Amnistía Internacional boicotea las conversaciones de paz en Siria. ¿A quién sirve y quién la financia?

amnistia hipocresia[1]

Acerca del reciente informe emitido por Amnistía Internacional (AI) sobre un supuesto caso de torturas y ahorcamientos masivos en una cárcel siria, os ofrecemos senrdos comunicados de los colectivos Foro Contra la Guerra Imperialista y la OTAN y Ojos para la Paz, así como un artículo del analista internacional Jay Tharappel.

Comunicado del Foro Contra la Guerra Imperialista y la OTAN:

Amnistía Internacional, con su calculado sentido de la oportunidad, acaba de lanzar su más reciente alegato en contra de la nación Siria: El matadero humano: Ahorcamientos masivos y exterminio en la prisión de Saydnaya. En el se denuncia la supuesta campaña de ahorcamientos colectivos y sistemáticos de opositores en esa cárcel.

La supuesta imparcialidad de sus informes, basados en informaciones no contrastadas y proporcionadas por algunos de los elementos más conspicuos de los agentes de los servicios secretos occidentales (Observatorio Sirio de Derechos Humanos y Cascos Blancos) ha sido reiteradamente denunciada por observadores independientes como funcional a la estrategia occidental de desmembramiento y destrucción de Siria (El papel de Amnistía Internacional en la guerra contra Siria)

Las reiteradas denuncias de utilización por las fuerzas sirias de barriles explosivos contra la población civil, de utilización de armas químicas o de la supuesta represión armada de las iniciales protestas pacíficas (Daraa, el origen censurado de la guerra terrorista contra Siria) han quedado una y otra vez desacreditadas como falsas, al igual que fueron falsas sus acusaciones sobre la matanza de bebés en Irak antes de la invasión del 2004 o las masacres de manifestantes pacíficos en Libia, en el 2011.

Ello no impide a AI volver sobre lo andado y tratar de añadir ahora nuevos infundios sobre el supuesto carácter criminal del gobierno de Bachar al Assad. Como en otras ocasiones, se pone al servicio de las campañas de propaganda occidental interviniendo en los conflictos a favor de las potencias hegemónicas. En el colmo de la hipocresía, hace uso de la amenaza yihadista para justificar su deber de intervenir abiertamente en defensa de la población civil.

Esto, al parecer, no supone ningún problema para la mentalidad inquisitorial de AI, que jamás dedicó un minuto a denunciar la más grave campaña de destrucción y exterminio diseñada por los poderes imperiales desde sus despachos de Washington, Londres, París o Bruselas, inhibiéndose ante el mayor crimen de guerra existente, que es el propio desencadenamiento de la guerra.

Justamente cuando se atisban ciertas posibilidades de acercarnos al fin del conflicto, a punto de iniciarse las conversaciones intersirias de paz en Ginebra, aparece AI con su informe en el que concluye que hay que exigir responsabilidades a Bachar al Assad por sus crímenes. En otras palabras y posicionándose una vez más con los poderes imperiales, AI recupera la cantinela de que Assad es el problema, en un intento de desbaratar los esfuerzos de paz. Los informes de AI carecen de la credibilidad y el rigor necesarios como para servir de base a ningún proceso de defensa de Derechos Humanos. Sin embargo, los medios de comunicación occidentales reproducen dichos informes sin verificar ni contrastar y los incorporan a la guerra mediática contra Siria.

AI boicotea las conversaciones de paz y se alinea así en el partido de la guerra, empeñados como están en que no se alcance una solución negociada del conflicto y en que éste se cronifique, como ya ha sucedido en Afganistán, Irak y Libia, lo que produce muchos más réditos a la geoestrategia de dominación del imperio en decadencia.

Madrid, 8 de febrero de 2017.

Comunicado de Ojos para la Paz

Ante la campaña insidiosa desatada por Amnistía Internacional (AI) contra Siria, al igual que hiciera con Libia, Ojos para la Paz se ve obligado a emitir un nuevo comunicado aclaratorio sobre el papel que desempeña Amnistía Internacional en las guerras del Imperio.

En esta ocasión se trata de “miles de ahorcamientos en las cárceles sirias” Y acusa, cómo no, al gobierno legítimo de Siria de ejecuciones masivas.

Después de las matanzas de niños y los bombardeos de sus propios hospitales, recuperada Alepo de manos de los terroristas – a cuyo servicio está Amnistía Internacional- había que orquestar una nueva campaña.

¿Quién financia a Amnistía Internacional?

“Tony Cartalucci, el experto analista político estadounidense, recuerda que Amnistía Internacional recibe financiación del Open Society Institute deGeorge Soros, además del Departamento para el Desarrollo Internacional de Gran Bretaña y de la Unión Europea. Demasiados intereses y demasiados vínculos al mundo del poder y de las corporaciones como para esperar justicia y ecuanimidad en sus actuaciones…”

¿Por qué los altos cargos de AI son ex-trabajadores del Departamento de Estado de EE.UU., de la CIA o millonarios sionistas o prosionistas?

Suzanne Nossel, Directora Ejecutivo de Amnistía Internacional sección EEUU y antigua empleada de Hillary Clinton, trabajo bajo las administraciones de Bill Clinton y Barack Obama.

¿Por qué AI tiene una doble estándar para medir las denuncias de violación de Derechos Humanos cuando se trata de atroces agresiones cometidas por ciertos países occidentales (EEUU/OTAN) e incluso los justifica y/o ignora mirando para otro lado?

¿Por qué AI favorece con sus informes previos las guerras contra países islámicos que se oponen a las pretensiones de control y sumisión de occidente (EEUU/OTAN)?

Caso Libio: “… (AI) sí aprobó la actuación de Naciones Unidas en Libia y lo hizo amparándose en datos falsos. Gadafi no bombardeo ni atacó a la población civil, no había motivos para ninguna intervención militar. Y no debe de olvidar AI que esa Responsabilidad para Proteger elaborada en 2005 no está en la Carta de las Naciones Unidas, porque es un cajón de sastre que puede valer, como ha valido en Libia, para arruinar a un país y condenarlo a la represión y muerte real ejercida por los islamistas y a la explotación colonial exterior…”

Caso Sirio: “… (AI) culpabiliza de las muertes de civiles a las fuerzas de seguridad sirias y no habla para nada de los extremistas islámicos que han entrado en el país, que como bien debe saber AI están extendiendo el terror y causando estragos en la población civil.

Tampoco dice nada sobre que ya, hacia finales del año 2011, más de 2.000 muertos eran de las propias fuerzas de seguridad sirias, algo llamativo. Si hubiese 2.000 soldados israelíes muertos en una lucha con los palestinos, ¿qué pasaría?, ¿qué no se justificaría para aprobar las acciones militares de Israel?, mejor no preguntarlo, creo, porque con tan solo dos o tres soldados israelís muertos se justifican bombardeos que matan a millares de civiles.

– ¿Por qué AI no pide ni propicia una intervención internacional ante las claras acciones de vulneración de Derechos Humanos de las dictaduras totalitarias y nada democráticas de los países del Golfo socios de EE.UU. e Israel como Arabia Saudí, Qatar, Bahrein…?

– ¿Qué legitimidad tienen estas dictaduras y Amnistía Internacional para apoyar guerras en nombre de la democracia y por qué Amnistía Internacional es cómplice de estas dictaduras totalitarias en los claros crímenes de guerra de agresión que han emprendido en Oriente Medio?

– ¿Por qué AI iguala a verdugos y víctimas en las claras agresiones de distintos actos ilegales cometidos por EE.UU., Israel y/o la OTAN como por ejemplo en la operación terrorista y genocida “Plomo Fundido” de Israel contra Palestina?

– ¿Por qué Amnistía Internacional no denuncia y manipula los datos de la agresión que cometió la OTAN contra Libia?

– ¿Por qué Amnistía Internacional sigue apoyando, sin denunciar claramente, las mentiras (armas químicas que nunca aparecieron) que justificaron el genocidio en Irak y además no denuncia ni promueve acciones legales contra este y otros genocidios cometidos por EE.UU., Israel y la OTAN?

– ¿Por qué AI miente en sus informes de las guerras de EEUU/OTAN permitiendo que sirvan de excusa para originarlas y luego denuncia algunas consecuencias para aparentar que está defendiendo los Derechos Humanos?

¿Por qué AI sigue utilizando las falsas e hipócritas “razones humanitarias” de “proteger a la población” cuando es justo que con esta excusa se cometieran genocidios como el de la OTAN y sus terroristas de Al-Quaeda cometieron en Libia contra civiles (de miles de niños, niñas, hombres, mujeres y ancianos)?

– ¿Por qué AI no denuncia y promueve acciones legales contra las agresiones de EEUU/OTAN/Israel en las que se está usando armamento prohibido internacionalmente como las bombas de racimo, bombas con residuos radioactivos, ladrones… contra la población civil?

– ¿Por qué una organización que se llama a sí misma de “defensa de los Derechos Humanos” apoya y favorece las intervenciones militares y las guerras cuando sabe que cualquier crimen de guerra de agresión o genocidio es totalmente ilegal?”

Cárcel de Saydnaya: ¿Quién necesita pruebas si eres Amnistía Internacional?

Amnistía Internacional afirma ahora que el jeque Ahmad Badreddin Hassoun, el Gran Muftí de Siria (a quien conocí personalmente y me pareció una persona encantadora), ha reafirmado que hasta 13.540 personas fueron ejecutadas secretamente en la prisión de Saydnaya [pág. 17 del informe], cerca de Damasco.

El informe titulado ‘Matadero humano’ afirma haber entrevistado a [pág. 5]:

– 31 hombres que fueron encarcelados en Saydnaya

– 4 funcionarios de prisiones o guardias que anteriormente trabajaron en Saydnaya

– 3 ex jueces sirios

– 3 médicos que trabajaron en el hospital militar de Tishreen

– 4 abogados sirios

– 17 expertos internacionales y nacionales sobre detenciones en Siria

– 22 familiares de personas que estuvieron o todavía siguen encarcelados en Saydnaya

De esas 84 personas que afirman haber entrevistado, 81 son anónimas por lo que solamente dicen el nombre de tres personas [pág. 34].

Si suponemos que esos prisioneros se han ejecutados rodeados del máximo secreto, según manifiesta el informe, ¿hasta qué punto los supuestos médicos, jueces y guardias no pueden proporcionar ninguna prueba de que estos prisioneros siquiera existen? ¿Cómo los familiares de estos prisioneros sabían que estaban encarcelados en Saydnaya?

El informe también alega [pág. 28] la existencia de fosas comunes secretas en Damasco y termina diciendo: “Debido a que no tenemos acceso a Siria, Amnistía Internacional no ha podido verificar de forma independiente estas declaraciones”. ¿En serio, Amnistía? ¿Vuestras supuestas fuentes, especialmente los guardias de la prisión, no pudieron conseguir o tomar alguna fotografía?

La segunda vez que utilizan en su informe la palabra clave “verificar” o “verificado” es en una sección muy corta titulada ‘Muertes documentadas’ [pág. 40] que ni siquiera se refiere a un trabajo suyo, sino que se refiere a las muertes en la cárcel de Saydnaya supuestamente verificadas por la «Red Siria para los Derechos Humanos», la cual afirma que 375 presos murieron a causa de torturas desde marzo de 2011 hasta octubre de 2016.

Pero espera; Si la «Red Siria para los Derechos Humanos» sabe lo suficiente sobre lo que ocurre dentro de Saydnaya hasta el punto que puede afirmar con certeza que 375 presos murieron a causa de “torturas y otros malos tratos” y asumiendo que, por lo tanto, son capaces de monitorizar la transferencia de los presos de la cárcel de Saydnaya, ¿cómo diablos se las arreglaron para perder la pista de hasta 13.165 presos?

Amnistía Internacional afirma que “se han obtenido los nombres de otras 36 personas que murieron como consecuencia de tortura y otros malos tratos en Saydnaya”, cuyos nombres fueron “entregados a Amnistía Internacional por ex-detenidos que presenciaron sus muertes en las celdas”. Así que, en otras palabras, la gente con la que AI se reunió, o llamó, les dijo 36 nombres sin ninguna evidencia que respaldara sus afirmaciones. ¿Y aún se supone que debemos creerles cuando afirman más de 13.000 ejecuciones secretas?

Por último, ¿por qué ‘expertos internacionales y nacionales’ deberían permanecer en el anonimato? Si realmente fueran expertos deberían proporcionar su nombre para comprobar sus credenciales. Nada de anónimo.

Si te crees esto te crees cualquier cosa.

(Fuente: Al Masdar / Autor: Jay Tharappel)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *