Grupos fascistas ucranianos buscan un colapso energético en el Donbass

carbon donbass

Grupos fascistas impiden el paso del carbón producido en Donbass, un hecho que podría dejar sin electricidad a buena parte de la región en pleno invierno. Pese a las acciones bélicas lanzadas por las tropas ucranianas contra Donetsk y Lugansk, en violación de los acuerdos firmados en Minsk hace dos años, esas repúblicas continúan la extracción de carbón.

Ucrania está al borde de un colapso energético a causa del bloqueo orquestado por grupos ultranacionalistas en las vías férreas por donde se transporta el carbón producido en Donbass, reseña Prensa Latina. Las autoridades ucranianas debieron reconocer que de los 24 millones de toneladas de carbón necesarios al año para mantener en funcionamiento las termoeléctricas del país, nueve millones proceden de las minas situadas en Donbass.

Las autoridades ucranianas reconocieron que de los 24 millones de toneladas de carbón necesarios al año para mantener en funcionamiento las termoeléctricas del país, nueve millones proceden de las minas situadas en la región de Donbass, bajo el control de las repúblicas populares de Donetsk y Lugarnsk.

Sin tomar en cuenta las consecuencias económicas y sociales de sus acciones, los grupos fascistas levantaron barricadas en las líneas de ferrocarril para impedir el paso de vagones cargados de carbón. Además, los radicales que se enfrentaron en su momento a la policía local, también interrumpieron el paso a los escasos camiones que transportan mercancías a las repúblicas de Donetsk y Lugansk.

El director interino de la empresa Ukrenergo, Vsevolod Kovalchuk, reconoció la gravedad de la situación que se registra actualmente en una reunión del Estado Mayor Anticrisis, donde advirtió sobre la necesidad de poner fin al bloqueo de los extremistas. “Ahora contamos con una reserva de 842.000 toneladas de carbón, mientras que a diario se necesitan unas 30.000 toneladas; por ello, apenas queda material para 40 días”, advirtió.

Estado de emergencia energética

Por su parte, el ministro ucraniano de energía, Igor Nasalik, señaló que su entidad ya preparó una disposición para declarar el estado de emergencia energética. Nasalik reconoció que su país puede entrar en una situación de colapso energético en un plazo de 15 días, lo cual implicaría limitaciones en el suministro de electricidad en momentos donde se registra en la zona un fuerte invierno polar que ha dejado decenas de víctimas en Europa y Asia.

Los fascistas argumentan como pretexto para realizar los bloqueos el supuesto contrabando que acompaña al paso del carbón al resto del territorio ucraniano, proveniente de Donbass. El servicio de seguridad ucraniano calificó de ilegal la tranca y la fiscalía amenazó con condenas por esas prácticas.

Las acciones de los fascistas están en sintonía con el Euromaidán, nombre dado a una serie de manifestaciones y disturbios de índole ultranacionalista que se produjeron en Ucrania en 2014, las cuales provocaron el derrocamiento del presidente electo Víktor Yanukóvich. Las manifestaciones fueron respaldadas por la Unión Europea y Estados Unidos. En los sectores de la oposición habían fuerzas abiertamente xenófobas, fascistas y neonazis.

Hubo una intromisión de líderes políticos europeos y de EEUU, tales como el senador John McCain y la número dos para ese entonces del Departamento de Estado, Victoria Nuland, quienes se pasearon por las calles de Kiev repartiendo alimentos, llamando a la resistencia y a derrocar al gobierno democráticamente electo.

El bloqueo llevado a cabo por paramilitares vestidas de camuflaje

Cuando en el otoño de 2015, los radicales ucranianos hicieron explotar las líneas de alta tensión que suministraban electricidad a Crimea, Kiev miró para otro lado. Pero ahora que los radicales han bloqueado el suministro de carbón de la RPD a Ucrania, Kiev está preocupado. Y no es de extrañar, los actos de los nacionalistas ucranianos amenazan con privar a sus compatriotas de electricidad en pleno invierno.

Según afirmó Anna Zykova, portavoz de la oficina regional, la Fiscalía ucraniana ha iniciado un procedimiento criminal por el bloqueo de las líneas ferroviarias de la región de Lugansk. Según explicó, 55 personas paramilitares vestidas de camuflaje, entre ellos Semen Semenchenko, Pavel Kostenko, Taras Pastuj y Vladimir Parasiuk, se habían posicionado en el kilómetro 41. En las vías del tren colocaron una barrera (foto inferior adjunta).

Hasta ahora, este tipo de actos se había investigado según la primera parte del Artículo 279 del Código Penal de Ucrania. “Bloqueo del transporte por medio de la instalación de obstáculos que impiden el trabajo normal del transporte. El castigo previsto es de una multa de entre 50 y 150 salarios mínimos o hasta dos años de trabajos forzados o hasta seis meses de prisión o libertad condicional hasta 3 años”, explicó Zykova.

bloqueo

Bloqueado el camino a Schastye

El 26 de diciembre era la fecha límite del ultimátum planteado por un grupo de participantes en la operación antiterrorista liderado por Semen Semenchenko a las autoridades. Tras ello, el diputado amenazó: “los veteranos comenzarán las operaciones de bloqueo del comercio de los territorios ocupados, con el que ganan millones los líderes de las llamadas RPD/RPL y oficiales y oligarcas «ucranianos»”. Los organizadores prometieron que el bloqueo se mantendrá hasta “la liberación de todos los prisioneros” en Donbass. El bloqueo afecta principalmente al comercio de carbón entre las Repúblicas de Donbass y Kiev, esencial para la producción de energía en las plantas térmicas ucranianas. El dinero de ese comercio de carbón es también esencial para las repúblicas no reconocidas.

En respuesta, el ministro de Economía, Stepan Kubiv, advirtió que el embargo únicamente perjudicaría a la población local que vive en condiciones de extrema dificultad. El presidente del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional, Oleksandr Tuchinov, por su parte, prometió que no permitiría que se instalaran puestos de control improvisados. Pero Turchinov cometió un error. El primer puesto de control ya había aparecido el día anterior. Los veteranos de ATO habían bloqueado la línea Lugansk-Lisichansk-Popasnaya en la zona de Gorskoye-Zolotoye. Incluso le han dado un nombre: “Bogdan Redut”. La primera víctima del bloqueo fue un vagón vacío que circulaba hacia la RPL. Según Semenchenko, tras parar el tren, los veteranos se hicieron con material de soldadura para soldar las vías. Semenchenko añadió, orgulloso, que “empleados del ministerio del Interior, agentes de frontera y del SBU apoyan los actos de los veteranos”. Como informó UNIAN, los veteranos de ATO planean continuar bloqueando otras líneas ferroviarias.

“Desde el 15 de enero, antiguos soldados de los batallones voluntarios Donbass y Aidar, dirigidos por el diputado Semen Semenchenko, nos advirtieron que realizarían una acción de protesta contra las líneas de contrabando entre la línea de demarcación en el territorio de la región de Lugansk”, explicó la representante de policía, Tatiana Pogukay, a 112 Ukraina. “Y ayer comenzaron, como ellos dicen, la tercera fase de la acción”. Según explicó, está en manos del SBU y la Fiscalía la valoración legal de los hechos.

Más adelante llegó la valoración del SBU, por parte de su director, Vasyl Hrytsak, que también condenó los actos, aunque en términos muy delicados, y recomendó a los diputados ir a la guerra en Donbass en lugar de bloquear las vías del tren. “Sin ese carbón, no podemos vivir, según sé de representantes del Ministerio de Medio Ambiente”, reconoció Hrytsak en Espresso TV.

La RPD dispuesta a mantener relaciones comerciales

Hay que recordar que, a mediados de junio, el líder de la RPD, Alexander Zajarchenko afirmó que la República estaba dispuesta a mantener relaciones comerciales y que planeaba vender a Ucrania el 70% del carbón producido en la República. A finales de agosto, Kiev declaró la paralización de compra de carbón en Donbass. A mediados de diciembre, el Bloque Poroshenko afirmó orgulloso que Ucrania estaba preparada para vivir sin el carbón de las zonas de Donbass fuera de control del Gobierno. Sin embargo, en noviembre, el líder de la RPD advirtió a Ucrania que no serían capaces de sobrevivir al invierno sin carbón de Donbass. “Comerciamos con Ucrania. Es un tema espinoso para Poroshenko, pero sin nuestro carbón Ucrania no sobreviviría. Ahora tienen alrededor de dos millones de toneladas de reserva, pero son necesarias 3,5. Ya no tienen tiempo de hacerlo, tienen los medios y la oportunidad, pero no la logística”, afirmó según la Agencia de Noticias de Donetsk.

Aunque la vía de suministro de carbón bloqueada no es la única, el gobernador de Lugansk, Yuri Garbuz, se ha visto obligado a admitir que Zajarchenko dice la verdad. Garbuz advirtió de que el embargo puede suponer apagones, no solo en su territorio, sino en otras zonas del centro y oeste de Ucrania. “La acción de varios diputados de Ucrania y veteranos de los batallones voluntarios Donbass y Aidar es una amenaza para la seguridad energética del país. Los manifestantes bloquearon un tren vacío en el que estaba previsto que se transportara carbón a territorio controlado por Ucrania. Si el suministro no se reanuda, las plantas térmicas y eléctricas de Ucrania se quedarán sin energía”, advirtió Garbuz según cita dialog.ua.

“Parasiuk ha empezado a robar trenes”

En declaraciones a Vzglyad, el viceministro para los “territorios temporalmente ocupados”, Georgy Tuka, exigió a las autoridades paralizar este bloqueo “absolutamente ilegal e inapropiado”. Es complicado decir cómo las autoridades serán capaces de lograrlo, salvo que expulsen de las vías por la fuerza a los miembros del Parlamento, con inmunidad parlamentaria. “Por desgracia, hay diputados que participan en el bloqueo explotando su inmunidad. Solo es posible responsabilizarles si el Parlamento vota a favor de retirarles la inmunidad”, admitió. Tuka explicó también que la ruta bloqueada es la única que suministra carbón a la planta termal de Schastye, única fuente de electricidad en la región, incluyendo la parte controlada por Kiev, en la que residen más de un millón de personas.

A la pregunta de Vzglyad de por qué Kiev no presionó a los mismos participantes en el bloqueo de Crimea hace un año, Tuka pidió no realizar paralelismos entre los dos actos. “Crimea es, según los tratados internacionales, un territorio ocupado. Y ciertas zonas de Donetsk y Lugansk [como Kiev se refiere a los territorios de la RPD y la RPL], según la resolución de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, están “bajo control efectivo de Rusia”. “Es un estatus legal diferente”, argumentó el viceministro. Es por eso que, según su versión, en el primer caso, es posible privar a la población de luz y en el segundo no.

“Por las ondas vuelve a pasar toda una serie de payasos a engañar a la gente. Los payasos dicen que el puesto de control de los veteranos en la ruta Lugansk-Ucrania bloquea el carbón a Schastye. Y ahora, dicen, todos nos vamos a congelar”, escribió Semenchenko en su Facebook, sin llegar a mencionar a Tuka. “Estos payasos que ocupan diferentes puestos en la región de Lugansk o en Ucrania siguen sin saber dónde está Schastye, ni cómo se lleva el carbón hasta allí”, escribió el ofendido diputado, que también expresó su insatisfacción porque, en tres años de guerra, Ucrania no ha buscado alternativa al carbón de la RPL importando carbón de Polonia o Sudáfrica.

Mientras tanto, el bloqueo se ha convertido en un tema de burla en la blogosfera ucraniana. “Parasiuk ha empezado a robar trenes. Vamos a esperar a ver qué recompensa paga el sheriff por su cabeza”, escribió el periodista y showman Vladimir Petrov en su perfil de Facebook.

“A los radicales no les importa nadie”

El sociólogo y bloguero de Donetsk Denis Seleznev está de acuerdo en que la crisis energética ahora amenaza, no solo a la RPL, sino al norte de la región de Lugansk. “Esto es todo y oculta otra cosa: la República envía carbón a Ucrania para que no desconecte a la RPL del suministro eléctrico. Y ahora los diputados han decidido alterar el statu quo”, explicó a Vzglyad.

Seleznev recordó que los organizadores del bloqueo energético de Crimea en el otoño de 2015 también privaron de electricidad a parte de la región de Jerson. “¿Para ellos quienes viven en el territorio de Lugansk son sus compatriotas o también les consideran inferiores, separ?”, se pregunta el bloguero, que cree que las autoridades ucranianas están cansadas de las locuras de los radicales, lo que ha causado el llamamiento del Fiscal y de Tuka. “No hay que olvidar los intentos de cobrar un impuesto a los trenes con carbón que iban de Donbass a Ucrania fue uno de los pretextos para iniciar el caso contra los soldados del batallón Tornado. Pero no creo que en este caso vayan a pagar los diputados. Creo que se llevarán una reprimenda y finalmente se verán obligados a levantar el bloqueo”.

La situación bélica en el Donbass

Al menos 45 personas han muerto ya, de las cuales cuatro serían civiles, como consecuencia de los enfrentamientos registrados desde comienzos de febrero en el este de Ucrania, según informó un responsable de la autoproclamada República Popular de Donetsk a un medio ruso y ha recogido Europa Press.

Eduard Basurin, jefe del mando operativo de la República Popular de Donetsk, dijo que la agudización del conflicto está aumentando el número de víctimas mortales. “Desde el 3 de febrero, cuando inició la escalada de la violencia, murieron 45 personas, entre ellas cuatro civiles”, aseguró, en una entrevista concedida al diario Izvestia. Basurin afirmó que, desde el inicio del conflicto en el este de Ucrania, han muerto 4.334 personas, entre ellas 595 mujeres, 3.739 hombres y 74 niños.

El viernes pasado, un portavoz de la Oficina del Defensor del Pueblo de la autoproclamada República Popular de Donetsk informó de ocho muertos y siete heridos en esta región desde el 3 de febrero.

Ucrania mantiene desde abril de 2014 una operación militar en varias áreas de las regiones de Donetsk y Lugansk para frenar a los milicianos separatistas prorrusos que operan en la zona desde la caída del anterior presidente del país, Viktor Yanukovich.

Los acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política del conflicto pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia. La guerra, según las estimaciones de Naciones Unidas, ha dejado hasta la fecha más de 10.000 muertos y más de 22.700 heridos.

(Fuentes: LibreRed / Prensa Latina / Slavyangrand.es / Infolibre)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *