Estado aconfesional: AMAL renuncia a la “marcha atea”

La Asociación de Ateos y Librepensadores de Madrid (AMAL) no solicitará este año, como tampoco lo hizo el pasado, permiso a la Delegación del Gobierno para realizar la marcha atea del “Jueves Santo”. Tras 5 años consecutivos de negativas, el presidente de la asociación, Luis Vega, ha indicado, con resignación, que “sabemos el resultado de la solicitud de antemano”.

“Tanto PP como PSOE nos han dicho siempre ‘no’ a la marcha, por lo que teníamos la esperanza de un cambio de gobierno, y que el nuevo Ejecutivo fuera más progresista, pero eso aún no se ha producido”, ha lamentado. Diariocrítico ha charlado con Luis Vega sobre las cuestiones judiciales que atañen a la asociación, sus principales reivindicaciones, y sus planes de futuro, entre otras cosas.

La asociación afronta un situación de “stand by” jurídico. Además de esperar una sentencia del Tribunal Europeo de DDHH de Estrasburgo sobre el recurso presentado por la recurrente prohibición de la marcha atea en Semana Santa, también aguardan la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ante la denuncia al Ministerio de Educación por el currículo de la asignatura de Religión.

Ante la continua negativa de la Delegación del Gobierno y tras recurrir, sin éxito, su decisión al TSJM, la asociación acudió al Tribunal Constitucional (TC) alegando la vulneración de los derechos de manifestación y libertad de conciencia. El TC admitió a trámite el recurso pero terminó “lavándose las manos, con el argumento de que no le correspondía dictar una resolución al respecto”, ha indicado Vega.

La causa en el tribunal de DD.HH.

Ante la ausencia de respuesta del TC, y agotada la vía judicial española, AMAL presentó un recurso ante el Tribunal de DD.HH. de Estrasburgo, que esperan que se pronuncie lo antes posible.

Aunque este año, igual que el pasado, AMAL no va a solicitar permiso para la marcha atea del Jueves Santo, el presidente de la asociación ha asegurado que en 2017 lo volverán a intentar, “pase lo que pase”.

En cualquier caso, la asociación intentará volver a celebrar este año una protesta, un mes después de Jueves Santo. “El año pasado nos dejaron hacerla y ni siquiera tuvimos servicio de vigilancia ni acudió la Policía porque saben que somos gente tranquila”. “Por eso, llama la atención que aleguen altercados de orden público cuando siempre que hemos hecho la marcha en Jueves Santo, se ha realizado lejos de las procesiones religiosas y rara vez a la misma hora, por lo que hemos dejado claro que no buscamos el enfrentamiento con los católicos”.

Su “otra” gran causa pendiente, es la denuncia presentada contra el Ministerio de Educación por el contenido de la asignatura de Religión. “El TSJM ha admitido a trámite la denuncia, en la que nos acogemos a la Ley Orgánica de Protección Jurídica del Menor, que establece que los menores deben recibir información veraz y no discriminatoria”.

“El problema no es sólo que exista la asignatura de Religión, sino que su contenido recoge afirmaciones como que el amor de Dios nos hará felices, algo que supone una estigmatización contra los niños que no compartan esa idea”, ha explicado. “A ver si sale antes la resolución de Estrasburgo, y la sentencia del TSJM en el caso de la Educación tendría mayor trascendencia social si se reconoce que no se puede engañar y discriminar”.

Los partidos rehúyen el tema porque resta votos

Luis Vega ha revelado que antes de las elecciones generales del 20-D, la asociación organizó “un debate con los partidos políticos, al que no acudió el PP, para exponerles nuestra reivindicación ‘final’, que es la separación Iglesia-Estado” y reclamarles “avances en este ámbito”. Sin embargo, Vega ha lamentado que la respuesta de los partidos haya sido esquiva, ya que consideran que ‘entrar’ en la separación Iglesia-Estado desataría una campaña mediática y política en contra, por lo que no quieren arriesgarse en lo que consideran un asunto tan complejo”.

“Los temas de laicidad no han avanzado nada en este país, y esto no es sólo un problema de creencias, sino que va más allá, y afecta a otros campos porque la fuerza de la Iglesia impide avanzar en casi todo, por eso asistimos a una regresión científica, entre otras cosas”, ha denunciado Vega.

En cuanto a las principales reivindicaciones que la asociación le plantearía al nuevo gobierno, Vega ha explicado que “el objetivo final es conseguir la separación Iglesia- Estado, pero hay puntos anteriores más sencillos, como la eliminación del delito de escarnio del Código Penal, algo que nos parece sencillo ya que no existe en ningún otro país europeo, o acabar con la Religión en las aulas”.

“Todos los partidos han dicho que van a derogar la LOMCE, por lo que tendremos la oportunidad de volver a una situación normal, que la Religión se dé en las parroquias”. Otro de los retos es que se reviertan las inmatriculaciones, aunque Vega ha reconocido que esto es “más complicado porque hay mucho dinero de por medio”, añade.

Sobre la posibilidad de celebrar un referéndum sobre la confesionalidad del Estado, Vega admite que sería una buena idea, aunque cree que es más fácil “lanzar una petición online de firmas para recabar apoyos en favor de la aconfesionalidad”.

Ante la posibilidad de que se repitan las elecciones, Vega también ha anunciado que la asociación tiene la intención de convocar una manifestación a nivel estatal en junio para presionar a los partidos políticos para que trabajen por la laicidad del Estado”. AMAL está realizando un ciclo de cine ateo, que se prolonga durante dos meses, y tiene previsto organizar en marzo un congreso de un fin de semana y celebrar el “Día Ateo”, el 14 de marzo.

(Fuente: Diario Crítico / Autora: María Fernández)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *