Ucrania: La Rada prohíbe los comunistas por “totalitarios” y legaliza la ultraderecha filo nazi como “luchadores por la independencia”

Ucrania ya no tiene partidos comunistas, al menos dentro de la legalidad. Ni el tradicional Partido Comunista de Ucrania, fundado en 1993 el derrumbe de la Unión Soviética, ni el Partido Comunista (renovado) ni el Partido Comunista de los Trabajadores y Campesinos de Ucrania podrán a partir de ahora realizar actividades pública o presentarse a las elecciones.

El Gobierno que encabeza el primer ministro Arseni Yatseniuk aprobó el jueves de la pasada semana una ley que equiparaba el comunismo y el nazismo. En consecuencia, prohíbe todo tipo de propaganda y exhibición de símbolos de cualquiera de estas dos ideologías. Por esta ley, también todos los monumentos que honran a los líderes de la antigua Unión Soviética deberán ser destruidos, las calles tampoco podrán llevar sus nombres.

El jefe del Consejo de Seguridad y Defensa del país, Alexánder Turchínov, ha informado que el ministerio de Justicia ha dictado una orden que impide al Partido Comunista de Ucrania y a otras dos formaciones políticas comunistas de participar en las elecciones o en la vida política de la nación. Mayoría absoluta en la Rada Suprema, el Parlamento del país.

El Gobierno aplica así una decisión tomada el pasado abril por la Rada Suprema, órgano legislativo de Ucrania. La norma había sido presentada por el mismo presidente Yatseniuk, y recibió el apoyo de 254 diputados de los 423 que hay en la cámara. Esa ley prohibía la negación pública del carácter criminal de los sistemas comunista y nazi, además de obligar al Estado a investigar los crímenes cometidos durante la presencia en Ucrania de estos regímenes.

Paradójicamente, la ley legalizaba todas las organizaciones que lucharon contra los soviéticos durante la Segunda Guerra Mundial, incluidas las ultraderechistas que prestaron colaboración a los nazis, a las que califica de “luchadores por la independencia en el siglo XX que cumplieron un papel esencial en la restitución del Estado ucraniano”.

Tras la aprobación de esta ley, que formaba parte de un paquete legislativo que pretendía erradicar cualquier vestigio comunista colocándolo en el mismo plano que el nazismo, se creó una comisión para estudiar las tres formaciones políticas mencionadas.

El ministro de Justicia, Pável Petrenko explicó que el Partido Comunista de Ucrania no cumple “ni por su actividad, nombre, símbolos, programa y estatutos” las exigencias de la ley sobre condena de regímenes totalitarios comunistas y nacionalsocialistas. Petrenko calificó este día como histórico y declaró que la “sociedad nunca más sería engañada por los representantes de estos partidos”.

Esta decisión política se enmarca dentro del grave conflicto que enfrenta a Ucrania con Rusia. El Partido Comunista de Ucrania siempre ha estado considerado como una “longa manus” defensora de los intereses rusos. De hecho, forma parte de una organización que aglutina a los antiguos partidos comunistas de los distintos territorios de la antigua Unión Soviética.

Rusia ya había condenado las intenciones del gobierno Ucraniano de poner en el mismo plano a los comunistas y a los nazis. el comisionado del ministerio ruso de Exteriores para los derechos humanos, Konstantin Dolgov, calificó este propósito de “postura cínica”, y acusó a la Unión Europea y EEUU de lavarse las manos ante una violación de derechos legítimos de muchos ciudadanos.

(Fuente: La Información)

Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Francisco Campos

Nació en Sevilla en 21 de julio de 1958. Trabaja como administrativo. Es autor del libro "La Constitución andaluza de Antequera: su importancia y actualidad" (Hojas Monfíes, 2017).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *