Israel construirá 3.000 nuevas viviendas en los territorios ocupados. Ya suman más de 5.000

israel-asentamientos3

El Estado de Israel construirá 3.000 nuevas viviendas en tierras ocupadas palestinas, con lo cual sobrepasan las 5.700 las aprobadas desde que el presidente estadounidense, Donald Trump, asumió su cargo el pasado 20 de enero.

Un comunicado del ministro de defensa, Avigdor Lieberman, emitido en la madrugada de ayer, anunció que junto al primer ministro, Benjamin Netanyahu, se acordó en la noche del martes la edificación o terminación de las tres mil unidades habitacionales “en Judea y Samaria”, nombre israelí para la Cisjordania ocupada.

El pasado 24 de enero Netanyahu y Lieberman ya autorizaron planes para la construcción de 2.500 nuevas viviendas en asentamientos israelíes ilegales de la palestina Cisjordania ocupada, y  con anterioridad, el 20 de enero, la Alcaldía de Jerusalén dio luz verde a la edificación de 566 viviendas en la ocupada Jerusalén oriental.por lo que ya suman un total de más de 5.000 nuevas viviendas para colonos sionistas.

Tras ese anuncio, Netanyahu afirmó que “seguiremos construyendo”, mientras Lieberman enfatizaba que ‘estamos volviendo a la vida normal en Judea y Samaria’.

Por au parte, Saeb Erakat, secretario general de la OLP, demandó una condena por parte de la comunidad internacional que ‘debe exigir de inmediato cuentas a Israel’ por la decisión adoptada.

A fines de 2016 el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, como reflejo del rechazo internacional que genera la política de colonización israelí, aprobó la Resolución 2334, la cual demanda de Israel que ‘cese inmediata y completamente los asentamientos en los territorios palestinos ocupados, incluido Jerusalén Oriental’.

El texto, que resalta cómo las acciones de Tel Aviv ‘ponen en peligro la viabilidad de la solución de los dos Estados’ (Israel y Palestina), recibió el voto favorable de 14 de los 15 miembros de Consejo, así como la abstención de Estados Unidos (bajo la administración de Barack Obama).

Tras la votación en el Consejo de Seguridad, el actual mandatario estadounidense, Donald Trump, manifestó su molestia con las Naciones Unidas por la posición asumida respecto a la política israelí, prometiendo cambiar la postura de Washington hacia ella.

Desde hace decenios Tel Aviv levanta poblados y ciudades en regiones palestinas arrebatadas en la guerra de 1967, con el resultado de que hoy día en la Cisjordania ocupada viven unos 430 mil israelíes, en tanto otros 200 mil lo hacen en Jerusalén Oriental.

Palestina y países árabes exigen en la ONU fin de colonización israelí

Palestina y el Grupo Árabe en Naciones Unidas exigieron ayer el cese de la colonización israelí de Cisjordania, tras la aprobación en los últimos días de seis mil nuevos asentamientos.

El observador permanente palestino ante la ONU, Riyad Mansour, y el líder rotatorio del Grupo Árabe, el embajador iraquí Mohamed Ali Alhakim, señalaron la urgencia de que Israel cumpla la resolución 2334 del Consejo de Seguridad. Adoptada a finales de diciembre, la iniciativa reitera el carácter ilegal de los asentamientos, condena esa práctica y la considera el principal obstáculo para la solución de los dos Estados, por lo que demanda su fin.

Mansour y Ali Alhakim sostuvieron hoy una reunión con el presidente del Consejo de Seguridad en febrero, el representante permanente ucraniano Volodymyr Yelchenko, a quien pidieron tomar cartas en el asunto.  De acuerdo con el diplomático palestino, el Consejo debe asumir su responsabilidad y hacer cumplir la resolución 2334.

Israel insiste en su conducta ilegal, en franco desafío de la Carta de la ONU y del Consejo de Seguridad, la aprobación de seis mil asentamientos en 10 días carece de precedentes y supera a todos los anunciados en 2016, denunció. “Pedimos responsabilidad, y en ese sentido, el embajador Yelchenko nos prometió que actuaría tan pronto como mañana”, agregó.

Anteriormente, Stephane Dujarric, portavoz del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ya criticó igualmente la decisión israelí y recordó que los asentamientos son contrarios a la solución de los dos Estados.

La llegada a la Casa Blanca, el 20 de enero, del presidente republicano Donald Trump y sus declaraciones proisraelíes han revitalizado las intenciones colonizadoras de Tel Aviv, las cuales había recibido a finales de diciembre un freno con la adopción de la resolución 2334, facilitada por la administración del entonces presidente Barack Obama.

Estados Unidos se abstuvo para permitir la aprobación de la iniciativa, en una postura que rompió entonces el tradicional veto de Washington en el Consejo de Seguridad a cualquier proyecto contrario a Israel, su aliado estratégico en el Medio Oriente. A raíz de esa abstención, Trump calificó a la ONU de ‘un club en el que la gente se reúne para hablar y pasarla bien’ y prometió a Israel que con su llegada a la Casa Blanca todo cambiaría.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *