Trump ordena la construcción del muro con México. Peña Nieto suspende su viaje a EE. UU.

Trump muro

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó ayer la orden ejecutiva que autoriza la construcción de un muro en la frontera con México, en respuesta a su reiterada y polémica promesa de campaña.

El mandatario rubricó ese documento durante una visita al Departamento de Seguridad Nacional, donde también emitió una directriz que bloquea la subvención federal a los estados y ciudades que se nieguen a deportar a inmigrantes ilegales.

Según funcionarios citados por el diario New York Daily News, la orden relativa al muro fronterizo permitirá técnicamente el trabajo en esa barrera y ayudará a acomodar el financiamiento para su edificación. En una entrevista que ABC News transmitirá íntegramente esta noche, Trump dijo que la construcción de la obra comenzará en meses y que su planeamiento se iniciará de inmediato.

Aún no está claro cómo se financiará o cuánto costará, pero el mandatario repitió su declaración de que el vecino país reembolsará a Estados Unidos el costo del proyecto, algo rechazado por el gobierno mexicano.

El secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, se refirió a la construcción como una gran barrera física en la frontera sur. Según declaró a los medios, se trata de algo más que de una promesa de campaña, pues es un primer paso de sentido común para realmente asegurar la frontera porosa y evitar el flujo de drogas, delincuencia e inmigración ilegal.

En el caso de la otra orden firmada este miércoles, se dirige a las llamadas ciudades santuarios -unas 300 en el país, entre ellas Chicago, Nueva York y Los Ángeles- las cuales se abstienen de detener a inmigrantes que se encuentran de forma ilegal en territorio estadounidense.

Para el portal de USA Today, esta medida podría convertirse en un conflicto importante entre el presidente y los gobiernos locales, y probablemente dará lugar a cuestionamientos legales para determinar hasta dónde la Casa Blanca puede dictar sus prioridades.

Durante la campaña como candidato republicano Trump reiteró su intención de construir el muro fronterizo y, además, indicó la posibilidad de suspender la inmigración desde naciones con historia de terrorismo contra Estados Unidos. Esos y otros comentarios provocaron numerosas críticas dentro y fuera de su país, incluidas las de varios gobiernos y organismos internacionales que consideraron las declaraciones discriminatorias y xenófobas.

Peña Nieto Suspende su visita a EE.UU.

Tras la firma de la orden ejecutiva, el presidente mexicano Enrique Peña Nieto, decidió suspender su viaje previsto a los Estados Unidos. “Esta mañana hemos informado a la Casa Blanca que no asistiré a la reunión de trabajo programada para el próximo martes con el @POTUS”, escribió Peña Nieto en su cuenta de la red social Twitter.

Antes, Trump había condicionado el encuentro a la disposición mexicana de costear la construcción de un muro en la frontera de ambas naciones. “Si México no está dispuesto a pagar por el tan necesario muro, entonces sería mejor cancelar la próxima reunión”, escribió el magnate republicano en su cuenta personal de la mencionada red de microblogging.

Donald Trump, prevé un impuesto del 20 por ciento sobre todas las importaciones procedentes de México para financiar un muro en la frontera común, anunció hoy el portavoz Sean Spicer. Según el vocero de la Casa Blanca, la decisión está tomada, aunque el gravamen no se podrá aplicar de forma inmediata, pues aún está vigente el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), firmado por Estados Unidos, Canadá y México hace más de dos décadas.

Spicer dijo a periodistas a bordo del avión Air Force One que el presidente quiere incluir la medida dentro de una reforma fiscal más amplia que pretende negociar con el Congreso. Según argumentó, si se aplica el arancel del 20 por ciento a mercancías por un valor de 50 mil millones de dólares, podrían obtendrían 10 mil millones de dólares al año y se pagaría ‘fácilmente el muro solo a través de ese mecanismo’.

El déficit comercial de la potencia norteña con México asciende a unos 60 mil millones de dólares anuales, por lo que la aplicación del arancel sobre dicha cantidad generaría unos 12 mil millones al año, indican los cálculos manejados por Washington.

Ese impuesto a las importaciones mexicanas ‘proporciona claramente la financiación’ para el muro ‘y lo hace de una manera en la que el contribuyente estadounidense es totalmente respetado’, indicó Spicer.

En una reciente entrevista con la cadena ABC, el nuevo inquilino de la Casa Blanca aseveró que el Gobierno federal adelantará el dinero necesario para iniciar el proyecto, pero el pago será ‘reembolsado por México’, que se hará cargo del ciento por ciento del costo de la edificación.

Por su parte, Peña Nieto expresó que lamentaba y reprobaba la decisión sobre la construcción de un muro “que desde hace años, lejos de unirnos, nos divide. México no cree en los muros. Lo he dicho una y otra vez, México no pagará ningún muro”, manifestó. “México ofrece y exige respeto, como la nación plenamente soberana que somos”, exigió.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *