Comunicado de apoyo al pueblo Boliviano del Sindicato Unitario de Andalucía

Se ha consumado un nuevo golpe de estado imperialista del gobierno de los USA con el apoyo de las derechas fascistas de cada país que quiere intervenir, o al revés la derecha fascista, cuenta con el apoyo de los USA, enmascaran un golpe de estado en nombre de “SU DEMOCRACIA” y en defensa de la población.

En esta ocasión, le ha tocado a Bolivia y a su legítimo presidente Evo Morales. La fórmula es la de siempre, repetida
hasta la saciedad, un presidente que da voz y derechos a su pueblo, un pueblo que no contaba para nada hasta la llegada al poder mediante legítimas elecciones de Evo. Fomentan la educación y los derechos sociales para los más desfavorecidos y limita los beneficios de las trasnacionales europeas y sobretodo estadounidenses loque  automáticamente lo convierte en dictador.

La historia como dijimos no es novedosa, desde las armas de destrucción masiva de Hussein, pasando por Gadafi, Maduro, Irán, Siria…

La comunidad internacional, mirando arrodillada las atrocidades de los USA, sumisa y cómplice necesaria para que el golpe se legitime.

Siempre hay algo con lo que no cuentan los estadistas de wall-street, los carroñeros del FMI, ni los buitres del banco mundial, que los estados lo forman no solo empresarios corruptores y políticos corruptos, que hay estados en América Latina y el arco Mediterráneo oriental en el que el pueblo está empoderado, que el pueblo no tiene miedo y se revela, se pone en contra del verdadero dictador, el imperialismo y sus secuaces.

Un pueblo empoderado nunca será derrotado, acostumbrados como están a someter a poblaciones sumisas como las europeas, miedosas y enajenadas en la identificación del enemigo, las derrotas que sufre el imperialismo no son contadas como sus “victorias”, ejemplo de Cuba con más de 60 años de embargo imperialista a pesar de que en la propia ONU se vota por mayoría el levantamiento del mismo, contrarrestado por el derecho a veto de los USA y apoyado por el gobierno sanguinario de Israel o Venezuela que lleva soportando injerencias yanquis desde hace años, o el intento de derrocamiento de Bashar al-Ásad.

No, Evo Morales no ha dimitido, después de que tuviera que decidir entre guerra civil y muerte de su población o poner tierra y tiempo de por medio, ha elegido lo segundo mientras lo apuntaban con un fusil en la cabeza, pero está el pueblo boliviano, los indígenas que están por encima del propio Evo y de los intereses yanquis.

Apoyo al pueblo indígena boliviano y a su legítimo presidente.

Sindicato Unitario de Andalucía

Encuéntrame

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).
Carlos Ríos
Encuéntrame
Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *