Granada: Dimiten la Gerente del Complejo Hospitalario y el Director del V. de las Nieves

Cristina-Lopez-Espadas

La directora gerente del Complejo Hospitalario Universitario de Granada, Cristina López Espada, ha anunciado este jueves su dimisión, después de que el martes la Junta iniciara los trámites para derogar la orden de fusión hospitalaria. La gerente ha anunciado su decisión en la reunión celebrada este jueves con los miembros de la comisión técnica compuesta por representantes de las Juntas Facultativas y de Enfermería que aborda el diseño del modelo sanitario para Granada.

Su renuncia se produce después de que el pasado martes lo hicieran el hasta ahora viceconsejero de Salud, Martín Blanco, y el gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), José Manuel Aranda, que fueron las personas que la eligieron y que, según ha expuesto, “ya no están aquí”, de modo que se “ha quedado sola defendiendo algo” que no sabe si los que están por “encima” suya “defienden”.

“Yo me vuelvo a mi trabajo, a mi operar, y desde la barrera observando el trabajo que hacen los demás”, ha dicho, confiando en que se logre “lo mejor para todos” y pidiendo “a los que se queden”, a los representantes de las plataformas y los sindicatos, que “piensen con sensatez siempre en los pacientes, olvidando intereses personales y sindicales para conseguir ese nuevo modelo para Granada” y que sea el mejor.

Ha sostenido que a lo largo de estos meses de encuentros con los distintos actores implicados y vinculados con el nuevo modelo sanitario ha entendido que en el proceso de reordenación sanitaria se han “cometido errores”, pero también cree que “hay muchas cosas buenas de la fusión que no deberíamos perder”.

Entre esos errores ha citado las “deficiencias” en Urgencias, en las listas de espera y la “insuficiente” comunicación con los profesionales para defender el modelo de fusión hospitalaria. Se ha mostrado consciente de que “Granada necesita dos hospitales completos”, aunque cree que el diseño debe venir de la mano de las juntas facultativas, de enfermería y de personal, como órganos representativos de los hospitales.

“Ahora me encuentro con que el martes se derogó la orden de fusión, por lo que el marco jurídico por el que yo me movía y que me permitía seguir luchando por lo que yo me he comprometido, ha cambiado; y el nuevo marco jurídico me genera dudas. Por otro lado las personas que me eligieron tampoco están aquí y ahora me he quedado sola defendiendo algo que no sé si los que están encima mía defienden”, argumenta Cristina López Espada.

A ello ha sumado que la “organización futura parece que la van a diseñar las plataformas”, un “próximo paso” ante el que ella afirma que “solo puede presentar” su dimisión, al entender que no debe continuar al frente de una institución que “va a llevar el rumbo y que va a ser dirigida por donde” ella no cree “de forma completa que deba de ir”.

“Presento mi dimisión; creo que deben ser otros los que lleven ese rumbo”, ha agregado, al tiempo que ha confiado en que en los próximos meses “esto mejore en la medida en que los demás puedan hacerlo”.

Con la dimisión de la gerente, también abandona su cargo el director médico del Hospital Virgen de las Nieves, Manuel García Montero. El ya exdirector médico, ostentaba este cargo desde enero de 2011.

(Fuente: Granada Digital)

La Junta cambia de nuevo de estrategia y apuesta ahora por ceder al máximo

Veinticuatro horas después de las renuncias del viceconsejero de Salud y del gerente del SAS, la responsable de la negociación como gerente del Complejo Hospitalario, Cristina López Espada, dimite por sorpresa al sentirse desautorizada por Salud, tras el giro de la nueva estrategia de la Junta de ceder ahora, tras meses de resistencia, para tratar de salvaguardar a la presidenta Susana Díaz.

La gestión de la crisis sanitaria en Granada estalla, tras las dimisiones de media cúpula de la Consejería de Salud y de la profesional encargada de sostener las tesis de la Junta en las negociaciones para lograr dos hospitales completos. “Me he quedado sola defendiendo algo que no sé si los que están encima mía defienden”, dijo en su despedida Cristina López, la única que se marcha voluntariamente -por ‘coherencia’-.

Desautorizada, tras la derogación de la orden de fusión hospitalaria y el anuncio de la Junta de convocar al diálogo el martes a todas las plataformas, Salud tuvo que recurrir sobre la marcha a una profesional externa, Pilar Espejo, que deja la dirección del Hospital de Poniente de Almería, para asumir la gerencia del Complejo Hospitalario de Granada. Pocos profesionales son proclives a asumir ya este cargo, por el que ya han pasado en tres meses, Manuel Bayona, Cristina López y, ahora, Pilar Espejo.

Después de meses de no atender la contestación social, creyendo que iba a disminuir, el problema sanitario no solo no ha disminuido sino que de Granada se ha trasladado al resto de Andalucía, convirtiéndolo en un asunto de máximo desgaste. Y no solo para la Salud, ha salpicado la imagen del Gobierno andaluz y compromete el futuro de a la presidenta, Susana Díaz, en su intento de dar el salto a la política nacional.

Así que la Junta cambia de nuevo de estrategia y apuesta ahora por ceder al máximo, tras una cadena de errores que incluyó, por ejemplo, la creación de un comité de expertos, entre los que se encontraban políticos y ciudadanos de singular irrelevancia, entre auténticos expertos, cuya primera (y última, que se sepa) medida fue la de habilitar lanzaderas para médicos de urgencias.

En este contexto, la Consejería de Salud confirmó el inicio de una “nueva etapa de diálogo del proceso de reorganización sanitaria en Granada”. Tras el anuncio de la derogación de las órdenes de fusión hospitalaria, el relevo, señaló Salud, “abre una nueva etapa que busca abrir espacios de mejora que sirvan para alcanzar acuerdos y dar respuesta a lo que plantean profesionales y sociedad. La escucha y el diálogo permanente son necesarios para atender a las reivindicaciones de los profesionales, las organizaciones sindicales, colegios profesionales, plataformas y asociaciones ciudadanas y órganos de representación como junta de personal, junta facultativa y junta de enfermería”.

“El objetivo es garantizar un proceso participativo con la implicación de profesionales y sociedad granadina para definir en el menor tiempo posible el modelo de atención hospitalaria que requiere Granada, con las rectificaciones que sean necesarias para que los dos hospitales de la ciudad ofrezcan la mejor respuesta asistencial para la ciudadanía”.

El próximo martes, en la nueva convocatoria de la mesa de diálogo deberá materializarse esta nueva etapa, en la que deberá explicar con transparencia todos los pasos para lograr dos hospitales completos, con urgencias finalistas. Ya no puede haber más dilaciones ni excusas.

(Fuente: El Independiente de Granada / Autor: Juan I. Pérez)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *