Manifestación antiracista en Israel. Periodista palestino en huelga de hambre

 

mano israel

Miles de palestinos y judíos antisionistas se manifestaron conjuntamente la noche del sábado en Tel Aviv para protestar contra las políticas racistas del régimen de Israel y la demolición de viviendas palestinas en varias partes de los territorios ocupados.

Los manifestantes llevaban pancartas contra el régimen de Israel y calificaron la demolición de casas palestinas como un acto “racista” e “incitación” contra ciudadanos palestinos.

“Cuando el Gobierno esté en contra del pueblo, el pueblo estará en contra del gobierno”, “Basta del racismo del gobierno… exigimos igualdad” y “Judíos y árabes juntos, Luchar contra el fascismo”, rezan las pancartas.

Los palestinos bloquearon una carretera en el norte de los territorios ocupados palestinos, mientras que  los efectivos israelíes utilizaron gases lacrimógenos y granadas para dispersar a la multitud.

Los participantes además pidieron la dimisión del ministro israelí del interior, Gilad Erdan, por “mentir” a la opinión pública y lo acusaron de ser responsable de asesinatos que tuvieron lugar durante una incursión para evacuar la comunidad beduina de Umm al-Hiran, en Negev (sur), el pasado mes de enero.

El maestro de matemáticas local en Umm al-Hiran, Yaqub Abu al-Qian, murió a tiros el pasado 18 de enero por la policía, antes de que las autoridades israelíes demolieran más de una docena de edificios en la aldea, alegando que estaba llevando a cabo un ataque deliberado de vehículo.

Nuevo ataque israelí a Gaza

Dos palestinos resultaron heridos como consecuencia de nuevos ataques israelíes perpetrados la noche del lunes contra la Franja de Gaza.

De acuerdo con las fuentes locales, al menos ocho misiles fueron disparados contra varias localidades, uno de los cuales golpeó una tierra agrícola en el centro de la ciudad de Jan Yunis, en el sur del enclave costero.

Dos ataques aéreos asimismo fueron dirigidos contra una posición del Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS), así como una zona agrícola al este de Gaza. Los aviones militares israelíes además destruyeron varios edificios residenciales en el barrio Shuyaiya, en el este de la ciudad de Gaza.

Los ataques aéreos también afectaron tierras agrícolas en el este de los campamentos de refugiados de Al-Maghazi y Al-Bureij, en el centro del enclave costero.

Por otra parte, las fuerzas israelíes atacaron las casas de los palestinos en Cisjordania, donde arrestaron a 20 palestinos, incluido uno de los líderes de Hamas, Nazia Abu Aoun. Estos ataques a las casas palestinas fueron perpetrados la noche del lunes y han sido continuados hasta la mañana de este martes.

El aumento de las tensiones en los territorios ocupados palestinos tras las incursiones y profanaciones a la Mezquita Al-Aqsa, en Al-Quds (Csjordania), provocó la ira del pueblo palestino y el comienzo de una nueva “Intifada” (levantamiento) contra la ocupación israelí, el 1 de octubre de 2015. Desde entonces, cerca de 280 palestinos han muerto y miles han resultado heridos en Cisjordania, Al-Quds y la Franja de Gaza.

(Fuente: Al Waght)

periodista

El periodista palestino Muhammad al-Qiq comenzó nueva huelga de hambre para denunciar su detención

La agencia de noticias Quds de Palestina citó a familiares de al-Qiq diciendo que el periodista de 34 años había iniciado una huelga de hambre abierta el lunes para protestar por haber sido condenado a seis meses de detención administrativa – la práctica controvertida de Israel de detención sin juicio o cargos.

Al-Qiq, que vive en Ramallah y es originario de Dura, en el distrito sureño ocupado de Cisjordania de Hebrón, fue liberado de la prisión en mayo del año pasado después de haber estado sin comida durante 94 días – también para protestar por su detención administrativa en el tiempo.

Sin embargo, al-Qiq fue nuevamente detenido a mediados de enero después de que él participara en una protesta en la ciudad de Belén que exigía la entrega a sus familiares de los cuerpos de palestinos muertos bajo custodia israelí.

Según la red palestina de solidaridad de los prisioneros Samidoun, las autoridades israelíes no habían obtenido confesiones o acusaciones contra Al Qiq a fines de enero, aunque antes habían expresado que lo estaban investigando por su supuesta “incitación” a las redes sociales.

La prisión anterior de Al-Qiq por parte de Israel -fuertemente condenada por las Naciones Unidas, Amnistía Internacional y otros grupos de derechos humanos- y la posterior huelga de hambre pusieron de relieve el uso de la detención administrativa por parte de Israel, el encarcelamiento arbitrario de palestinos y de Periodistas palestinos.

Al-Qiq fue uno de los prominentes huelguistas de hambre palestinos en 2016, incluyendo a los hermanos Balboul que se quedaron sin comida durante 77 y 79 días, Malik al-Qadi durante 68 días, Bilal Kayid durante 71 días.

(Fuente: Al Maan)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *