Ofensiva del ejército de Ucrania en el Donbass contras la República Popular de Donetsk

ejercito-ucrania.jpg_1718483347

El Ejército de Ucrania y los batallones de la derecha radical de este país han lanzado cerca de un millar de proyectiles contra los territorios de Donetsk controlados por las milicias populares. Como consecuencia de estos ataques, seis personas han muerto y otras 13 han resultado heridas, según fuentes en la región.

La actividad armada se prolonga por segundo día consecutivo y afecta a las ciudades de Donetsk, Avdéyevka, Makéyevka y Yasinovátaya entre otras poblaciones. Desde el lado ucraniano se usan lanzacohetes múltiples violando uno de los puntos fundamentales de los acuerdos de Minsk. Asimismo, las autodefensas han evitado la ofensiva de Kiev al abrir fuego contra el enemigo.

En Donetsk se han registrado numerosos daños en viviendas. Entre los inmuebles dañados hay una escuela y un hospital. Los vecinos están escondidos en sótanos. Las autoridades regionales denuncian los daños causados a una depuradora de agua por los enfrentamientos. El suministro de agua a varias poblaciones puede quedar suspendido.

Las partes beligerantes han acordado el “régimen de silencio” (una especie de armisticio) a partir de las 12.00 horas de este martes (hora local). Sin embargo, el fuego continúa en torno a Avdéyevka, han señalado fuentes del Estado Mayor General de Ucrania a la agencia Interfax-Ukraine. El presidente de Ucrania, Piotr Poroshenko, interrumpió este lunes su visita a Alemania por la situación de emergencia que se vive la zona de conflicto.

Las autodefensas de la República Popular de Donetsk (RPD) “observan completamente el régimen del alto al fuego pese a los disparos por parte de las fuerzas de Ucrania”, ha declarado a RIA Novosti el portavoz de estas milicias, Eduard Basurin. “Seguiremos observando el armisticio a condición de que la parte ucraniana deje de atacar los territorios de la RPD”, ha prometido.

Moscú ha lamentado que Kiev se niegue a cumplir los acuerdos de Minsk “con sus acciones agresivas en Donbass”, según ha manifestado el portavoz del presidente de Rusia, Dmitri Peskov, cuyas palabras recoge TASS. Peskov ha expresado que “tanto Moscú como París y Berlín deben apuntalar su presión sobre Kiev” para que, “finalmente”, cumpla con “las obligaciones establecidas”. Además, este vocero oficial ha recordado que Rusia es uno de los garantes de los acuerdos de Minsk, que afectan tanto a la capital ucraniana como a Donbass.

Ataque a la zona de Avdeevka

La República Popular de Donetsk denunció ayer el ataque de tropas ucranianas contra la zona de Avdeevka, y el cañoneo de las ciudades de Donetsk y Makeeva, con saldo de un muerto y tres heridos. El mando militar de Donetsk afirmó que dos escuadras del ejército ucraniano, apoyadas por dos tanques y con el fuego de morteros, intentaron tomar posiciones en la referida localidad, pero registraron 10 muertos y 15 heridos, afirmó.

La parte ucraniana decretó un estado de emergencia cerca de la zona en disputa de Avdeeva. La situación ocurrió en medio de la visita del presidente ucraniano, Piotro Poroshenko, a Alemania. Aunque la Cancillería ucraniana afirmó que Poroshenko debió suspender su estancia en suelo germano para atender lo que llamó catástrofe humanitaria en Avdeevka, en Donetsk estiman que todo forma parte de una provocación de Kiev.

Las autoridades de la república de Donetsk indicaron que Ucrania suspendió el suministro de energía e Avdeevka y dejó paralizada una fábrica de productos químicos y una planta potabilizadora. Además, el gobierno de Donetsk debió evacuar una escuela en la atacada ciudad, después que varios proyectiles cayeron cerca de ese plantel.

El máximo dirigente de la república, Alexander Zajarchenko, denunció que en violación de los acuerdos pactados en Minsk, en febrero de 2015, el ejército ucraniano empleó artillería de 122 y 155 milímetros y morteros de 82 y 120 milímetros. La avenencia estipula un cese el fuego, la retirada del armamento pesado a unos 100 kilómetros de la línea de confrontación, intercambio de prisioneros, amnistía, estatus especial para Donetsk y la región de Lugansk y regreso de Ucrania al control de frontera con Rusia.

Poroshenko, por su lado, acusó a Rusia de ser responsable del recrudecimiento de la situación en la región de Donbass (Donetsk y Lugansk), algo que rechaza Moscú categóricamente al reiterar que no forma parte de ese conflicto interno.

Lugansk contratacará en caso de una agresión de Ucrania

La otra República Popular , la de Lugansk (RPL),  está preparada para contratacar en caso de una agresión militar de Ucrania, declaró el jefe de las milicias locales, Ígor Plotnitski.  “Estamos preparados no solo para repeler los ataques (de los uniformados ucranianos), sino también para recuperar los territorios de la República de Lugansk temporalmente ocupados (por el Ejército ucraniano)”, dijo Plotnitski citado por su servicio de prensa.

Anteriormente las milicias y los militares ucranianos denunciaron el agravamiento de la situación en Donbás a raíz de los bombardeos artilleros: como consecuencia, la localidad de Avdéevka, en la provincia de Donetsk, quedó sin luz, agua y calefacción.

Las autoridades ucranianas declararon la situación de emergencia en Avdéevka y planean evacuar a la población si no se logra restablecer los suministros. El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, encargó convocar una reunión extraordinaria del Grupo de Contacto para el arreglo en Donbás.

Kiev se reafirma en su objetivo de “recuperar” Donbass

En estas primeras semanas del nuevo año, a la espera de conocer cuáles serán los cambios que suponga la llegada al poder de la nueva administración de Estados Unidos, principal apoyo de Kiev en la escena internacional, las autoridades ucranianas se han reafirmado en sus deseos para 2017, muchos de ellos similares a los de años anteriores.

Ya en los primeros días del año, coincidiendo con la visita del ministro de Asuntos Exteriores de Austria, que en estos momentos ostenta la presidencia de la OSCE, el ministro Klimkin mostró, una vez más, su deseo de introducir una misión armada de la OSCE en Donbass. No es previsible que la nueva negativa de la organización a debatir la propuesta ucraniana vaya a disuadir a las autoridades de Kiev.

Repitiendo exactamente el mismo mensaje que en los primeros días de 2016, el presidente Poroshenko reiteró el deseo de que los ucranianos reciban el derecho a viajar a la Unión Europea sin visado. Igual que el año pasado, Poroshenko afirmó además que la liberalización de visados será una herramienta para la recuperación de Donbass y Crimea.

Recuperar Donbass también es el deseo –y el trabajo- del Ministerio para los Territorios Temporalmente Ocupados y Desplazados Internos, cuyo ministro Chernish y viceministro Tuka también han manifestado sus deseos por recuperar el territorio este año.

Tuka ya afirmó la semana pasada, aunque sin dar a entender que existiera ningún plan específico, que el retorno de Donbass a Ucrania podía comenzar en otoño. Chernish afirma ahora que Ucrania trata de ganar “los corazones y las mentes” de la población de Donbass, bombardeada por las tropas ucranianas desde hace más de mil días.

Palabras vacías si no se acompañan con hechos. Mientras tanto, los bombardeos de ciertas zonas de Donbass continúan y Ucrania mantiene un bloqueo económico que el viceministro Tuka prometió, en mayo de 2016, que Kiev comenzaría a levantar.

Ucrania espera recuperar Donbass en 2017

Las autoridades ucranianas esperan el regreso de las zonas de Donbass fuera de su control antes de finalizar el año según afirmó el ministro para los Territorios Temporalmente Ocupados y Desplazados Internos de Ucrania, Vadim Chernish, en una aparición en el canal de televisión ucraniano Canal 5 [de propiedad de Poroshenko].

Según explicó, opina que la “desocupación” comenzará este año, aunque “no hay ningún motivo para decir al 100% que esto ocurrirá”. “Ahora hemos desarrollado una hoja de ruta para el retorno. Tenemos que estar preparados, porque cuando las autoridades ucranianas vuelvan, todos tienen que estar preparados para el proceso”, afirmó el ministro ucraniano.

Hay que recordar que el 17 de enero, el ministro del Interior de Ucrania, Arsen Avakov, afirmó que la Guardia de Frontera debe estar preparada para capturar la frontera entre Donbass y Rusia en una semana o un máximo de dos.

Chernish afirma que Kiev ha cambiado la estrategia en relación a las no-reconocidas Repúblicas Populares de Donetsk y de Lugansk. En lugar de la retórica agresiva y militarista de confrontación con los gobiernos de las repúblicas, se aplicará un enfoque más suave de apoyo a la población.

“Si hablamos de soluciones, entonces cuando hablamos sobre los territorios del este de nuestro país tenemos que comprender que, en primer lugar, tenemos que luchar por los corazones y las mentes de la población. En segundo lugar, tenemos que lograr una solución político-diplomática. Y no es un proceso lineal del estilo de “primero la frontera y después hacer algo con la gente”: no, la población necesita que trabajemos ahora”, afirmó Chernish.

El ministro afirmó que los oficiales de Kiev no cuentan con información detallada sobre lo que ocurre en Donbass. Concretamente, las autoridades no disponen de información sobre el número de residentes que hay en Donbass.

“Dependemos de los datos con los que trabajan las organizaciones internacionales humanitarias y nuestros socios internacionales. No son datos rigurosos, pero los especialistas del Ministerio han participado en todas las fases de trabajo analítico de las organizaciones internacionales. En los territorios de Donetsk y Lugansk que están fuera de control del Gobierno hay entre dos y tres millones de personas”.

En una entrevista concedida a Gazeta.ru, el ministro afirmó que Kiev monitoriza de cerca la industria del carbón, ya que sin el carbón de Donbass, en Ucrania comenzarían inmediatamente los apagones eléctricos.

“Comprendemos lo que pasa. Ucrania necesita 9,2 millones de toneladas de antracita y toda ella se encuentra en el territorio fuera de control del Gobierno”, explicó Chernish. Según el ministro, sin ese carbón se producirían apagones por todo el país. Los territorios fuera del control del Gobierno suministran entre el 10 y el 19% de la energía generada en el país.

(Fuentes: Ria Novosti / Sputnik / Russia Today – RT / Slavyangrad / Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *