Asesinato a Antonio Chacón Ferral, andalucista revolucionario

Cuando:
16/10/2020 todo el día
2020-10-16T00:00:00+02:00
2020-10-17T00:00:00+02:00

Antonio Chacón Ferral nació en Jerez de la Frontera en 1886, y murió asesinado por las tropas fascistas el 16 de octubre de 1936, al igual que otros andalucistas revolucionarios como Blas Infante o Antonio Ariza Camacho. Era escritor, andalucista revolucionario y flamencólogo.

Nacido en el seno de una humilde familia, Antonio Chacón Ferral vio la luz por primera vez en el barrio de Santiago de Jerez de la Frontera el 29 de Enero de 1886. Su padre, Antonio Chacón Gutiérrez, jerezano, albañil y de origen serrano –su padre nació en Benaocaz- había casado años antes con Mercedes Ferral Ortega, también natural de Jerez. Su hermana Manuela vendría al mundo dos años después que Antonio. Tras una infancia especialmente dedicada a los estudios, la juventud le hace implicarse en temas sociales y comienza a conocer el andalucismo revolucionario junto a la figura de Blas Infante, cuando hacia los comienzos del año de 1907.

A principios de 1909 Antonio Chacón ya tiene decidido emigrar a la lejana Argentina como tantos andaluces anhelando unas perspectivas sociales y personales que la opresión nacional del país andaluz le negaban. Buscando recursos, sus amigos más allegados le organizan un festival en el Teatro Eslava.

Ya, por estas fechas había nacido su labor intelectual cuando comienza con apenas 21 años a escribir colaboraciones desde Madrid en los periódicos jerezanos “El Guadalete” o “Diario de Jerez”. En dicha función teatral se interpretan la pieza cómica en verso “la Cripta”, o el sainete “El Contrabando”, ambas originales de nuestro protagonista. En su ciudad natal, antes de partir escribe una de sus primeras obras literarias, “Coral”, un ensayo de novela andaluza, fechada en 1907, y un año más tarde el monólogo titulado “El voto falso”.

En Argentina, donde desarrolló una importante labor social, cultural y literaria, fundando la Liga Regionalista Andaluza y la revista Bética, aunque antes de marcharse publica en Jerez sus primeros trabajos en la década de 1910. Firmaba sus escritos como An-Cha-Fe.

Calle Antonio Chacon Ferral 01 Jerez.jpg

También compone poemas reivindicando figuras históricas cercanas al pueblo que le vio nacer: “(…)

Peregrino, si pasas algún día

por la tierra de encantos soberanos,

copia del Paraíso: Andalucía,

no preguntes por él a sus hermanos;

Que la flor del aroma del olvido,

que en los jardines de lo ingrato medra,

sobre su santo nombre ya ha tejido

un manto oscuro, cual tupida yedra.

Y acaso digan, para asombro y pena;

que Alvar Núñez, el justo y el austero,

fue un señor…cuyo nombre no les suena…

¡Quizás un viejo cómico… extranjero¡”.

En la prensa argentina son muchas las ocasiones donde colabora antes de su regreso definitivo a tierras jerezanas, pero no olvida su obra literaria y poética. En 1927 publica “El látigo de Jesús“ y en 1929 “El Emir de Bobastro“, de claras reminiscencias históricas nacionales andaluzas.

En diciembre 1932 vuelve a Andalucía y se instala en su ciudad natal, colaborando con el Ateneo Jerezano. Cultivó la amistad de Blas Infante. Poco después de la Asamblea de Córdoba de 1933 en la que participó nacía en Sevilla la Federación Autonomista de Municipios Andaluces (FADMA). Blas Infante lo puso al frente de la Federación Autonomista de Municipios Andaluces, FADMA, desde el primer momento creyendo en su capacidad organizativa y constante trabajo. Consideraba “un compañero desde los primeros instantes en la lucha por la restauración de Andalucía”.

En Jerez, las adhesiones a la causa andalucista y jerezanista, las recibiría, Antonio Chacón, ya secretario, en la calle Duque de Almodóvar nº 60 (Calle Larga actual), primera sede de la FADMA en su ciudad natal. La llegada al poder en Noviembre de 1933 de las derechas agrupadas en la CEDA supondrá un aumento de obstáculos a los procesos autonómicos, pero Blas Infante, Chacón y otros correligionarios seguirían en la brecha con una incesante actividad, como lo demuestra la reunión
celebrada en Sevilla a fines de dicho año, donde el jerezano participaría en la comisión directora junto a Ricardo Majó, señorita María del Pilar Serrano, M. Labavidy, Isidro de las Cajigas, Juan Álvarez Ossorio, Enrique Romero Santibáñez, Rafael
Benítez Alcalá y Joaquín Sivianes de Vega.

El día 28 de Junio de 1936 tuvo lugar en Jerez un acto de afirmación andalucista en plena campaña por el Estatuto de autonomía  de Andalucía en el local del núcleo jerezanista, donde intervino Blas Infante y que presidió el Teniente de Alcalde, Juan Taboada. Después del presidente, habló Antonio Chacón Ferral, y el señor Infante, quien hizo una exaltación de Andalucía y de los ideales liberalistas andaluces.

El 12 de Julio de 1936 la Comisión Propagandística del Estatuto Andaluz, con Infante a la cabeza y Antonio Chacón Ferral celebraron el último acto andalucista en nuestra provincia, el de izar la bandera verde y blanca en el balcón del Ayuntamiento de Cádiz.

Al poco de su vuelta de Argentina es nombrado Inspector Jefe de los Servicios Municipales, entre cuyos trabajos se encuentra el control de la policía municipal y rural. Sería destituido de sus funciones por la llegada al gobierno municipal de la CEDA, pero con el triunfo del Frente Popular, volvería a hacerse cargo del mando pleno de las fuerzas de la inspección-Jefatura desde el 21 de febrero de 1936. En el ejercicio de este cargo encarceló, en 1934, a varios miembros de la Falange.

Ferral 01w.jpg El día 16 de Octubre de 1936 sería asesinado, corriendo la misma suerte que su compañero Blas Infante y tantos otros andalucistas revolucionarios. Contaba cincuenta años.
Estaba casado con Carolina Barroso Ramírez con la que tuvo un hijo, Antonio Chacón Barroso, que se vió obligado a marchar a la Argentina cuando iba a ser reclutado para combatir en el ejercito franquista durante la Guerra Civil. Las nietas de Antonio, como la descendencia de éstas viven actualmente en la Argentina.

Obras:

  • Coral. Ensayo de novela andaluza. Imp. Hurtado. Jerez, 1907.
  • El voto falso. Monólogo. Imp. Hurtado. Jerez, 1908.
  • Azulejo moruno (poesías). Imp. Rosso. Buenos Aires, 1920.
  • El caso de Frau Juan de Gorza. Buenos Aires, 1923.
  • Caminito abajo. Imp. Ruiz Hnos. Buenos Aires, 1926.
  • El látigo de Jesús. Imp. Bética. Buenos Aires, 1927.
  • El emir de Bobastro. Editorial Hispano-Argentina. Buenos Aires, 1929. Ferral 02.jpg
Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *