Almería: Marchan contra los recortes y a favor de una sanidad y una educación públicas

almería mani

El personal sanitario y docente, que forman parte de la Marea Blanca y la Marea Verde de Almería, respectivamente, han protagonizado ayer una manifestación conjunta contra lo que consideran “una privatización encubierta” de la Junta de Andalucía y que afecta a ambos sectores de manera similar.

Centenares de profesionales y ciudadanos, se manifestaron por las calles del centro de  la capital para mostrar su “profundo rechazo” a la privatización de los servicios en la sanidad y la educación. Desde la Puerta Purchena, la marcha recorrió el Paseo de Almería hasta la plaza de Las Velas, en la Rambla, contra la externalización de los servicios en los dos ámbitos y para exigir que ambos servicios “sigan teniendo calidad y un carácter público”. “Tanto la sanidad como la educación se encuentran cada vez más afectados por privatizaciones encubiertas”, indicó Fernando Plaza, portavoz de la Marea Blanca.

Situación de la sanidad

“Estamos a la cola en número de enfermeras y médicos”, indicó Plaza. “Cuando la presidenta de la Junta habla de la ‘joya de la Corona’, hay que decir que la joya no es de la Corona, es de la gente y la tenemos que defender”. Plaza aseguró que la sanidad almeriense ha sufrido en los últimos años “una merma en el servicio” que ha repercutido, entre otros aspectos, en retrasos para la realización de pruebas diagnósticas, la asistencia a consultas de especialistas, intervenciones quirúrgicas o pérdida de camas hospitalarias. “En definitiva, los servicios públicos se han ido externalizando a favor del sector privado”.

Añadió que Almería cuenta con un “déficit” mayor que otras provincias andaluzas en personal sanitario, de modo que desde 2010 se habría reducido en un cinco por ciento, según sus cálculos. “Estamos a la cola en número de enfermeras y médicos” y que n los últimos años las contrataciones de eventuales “se han reducido enormemente” y “se está llegando a una situación límite”. Además destacó que Almería “sólo cuenta con una matrona por cada 85.000 niños”. Por todo ello considera que era hora de que “la población salga a la calle a exigir lo que es suyo”.

En este sentido, Carmen González, coportavoz de la marea blanca, recordó que en el año 2005 se cerró el hospital provincial, lo que supuso el cierre de camas, sin embargo, “en la actualidad hay conciertos con la privada, para camas privadas y en la pública no se amplían”. “En Almería nos faltarían hasta 96 camas para llegar a la media andaluza y un total de 216 para la media española, porque no tocamos ni a dos camas por cada mil habitantes”.

Situación de la educación

Por su parte, desde la Marea verde criticaron la pérdida de unidades en centros públicos a favor de las escuelas concertadas así como las clases con alumnos “por encima de la ratio”. “Mientras que en los centros concertados no se pierden unidades, sí están desapareciendo en los públicos”, lo que pone de manifiesto esta “privatización encubierta”.

El portavoz de la plataforma por la Educación pública y de calidad, Jorge García, aseguró que en los centros “no se están cubriendo las bajas e incluso incumpliendo las normativas” ya que se han detectado casos en los que “ha habido tres o cuatro meses sin maestro porque no se cubría una baja”. “Esto redunda en la calidad y, al fin y al cabo, la educación es la inversión en el futuro de niños y niñas”, destacó García, al tiempo que aseguró que los recortes ya no sólo vienen desde el Gobierno sino también de la Junta porque “no se ve más presupuesto para la contratación de profesorado”.

Otra representante de la marea verde, Pilar López, insiste en que “tenemos muchas cosas que reivindicar y la escuela pública debe salir a la calle porque estamos sufriendo recortes ya no solo desde el Gobierno sino también desde la Junta porque no se prevé más presupuesto para contratación de profesorado”. Además de la externalización de determinados servicios como los de los comedores escolares, “cuya gestión se ha quitado a las Asociaciones de Madres y Padres o a los centros”, López señala que algunas ratios se llevan a límites “excepcionalmente altas” que hacen que sea difícil llegar a ellas, por lo que “se cierran esas líneas, sobre todo en infantil”, lo que “va en detrimento de la pública y favorece la concertada”.

(Fuentes: La Voz de Almería / Diario de Almería / Almería Hoy / Ideal – Almería)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *