Yemen: Continúan en Kuwait contactos para la paz

El enviado especial de la ONU para Yemen, Ismail Ould Cheikh Ahmed (foto adjunta), aseguró ayer que delegados del gobierno depuesto de ese país y del movimiento rebelde Ansar Allah y sus aliados continúan las conversaciones indirectas en Kuwait.

Cheikh Ahmed subrayó la importancia de la actual fase de contactos de los representantes del presidente yemenita, Abd Rabbo Mansour Hadi, con los de la agrupación insurgente chiita y los del Congreso General del Pueblo (CGP), el partido del exmandatario Alí Abdulah Saleh, que apoya el alzamiento houthi.

Según el diplomático mauritano, las pláticas son clave para compartir distintos puntos de vista y resolver temas que pueden poner fin a la guerra en la nación más pobre del mundo árabe. Asimismo, llamó a todas las partes en conflicto a tomar en consideración el sufrimiento de los ciudadanos yemenitas afectados por la beligerancia, agravada luego de que Arabia Saudita lanzó una campaña de bombardeos aéreos el 26 de marzo de 2015 bajo el nombre de Operación Tormenta Decisiva.

Semanas después, el reino wahabita rebautizó su ofensiva en apoyo a Hadi como Operación Restauración de la Esperanza, a la que se sumaron una decena de países árabes e islámicos, sobre todo los demás miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG).

Fuentes cercanas al emisario de la ONU negaron el sábado reportes de prensa sobre una segundad suspensión de las conversaciones de paz, después de la del pasado fin de semana cuando los delegados gubernamentales se retiraron en protesta por un ataque de Ansar Allah contra la base militar Al-Amaliqa.

“Es normal que las sesiones de consultas puedan sufrir algunas dificultades, pero continúan”, indicó un portavoz al reconocer divergencias entre los negociadores sobre algunos puntos de la agenda.

La semana pasada, Cheikh Ahmed recibió dos documentos que contenían las visiones de cada parte para asuntos políticos y de seguridad, la retirada de los rebeldes de las localidades que dominan, la entrega de las armas y la liberación de prisioneros, entre otros.

Para los sublevados contra Hadi el mayor obstáculo para la paz en la posición de prepotencia que afirman mantienen Arabia Saudita y sus aliados al exigir el absoluto cumplimiento de la resolución 2216 de la ONU que estipula su repliegue y desarme como prerrequisito para iniciar un diálogo político.

Riad, además, demanda que se implemente la llamada Iniciativa del Golfo, adoptada en 2011, su mecanismo ejecutivo aprobado con posterioridad, y los acuerdos de unas sesiones previas de conversación inter-yemenita.

Delegaciones yemenitas debaten de política y seguridad

Los representantes de las partes beligerantes en Yemen discutieron hoy en esta capital vías de avanzar en temas de política, seguridad y prisioneros y detenidos, mientras el mediador de la ONU pidió a todos hacer concesiones.

Tras un aplazamiento anunciado el domingo, los delegados del gobierno del presidente yemenita, Abd Rabbo Mansour Hadi, del movimiento insurgente Ansar Allah y sus aliados del partido Congreso General del Pueblo (CGP) retomaron los contactos acerca de cuestiones consideradas medulares.

Según fuentes cercanas al enviado especial de la ONU para Yemen, Ismail Ould Cheikh Ahmed, hubo “algunas diferencias entre las partes” y se debió posponer para hoy a fin de propiciar acercamientos entre los negociadores y evitar un descarrilamiento de los esfuerzos de paz.

Cheikh Ahmed enfrenta aún muchos desafíos debido a que la delegación gubernamental y las de sus adversarios siguen atrincheradas en sus respectivas visiones y ello impide formular un “marco estratégico general” que incluya propuestas de todas las partes para solucionar la crisis.

Por lo mismo, el diplomático urgió hoy a los beligerantes a hacer concesiones para salvar las conversaciones de paz y poner fin a la guerra iniciada hace 13 meses por Arabia Saudita en defensa de lo que denomina legitimidad constitucional, o sea, restituir a Hadi en la presidencia.

Según la ONU, más de seis mil 400 personas han muerto y 2,8 millones se vieron obligadas a abandonar sus hogares en poco más de un año de bombardeos y combates de la coalición encabezada por Riad contra Ansar Allah y un sector del ejército yemenita leal al expresidente Alí Abdulah Saleh, líder del CGP.

La exhortación de Cheikh Ahmed se produjo después de fracasar una sesión de pláticas cara a cara y que los delegados gubernamentales se quejaran de falta de progresos, al tiempo que los insurgentes protestaron por la continuación de los bombardeos aéreos de la coalición árabe  que lidera Riad.

Desde el comienzo de las pláticas en Kuwait, sólo hubo una sesión de conversaciones directas, y ayer el mediador de la ONU pidió a las partes “reflexionar sobre las aspiraciones del pueblo yemenita y hacer concesiones para sellar una solución pacífica integral” que acabe con el conflicto.

El emisario del secretario general de la ONU contactó por separado con cada participante y apeló a la cooperación, mientras el ministro kuwaití de Relaciones Exteriores, jeque Sabah Khaled Al-Sabah, recibió a las dos delegaciones junto a embajadores de 18 países que avalan las negociaciones.

El canciller y jefe de la comitiva del gobierno, Abdulmalek al-Mikhlafi, alegó que en aras de la paz aceptaron todas las propuestas para progresar en las pláticas iniciadas el 21 de abril, pero “tres semanas después, no tenemos nada en nuestras manos porque la otra parte ignoró sus compromisos”.

Hizbulah acusa a Arabia Saudita de bloquear paz en Siria y Yemen

El secretario general del movimiento Hizbulah (Partido de Dios), jeque Hassan Nasrallah, acusó nuevamente a Arabia Saudita de torpedear las conversaciones de paz en Siria y Yemen, y alertó del peligro que enfrenta hoy la región.

“Arabia Saudita está intensificando sus contactos con Israel”, aseveró Nasrallah en una comparecencia televisiva, en la cual denunció que “un príncipe clave de la familia gobernante se reunió hoy (el viernes) con personalidades sionistas”.

Según el líder de la agrupación de la Resistencia libanesa, esas comunicaciones “han empezado a emerger y en Arabia Saudita ellos están preparando la atmósfera para mejorar los contactos con Israel”, al que consideró el más beneficiado por la convulsión que atraviesa el mundo árabe. Asimismo, afirmó de modo categórico que la monarquía Al-Saud busca socavar las conversaciones de paz de Ginebra y Kuwait destinadas a resolver las crisis en Siria y Yemen, respectivamente.

El reino wahabita, remarcó Nasrallah, “realiza esfuerzos para una escalada de la situación sobre el terreno en Yemen, más que para preservar el cese del fuego, mientras para Siria, Arabia Saudita está presionando fuertemente para dañar todos los tipos de alto el fuego, especialmente en Alepo”. Incluso, prosiguió, Riad “trata de torpedear las negociaciones a fin de lograr sus metas. En Kuwait, está intentando imponer términos de rendición, pero la respuesta yemenita fue clara: Venimos a negociar, no a rendirnos”.

En su discurso el clérigo chiita indicó que en Ginebra, la delegación de la oposición siria, que está subordinada a Riad, da largas y luego acude a las negociaciones y dice “Cédannos el poder”.

Tras calificar de mercenarios a los opositores al presidente Bashar Al-Assad, se preguntó si, en el hipotético caso de tomar el poder en Siria, serían capaces de impedir que caiga “en las manos de (el Frente) Al-Nusra (afiliado a Al-Qaeda) y el DAESH (nombre árabe del Estado Islámico)”.

Nasrallah aseveró que ni los que han estado luchando en Yemen durante un año ni los que combatieron en Siria desde hace cinco, están dispuestos a arrodillarse, rendirse o poner sus vidas a merced de Al-Qaeda y Al-Nusra.

(Fuente: Prensa Latina)

Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Francisco Campos

Nació en Sevilla en 21 de julio de 1958. Trabaja como administrativo. Es autor del libro "La Constitución andaluza de Antequera: su importancia y actualidad" (Hojas Monfíes, 2017).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *