Terrorismo patronal: Muere un trabajador de las obras del AVE en el Valle del Almanzora

Una nueva vida se cobró ayer el modo de producción capitalista en nuestro país. En concreto la de un trabajador de las obras de la Línea de Alta Velocidad (AVE) Murcia-Almería. El hombre, empleado de la subcontrata Ornamentales Paumar, ha fallecido cuando realizaba labores de limpieza y ha sido alcanzado “de forma accidental” por un árbol que se estaba talando a su paso por el término municipal de Cuevas de Almanzora, en Almería, según ha informado la Subdelegación del Gobierno.

Los hechos han ocurrido alrededor de las 9.40 horas de este lunes cuando, según ha informado a Europa Press el servicio unificado de emergencias 112 y el consorcio de Bomberos del Levante, el 061 ha reclamado una dotación de bomberos porque estaban atendiendo a un varón que había quedado atrapado por un árbol en la zona de Burjulú.

Fuente: Agencias

Encuéntrame

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).
Carlos Ríos
Encuéntrame
Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *