Rusia, Turquía e Irán preparan una nueva ronda de negociaciones sobre Siria en Astaná

Astana conversaciones

Rusia, Turquía e Irán preparan una segunda ronda de negociaciones entre jefes de grupos armados y representantes del gobierno sirio en Astaná, informó hoy el ministro de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov.

Las nuevas negociaciones en la capital kazaja están previstas para el 15 y 16 de este mes, según adelantó el jueves pasado la vocera de la Cancillería rusa, María Zajarova, y a ella está invitado Estados Unidos, declaró Lavrov en el programa Itogui Nedeli, del canal NTV.

El jefe de la diplomacia rusa señaló que después de una ronda de negociaciones entre delegaciones de Moscú, Ankara y Teherán, se logró acordar los principales puntos del mecanismo de monitoreo del cese de hostilidades en toda Siria, pactado el 30 de diciembre último. A las negociaciones de la semana pasada en Astaná, asistió una delegación de Jordania que anunció la posible participación de grupos armados del llamado Frente Sur sirio en las conversaciones de la capital kazaja.

“Estamos por una ampliación del círculo de asistentes a las pláticas en Astaná y saludamos que a ella se unan cada vez más grupos armados de la llamada oposición moderada”, subrayó el titular ruso.

“Para nada pretendemos sustituir los esfuerzos mediadores y de búsqueda de paz en Siria de la ONU, aunque estimamos que nuestras iniciativas están motivadas por la necesidad de romper el inmovilismo en la búsqueda de una salida pacífica al diferendo sirio”, apuntó.

“Esperamos que el diálogo en Astaná contribuya en su justa medida a acelerar el proceso para un diálogo intersirio, el cual debería realizarse el día 20 de este mes, en Ginebra, si quedan atrás las diferencias en torno a sus participantes”, afirmó Lavrov.

Otras rondas de negociaciones en Ginebra quedaron truncadas por el rechazo de algunas delegaciones de la oposición política de Siria, asentada por lo general fuera de ese país, a la presencia en las pláticas de delegados del gobierno sirio o de Irán. Será el enviado especial de la ONU para Siria, Stefano de De Mistura, quien determinará la composición de las delegaciones para el diálogo en la referida ciudad suiza, como lo estipula la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU, destacó el diplomático.

Las conversaciones en Astaná también se referirán a la discusión de una especie de hoja de ruta para el proceso político en Siria, que incluye el debate sobre una nueva Constitución. Rusia propuso un proyecto de Carta Magna para el estado levantino, pero aclaró que solo era para acelerar el proceso de consultas de un proceso político en Siria.

Jordania cambia de postura en torno a la crisis siria

“Muchas señales y evidencias confirman un cambio de posición de Ammán hacia el conflicto sirio”, subrayó Amir al Tal, redactor jefe del canal jordano Wehda News en declaraciones a la prensa.

En referencia a la participación de Jordania, en calidad de observador, en las conversaciones de paz intersirias para dar seguimiento a los acuerdos entre el Rey de Jordania y los rusos, el reportero dijo que Jordania está comprometida ahora en la prevención del tráfico de armas y elementos armados desde sus fronteras hacia el Sur de Siria y que trataría de convencer a los grupos armados en la región para que se unan al proceso político.

El primer resultado del acuerdo entre Moscú y Ammán fue una reunión conjunta entre militares jordanos y sirios que terminó con un acuerdo para permitir la intervención a la aviación jordana en contra de las posiciones de Daesh en el sur de Siria, agregó Amir al-Tal.

Algunas fuentes no oficiales mencionan también el bombardeo de aviones jordanos contra posiciones del Frente al Nusra en Siria. Existen también intercambios entre los servicios de inteligencia de Siria y Jordania en la actualidad.

Según el periodista, los servicios jordanos han proporcionado informaciones al Ejército sirio para sus futuras operaciones. Añadió que el cambio de ecuaciones que se ha producido en la postura jordana está determinado por la modificación de los equilibrios de fuerza en el mundo y por la falta de respeto de algunos países árabes, principalmente Arabia Saudita, de sus promesas de ayuda financiera a Jordania. Esto ha persuadido a Ammán a revisar su postura hacia la crisis siria.

El rey jordano, Abdulá II, visitó recientemente Moscú y Washington y pidió a los medios que informaran al mundo de este cambio de postura y que impidieran la propagación de mentiras de los grupos extremistas sobre la situación en Siria.

(Fuentes: Al Mayadeen / Al Manar / Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *