Éxito de la primera marcha por la unidad de Irlanda

Los compañeros de Breizh/Bretaña (Bretagne-info.org) nos envían este artículo sobre la marcha por la Unidad de Irlanda, llevada a cabo el fin de semana, en la cual hubo presencia de la solidaridad internacionalista bretona:

La perspectiva de restablecer una frontera más formal y física entre Irlanda del Norte y el resto de la isla con el Brexit está provocando muchos artículos y comentarios sobre la perspectiva del retorno de la violencia armada como la única alternativa.

Si bien esta violencia de resistencia nunca ha desaparecido realmente, es solo la forma más espectacular de la voluntad del pueblo irlandés de reunificar su país.

La tradición política militante y local está muy marcada por el militarismo, y las conmemoraciones de todo tipo son el ejercicio obligatorio de toda la reverencia republicana, que no puede resumirse solo en Sinn Féin.

Otras actividades y campañas políticas reciben poca atención de los principales medios, incluidos los medios militantes.

Por lo tanto, la manifestación que tuvo lugar este domingo 24 de noviembre entre Lifford y Strabane, reuniendo a más de 2000 personas que han anulado simbólicamente esta frontera extranjera existente entre los dos lugares, no tuvo mucho eco aquí.
Esta es la primera culminación de la campaña “Sí por la unidad” lanzada por nuestros compañeros  del Partido Socialista Republicano Irlandés (IRSP). En diciembre de 2018, en Belfast, en Falls Road, durante una reunión a la que asistieron activistas de izquierda independentista bretona, catalanes y escoceses, los activistas del IRSP expresaron su voluntad de organizar una campaña popular, multiforme, en la base, abierta a todos para llevar a cabo el deseo del pueblo irlandés de ser capaz de elegir su destino mediante el ejercicio de su derecho a la libre determinación a través de un referéndum.

Parte de los movimientos republicanos más vinculados a los grupos armados aún en actividad consideran inútil esta afirmación porque para ellos el poder militar ayudará a expulsar a la ocupación británica y derivan su legitimidad en la historia de resistencia a la ocupación, por otro lado, el Sinn Féin (partido republicano del ex IRA Provisional), favorece la participación en instituciones y en el juego electoral tradicional e integrado.

Finalmente, incluso entre quienes están a favor de una consulta, no todos están de acuerdo con el marco dentro del cual tendrá que celebrarse un referéndum. ¿En el contexto de lo que prevén los acuerdos del Viernes Santo que prevé una consulta fronteriza nebulosa? ¿Por iniciativa de la única “República de Irlanda”? ¿De una manera autoorganizada?

La movilización de este domingo en Strabane, no lejos del bastión republicano de Derry, sin duda ha ayudado a dar crédito a las tácticas del IRSP porque fue un evento familiar, popular, joven y unitario que pudo celebrarse, sin ningún incidente.

Muchos activistas de diversas sensibilidades y representantes electos de Sinn Féin y su organización juvenil estuvieron presentes, pero también asesores republicanos independientes fácilmente calificados como “disidentes” por la prensa, sindicalistas, y feministas, todos con banderas escocesas, catalanas, gallegas y bretonas para marcar el hecho de que esta demanda de una Irlanda reunificada es parte de un movimiento global por la democracia en Europa, y debe ser llevada a cabo por aquellos interesados en dar contenido social a reunificación.

Como para hacerse eco de esta exitosa movilización de la plataforma “Sí por la unidad”, una encuesta indicó el 24 de noviembre que el 51% de los irlandeses en el sur quieren un referéndum sobre la unidad de Irlanda. Una encuesta que también indica que en el grupo de edad de 18-24 años es el 70% de los encuestados que validan esta opción.
Por lo tanto, es un excelente comienzo de la campaña para volver a colocar la soberanía popular y el progreso social en el centro del debate sobre la reunificación irlandesa el que tuvo lugar este domingo 25 de noviembre. Incluso si el debate sobre el marco en el que se llevará a cabo este referéndum, es probable que alimente los intercambios entre las diferentes tendencias del republicanismo.

Encuéntrame

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).
Carlos Ríos
Encuéntrame
Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *