Trump afirma que permanecerá en Irak y la usará como base para actuar en Siria. La resistencia iraquí declara que les expulsarán

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien ha viajado Irak por sorpresa para visitar a las tropas allí estacionadas, ha defendido su decisión de retirar las tropas norteamericanas de Siria y ha insistido en que esta medida cuenta con el apoyo de la gran mayoría del público de Estados Unidos. Del mismo modo, ha recordado que ya, desde un principio, la presencia estadounidense en Siria no iba a ser permanente, por lo que su determinación de retirar a los efectivos de EE.UU. es algo lógico.

Por contra, ha asegurado que piensa mantener las tropas estadounidenses en Irak y que esto le permitiría a EE.UU. actuar en Siria de nuevo si fuera necesario. “Estados Unidos se quedará en Irak. De hecho, podríamos usar esto como una base para hacer algo en Siria” si fuera necesario, ha dicho este miércoles el mandatario estadounidense durante un discurso ante uniformados de EE.UU. desplegados en el territorio iraquí.

Además, ha vuelto a urgir a los países de la región y a los aliados de EE.UU. a hacer más, para luego asegurar que no permitirá que la nación norteamericana siga gastando dinero en conflictos en terceros Estados y afirmar que Estados Unidos no puede seguir siendo el policía del mundo. “(Los aliados de EE.UU. y los países de la región) van a tener que trabajar mucho por sí mismos (…), ya que Estados Unidos no puede continuar siendo el policía del mundo”, ha insistido.

Los movimientos de la resistencia iraquí forzarán a EEUU a retirar sus tropas

El Movimiento de Resistencia Islámica de Irak (Kataib Hezbolá) asegura que obligará a EE.UU. a replegar a sus fuerzas militares del país árabe. El portavoz de Hezbolá de Irak, Yafar al-Huseini, subrayó la misma jornada que el movimiento pondrá fin a la presencia de las fuerzas estadounidenses en el país árabe.

La visita sorpresa de Trump a la base militar en la provincia occidental iraquí de Al-Anbar, fronteriza con Siria, pone de manifiesto que el magnate republicano no sentía seguridad para anunciar su viaje, agregó Al-Huseini. Por otro lado, el vocero de Hezbolá hizo hincapié en que la decisión para la salida de los militares estadounidenses de Irak no está en manos de Trump, sino que lo decidirá el pueblo y el Parlamento iraquíes.

En otra parte de sus afirmaciones, Al-Huseini hizo alusión a las afirmaciones del jefe de la Casa Blanca respecto a usar Irak para actuar en Siria, si fuera necesario, para después recalcar que Hezbolá impedirá que el presidente estadounidense materialice su objetivo.

Por su parte, Qais al-Jazali, líder de la milicia iraquí Asaib Ahl al-Haq, una facción de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), ha señalado que el Parlamento iraquí ha votado para expulsar a las fuerzas estadounidenses de Irak o, de lo contrario, la milicia y otras personas las expulsarán por “otros medios”.

Las fuerzas populares de Irak exigen la retirada de las tropas de EE.UU. de suelo iraquí y ‎advierten de que, si no se van, los tratarán como a “invasores”.‎ El líder de Asaib Ahl al-Haq asegura que el único modo en que las fuerzas estadounidenses podrían permanecer en Irak sería con el permiso del Parlamento iraquí. De lo contrario, las tropas estadounidenses deben abandonar Irak lo antes posible, porque su presencia no es necesaria ni grata.

La retirada de EEUU, un golpe de gracia a los proyectos israelíes contra Siria

La decisión del presidente de EEUU de retirar las tropas de Siria equivale a un golpe de gracia contra todos los proyectos de Israel contra Siria, señalan medios israelíes. Estos últimos incluían el derrocamiento del presidente sirio, Bashar al Assad, y la división de Siria por medio de la creación de un estado kurdo en el noreste de ese país. A juicio de dichos medios, dicha decisión fortalece fortalece la posición de Rusia, Irán y Turquía en Siria.

Netanyahu ya no podrá llevar a cabo su plan para “expulsar a las fuerzas iraníes de Siria”, señala Shimon Shiffer, un comentarista del diario Yedioth Aharonot. Él señaló que Netanyahu contaba con que EEUU permanecería en Siria para servir los intereses de Israel, pero ahora parece que los intereses israelíes no van a ser tomados en consideración por nadie, si tenemos en cuenta la crisis de la entidad sionista con Rusia por el derribo del Il-20 y la retirada de EEUU de Siria.

El Canal 12 de la televisión israelí señaló que la decisión norteamericana de retirarse de Siria era una victoria para el presidente sirio, Bashar al Assad, Irán y Rusia y significaba un reconocimiento de la derrota de EEUU en ese país. El periódico Yediot Arahonot dijo que Netanyahu intentó “por todos los medios convencer a Trump de que abandonara esta decisión, pero este último se negó, pese a que el propio Netanyahu había calificado a Trump como “el presidente más pro-israelí”.

Por su parte, la oposición israelí ha señalado que la retirada de EEUU era “un signo del fracaso de la política de Netanyahu” en Siria. La líder de la oposición, Tzipi Livni, ha señalado que la retirada estadounidense supone “un fracaso político y de seguridad” para el primer ministro israelí.

Trump afirma que Israel sabrá defenderse con apoyo milmillonario que recibe

Desde que Trump hizo saber el 19 de diciembre su decisión de retirar de inmediato a los militares norteamericanos de Siria, el primer ministro israelí se ha pronunciado varias veces al respecto. Netanyahu ha amenazado una y otra vez con redoblar los “actos agresivos” en contra de Siria para impedir el aumento de la influencia y la “presencia militar” de Irán en el país árabe.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, asegura que Washington “va a tratar con gran cuidado a Israel” tras la retirada de las tropas estadounidenses de Siria. Durante la visita sorpresa que hizo el miércoles a Irak, el magnate neoyorquino confirmó que anualmente Estados Unidos provee una ayuda financiera de 4500 millones de dólares a Israel para garantizar su seguridad, por lo que “va a ser bueno”, pese a la salida de los militares norteamericanos del territorio sirio.

“Hablé con Bibi (apodo del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu). Le dije a Bibi, sabes que le damos a Israel 4500 millones de dólares al año. Y ellos sabrán defenderse muy bien”, enfatizó el inquilino de la Casa Blanca mientras reconoció que Washington está suministrando mucho más que eso a los israelíes “Sí miran los libros”, alardeó.

Estados Unidos comienzó el pasado octubre la entrega del paquete de ayuda militar a Israel valorado en más de 38 000 millones de dólares, anuncian las autoridades estadounidenses. La portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Heather Nauert, anunció entonces del acuerdo concretado en el año 2016 entre Israel y EE.UU., según el cual, Washington pagaría en el curso de 10 años al régimen de Tel Aviv unos 38 mil millones de dólares en el marco de un paquete de ayudas militares.

Estados Unidos pretende que por el medio de este paquete de ayudas —aprobado por la Administración del expresidente Barack Obama— aumentar en gran medida el poderío militar de Israel para poder hacer frente a sus adversarios en la región. “Estados Unidos reitera el derecho de Israel para defenderse. Este convenio es una muestra de nuestro compromiso con la capacidad de Israel para defenderse frente a sus adversarios regionales mediante una ventaja militar cualitativa”, se lee en el documento publicado por Nauert.

También, insistió en la importancia de este acuerdo, Washington persiste en su compromiso con el régimen israelí y asegura que las ayudas de Estados Unidos a Israel siempre continuarán y asegura que EE.UU. nunca dejará solo al citado régimen.

(Fuente: Hispan TV)

Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Francisco Campos

Nació en Sevilla en 21 de julio de 1958. Trabaja como administrativo. Es autor del libro "La Constitución andaluza de Antequera: su importancia y actualidad" (Hojas Monfíes, 2017).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *