Granada: Éxito de las plataformas, que logran al fin los dos hospitales completos

Salud da carpetazo definitivo al proyecto de fusión sanitaria en Granada y vuelve al anterior modelo basado en dos áreas hospitalarias que tendrán, incluso, dos gerencias diferenciadas. La contundente respuesta de los granadinos y granadinas ha logrado tumbar, en un gesto inédito, una de las decisiones de mayor calado planteadas por el Gobierno andaluz.

En octubre, tres días después de una manifestación histórica por su participación, la que se celebró el 16 de ese mes en Granada para exigir dos hospitales completos, Susana Díaz pidió disculpas en el Parlamento por los “errores” en la gestión sanitaria. Pero la respuesta de la Consejería de Salud a partir de esa fecha encadenó nuevos errores, obviando la contundente respuesta ciudadana y prolongando un conflicto que se ha extendido por otras provincias andaluzas y situado a las puertas del despacho de la presidenta de la Junta en un delicado momento para su futuro político, mientras despeja sus aspiraciones para tomar las riendas del PSOE en España.

El conflicto había comenzado meses antes, una vez que con el traslado de pacientes al nuevo hospital del PTS se materializó la nueva reorganización hospitalaria que descolocó a pacientes y profesionales y ocasionó graves problemas en la atención sanitaria, sobre todo en las urgencias. Siete meses por tanto ha tardado la Junta en rectificar. El tiempo transcurrido desde julio. Y aunque en estos meses muchas veces se ha anunciado que la Junta cedía, esta vez no hay marcha atrás y ha quedado plasmado, sin ambigüedades, en el acuerdo que firmaron este martes la nueva cúpula de la Consejería de Salud y los representantes de las plataformas sanitarias, excluidas en estos meses de la negociación.

Habrá dos hospitales completos en Granada, con carteras de servicios diferenciadas y con urgencias finalistas; enmarcados en dos áreas sanitarias que tendrán dos gerencias con equipos directivos distintos. El punto de partida para cerrar el diseño definitivo, que podrá estar en un plazo de cuatro a seis semanas, es exactamente lo que había antes, aunque con un nuevo centro hospitalario que ha supuesto una inversión de 300 millones. Probablemente de las más amargas para la Junta, que no ha podido sacar pecho de semejante esfuerzo, frustrado primero por la crisis, que retrasó su apertura, y después por el desatino de la fusión.

El acuerdo afirma que la organización hospitalaria de la ciudad responda al “establecimiento de dos áreas hospitalarias” que se correspondan con las de los hospitales Clínico San Cecilio y Virgen de las Nieves antes de la fusión, las cuales contarán con “dos direcciones gerencias con sus equipos directivos correspondientes”. El texto también garantiza que “para el establecimiento del desarrollo del acuerdo se contará con la disponibilidad presupuestaria necesaria tanto en materia de personal” como de “actualización de equipos y estructuras físicas”.

El acuerdo se basa en un primer punto en el que se decide la “tramitación con máxima urgencia de la orden de 21 de noviembre de 2014 de la Consejería de Igualdad, y Salud y Políticas Sociales por la que se actualiza la estructura de gestión y funcionamiento para la prestación de servicios de atención especializada en el área de salud de Granada”, tal y como anunció la Junta de Andalucía tras el Consejo de Gobierno del pasado martes.

“La nueva orden debe recoger inequívocamente el establecimiento de dos áreas sanitarias en Granada”, añade para explicitar en otro punto la idea de “volver a tener en Granada dos hospitales completos con carteras de servicios diferenciadas y urgencias finalistas”. En este sentido, “el escenario de partida para su definición será el de aquellas carteras de servicios que existían en el hospital Clínico San Cecilio y en el hospital Virgen de las Nieves antes de la reordenación sanitaria”.

El acuerdo fue rubricado este martes tras una larga reunión que comenzó a las 11.30 horas y finalizó al filo de las 20.00 horas con solo un receso para comer. Lo firmaron por parte de la Consejería la nueva viceconsejera de Salud, María Isabel Baena, y el nuevo responsable del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Mariano Martín; y de las plataformas: Benito Mirón, Sebastián Manzanares y Emilia Navascués por la Plataforma de Trabajadores de Hospitales; y María José Vílchez, Luis Romero y Carmen Serrano por la Plataforma Granada por su Salud.

Por el camino tres multitudinarias manifestaciones; una concentración en el Paseo del Salón que llegó a ser tendencia mundial en twitter; una protesta en Jaén; una concentración a las puertas del edificio de Gobierno del Virgen de las Nieves mientras el doctor Jesús Candel, el otro gran protagonista de las movilizaciones, se sentaba con el consejero Aquilino Alonso; otra a las puertas de la Delegación de Salud para exigir la dimisión de su responsable territorial, Higinio Almagro; y una última concentración a las puertas del TSJA, porque a los tribunales llevará Candel el proceso de fusión.

Decisiones incomprensibles por parte de Salud, como el comité asesor que no convencía ni a sus integrantes. Un desgaste descomunal para los sindicatos que en diciembre cerraron un acuerdo, finalmente fallido, con la Consejería de Salud. Y un reguero de ceses, que la Consejería de Salud ha tratado siempre de tratar como dimisiones: la de Manuel Bayona, el gerente de la fusión; la de Martín Blanco como viceconsejero de Salud; José Manuel Aranda en el SAS; y Cristina López Espada, esta última admitiendo que se marchaba sintiéndose desautorizada por Salud con el cambio de rumbo planteado al derogar la fusión, la decisión que ha permitido desbloquear el conflicto. Sumados al de responsables clínicos.

Por primera vez, las palabras y los gestos entre plataformas y Salud fueron conciliadoras. Al finalizar la reunión y ya firmado el acuerdo, ofrecieron una rueda de prensa conjunta para exponer los detalles del mismo.

Con su firma, la viceconsejera de Salud consideró que se enviaba “un mensaje de tranquilidad” a la ciudadanía granadina. “Ha sido posible llegar acuerdo porque compartimos lo básico, que es tener claro que a lo que nos dedicamos en el sistema sanitario, a lo que se dedican los profesionales sanitarios es a levantarse con el firme propósito de resolver los problemas de salud de la ciudadanía”, dijo para subrayar que a partir de la firma “nos remangamos juntos” para diseñar el escenario que permita “dar respuesta a la ciudadanía”.

María José Vílchez, en nombre de las plataformas, afirmó: “Por fin hemos conseguido que se nos escuche; además de manera empática, asertiva y cordial, cosa que nos ha sorprendido y por la que estamos agradecidos. Por fin nos han hecho caso”.

El trabajo en realidad comienza ahora. Perfilar las dos áreas, designar los nuevos equipos y decidir, entre otros aspectos, qué hacer con los espacios que quedaron liberados con la puesta en funcionamiento del hospital del PTS, como el antiguo Trauma, que fue acondicionado para convertirse en Materno, una decisión que también quedó paralizada. Este miércoles se incorpora la nueva gerente de los hospitales, Pilar Espejo, que al tiempo que se perfila el diseño definitivo deberá hacer frente a cuestiones “de emergencia” en el día a día de los hospitales. Y seguirán los contactos con más interlocutores, como los sindicatos.

El doctor Jesús Candel, principal promotor de las movilizaciones contra la reordenación sanitaria en Granada, ha dado las gracias a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y a la Consejería de Salud por el acuerdo alcanzado con las plataformas en defensa de la sanidad pública que establece dos áreas hospitalarias, las de los hospitales Clínico San Cecilio y Virgen de las Nieves antes de la fusión y que contarán con dos direcciones gerencias con sus equipos directivos correspondientes.

A través de dos vídeos difundidos en las redes sociales tras conocerse el acuerdo alcanzado este martes, el médico ha leído el texto del mismo y ha apuntado que el logro y el éxito de que se hayan “conseguido” dos hospitales completos es de los ciudadanos granadinos y de las plataformas.  “Lo que nadie creía que era posible, se ha conseguido gracias a la movilización ciudadana”, ha defendido el conocido en las redes sociales como ‘Spiriman’, que también ha pedido al líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, que no se arrogue el “éxito” porque éste es “de los ciudadanos de Granada”.

En los vídeos, Candel se dirige directamente a la presidenta andaluza, “que ha tenido que tomar partida en esto”, y agradece la “actitud de entrega” tanto de ella como de la Consejería y de toda la Junta. “Sé que le vas a dar a esta provincia lo que se merece, lo que nos habéis ninguneado siempre”, ha afirmado el médico con su particular estilo, lleno de expresiones fruto de la “emoción” y de la euforia.

Ha incidido en que, aunque el acuerdo está firmado, permanecerá “vigilando” para que “nunca nadie más nos lleve a esta situación” y para que lo acordado se cumpla. “Estaré pendiente, sigo ahí”, ha añadido el médico, que también ha criticado a algunos medios de comunicación por el tratamiento que le han dado en los últimos meses. “Quiero enterrar el hacha de guerra aunque he aguantado mucho”, ha concluido.

(Fuente: El Independiente de Granada)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *