distintas variantes”, explica el fiscal.

Todas estas sociedades, prosigue, “carecen de una estructura y organización para realizar una actividad comercial salvo la de titular cuentas, emitir facturas y recibir los fondos de la empresa pública española para sí y para su distribución entre terceros”.

La Fiscalía sostiene que la forma “en que se comprometieron y ocultaron esas sumas de dinero indebidas, que fueron destinadas a terceros y a los acusados, fue a través de contratos de prestación de servicios y de consultoría entre la empresa pública Defex” y esas sociedades.

Para ello “acordaron comisiones concretadas en un porcentaje del precio de los contratos públicos, resultando en algún caso de un 20 % del valor del contrato, a cambio de unas prestaciones o servicios que sabían que eran inexistentes pero que permitieron crear una apariencia de realidad comercial y justificar los pagos realizados por la empresa pública”.

Este entramado societario también era uno de los canales para el reparto de los fondos apropiados de la empresa pública Defex, y se ha detectado que José Ignacio Encinas “percibió en Suiza y Mónaco 50.000,00 USD y 50.000,00 · (62.650,60 CHF), respectivamente, a través de una de sus sociedades instrumentales de Islas Vírgenes Británicas, Tabarka Corporation”.

Fuentes: www.insurgente.org / www.elmundo.es / www.laprovincia.es / www.businessinsider.es / www.nacionandaluza.org

Encuéntrame

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).
Carlos Ríos
Encuéntrame
Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *