Colmo del absurdo: El TS juzgará a Cañamero por un delito contra los derechos de los trabajadores

cañamero

La Sala II del Tribunal Supremo ha acordado abrir un procedimiento judicial al diputado del grupo Unidos Podemos, Diego Cañamero, por un delito sobre los derechos de los trabajadores en su modalidad de coacciones sobre el derecho de huelga y otro de daños, durante un piquete llevado a cabo en la finca La Jarilla, en el municipio sevillano de La Rinconada, en el año 2011.

El juzgado de lo penal número 4 de Sevilla ya había dictado apertura de juicio oral contra Cañamero y el resto de participantes en el piquete, aunque el procedimiento contra el ahora diputado de Unidos Podemos, e histórico dirigente del SAT y la CUT, fue trasladado al Supremo después de que el parlamentario obtuviera su escaño tras las elecciones del pasado 26 de junio.

Diego Cañamero presentó su renuncia al aforamiento en el Supremo al ser nombrado diputado. Sin embargo, ningún parlamentario puede renunciar a ser juzgado conforme a lo que está predeterminado por la ley.

El Supremo expone en el auto que abre causa por presuntos delitos sobre los derechos de los trabajadores “con el fin de que pueda ser oído el diputado aforado, manifestando lo que estime procedente para su defensa, conforme a lo prevenido en el artículo 118 bis de la Ley Enjuiciamiento Criminal”.

El auto emitido por el TS recuerda que, según el escrito de calificación  provisional formulado en su día por el Fiscal ante el Juzgado de Instrucción de Sevilla, “Diego Cañamero Valle, en unión de otras personas y actuando conjuntamente”, se personó en la finca de La Jarilla durante los días 25, 26 y 27 de noviembre de 2011 “con la finalidad de presionar a los trabajadores para que iniciaran o continuaran una huelga”.

En concreto, el escrito subraya que “una vez en el lugar, según siempre el relato del fiscal, “una vez en el lugar insultaron a los trabajadores y a los empresarios y causaron diversos destrozos, como partir candados, inutilizar cerraduras, desinflar las ruedas de un tractor para impedir el desarrollo de la producción y que los trabajadores que deseaban trabajar esos días no pudieran hacerlo. Los daños causados en la finca se tasaron en 1.797,97 euros”, según el relato del Fiscal, quién también afirma que “insultaron a los trabajadores y a los empresarios, llamándolos entre otros epítetos sinvergüenzas, fascistas, hijos de puta’  y similares”.

Es por la acusación de causar “diversos destrozos” por lo que el Supremo asume también la causa del delito de daños. El Supremo entiende que, al estar completa la instrucción del caso en el juzgado penal de Sevilla, la participación del actual diputado en los hechos está probada y por tanto el TS es competente para asumir la causa del aforado, establecer diligencias y abrir el procedimiento correspondiente.

En declaraciones a Europa Press, el diputado y antiguo portavoz nacional del SAT, Diego Cañamero, cree que es “un poco raro” que el Supremo haya actuado contra él un día antes de la asamblea de Podemos en Vistalegre, aunque ha advertido que no acudirá a la vista o juicio que se celebre, al reafirmarse como insumiso judicial”.

El procesamiento “es por una lucha sindical, una huelga de La Jarilla en 2011 donde habíamos pedido la readmisión de tres cuadrillas y decidimos paralizar el trabajo en el tajo”, algo que “no tiene nada que ver con la parte política”, explicó el diputado.

Considera algo “lógico” que el Supremo dé el visto bueno a su procesamiento, ya que estaban implicados “unos 40 ó 50 compañeros”, por lo que está “a favor de no tener privilegios por ser diputado. Si somos procesados, lo debemos ser o todos o ninguno; no hubiera permitido que procesaran a los demás y a mí no por ser diputado, eso no tendría sentido”, añadió.

(Fuentes: El Plural / InfoLibre / El Independiente / El Confidencial)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *