La implicación del Estado Español en los despliegues de la OTAN en la frontera rusa

F 18

Como Estado miembro de la OTAN, el español también participa en la arquitectura de Defensa diseñada por la Alianza Atlántica para reforzar a los países de Europa del Este ante la supuesta amenaza que representa la Rusia de Vladimir Putin.

Esta doctrina -impulsada en 2014 tras la guerra de Ucrania y la posterior cumbre aliada en Cardiff- se ha visto cristalizada en una mayor presencia de aviones de combate de los países de la OTAN en la misión de la «Policía Aérea del Báltico» y la creación de bases militares permanentes en ocho países («NATO Force Integration Unit», NFIU) en las que, de modo rotatorio, participan los aliados.

También se han incrementado el número de maniobras militares (terrestres y navales) y la presencia militar propia de EE.UU. con un despliegue sin precedentes desde el fin de la Guerra Fría, incluyendo 3.500 militares y 87 carros de combate M1A2 Abrams en Polonia. Éste fue el último gran despliegue militar de Barack Obama como presidente.

Bajo esta premisa, y a la espera de que las relaciones entre EE.UU. y Rusia puedan dar un giro tal y como se desprende de las declaraciones efectuadas hasta ahora por Donald Trump, España mantiene los despliegues previstos para 2017 en países fronterizos con Rusia. Además prevé potenciar otro tipo de alianzas, como una colaboración en ciberdefensa con Ucrania. He aquí las principales misiones militares españolas planificadas para este año:

Cuatro cazas F-18 en Estonia

Cuatro cazas F-18 «Hornet» del Ala 15 del Ejército del Aire, con base en Zaragoza (foto adjunta), serán los encargados de desplegar en Estonia, a partir del 1 de mayo y por un periodo de cuatro meses, con el objetivo de proteger el espacio aéreo de los países bálticos, según informan fuentes militares. Junto a los cuatro aviones se desplazarán 100 efectivos en tareas de apoyo y mantenimiento.

De este modo, por tercer año consecutivo el Ejército del Aire español participará en la misión de la OTAN «Baltic Air Policing», que protege los cielos de Estonia, Letonia y Lituania frente a potenciales incursiones aéreas foráneas, principalmente de la fuerza aérea de Rusia.

En 2015 el Ejército del Aire desplegó cuatro cazas Eurofighter en la misma base estonia de Ämari que cobijará a los F-18 a partir de mayo. En 2016 el escenario elegido para el despliegue de otros cuatro Eurofighter fue Lituania, en la base de Siauliai.

Hasta 350 efectivos en Letonia

Las características exactas del contingente español aún deben decidirse en una reunión próxima en la ciudad canadiense de Ottawa, aunque el ministro de Defensa de Letonia, Raimonds Bergmanis, ya avanzó en una entrevista en la radio pública de su país que España formará parte del batallón que liderará este año Canadá.

En total se desplegarán 1.200 efectivos de los cuales Canadá aportará un tercio aproximadamente. España, Italia, Polonia, Eslovenia y Albania completarán el contingente liderado por las fuerzas canadienses en la base de la «NATO Force Integration Unit» de Riga, cuyo objetivo es vigilar la situación en la frontera y preparar el terreno a una fuerza de despliegue rápido de la OTAN en caso de que se active el Artículo V de la Alianza Atlántica (defensa ante un ataque a un país aliado).

Sobre este despliegue, el Consejo de Ministros del 23 de diciembre ya estipuló, sin especificar el área de Letonia aún, el despliegue y certificación en la Fuerza de Respuesta Reforzada de la OTAN con unidades terrestres, aéreas y navales y en el área de responsabilidad del comandante supremo de la OTAN en Europa, de las unidades y personal de apoyo necesarios con un máximo de 350 efectivos. Por lo que esta cifra se presume como probable para el despliegue de Letonia, según confirman fuentes militares españolas a ABC.

Ciberdefensa con Ucrania

Pasó desapercibido, pero así lo transmitió la ministra María Dolores de Cospedal en su comparecencia ante la Comisión de Defensa del 20 de diciembre en el Congreso: “Singularmente me referiré a las misiones de cooperación para instrucción y diversos ámbitos de intercambio de experiencia […] y, por último, en Ucrania, de adiestramiento en materia de ciberdefensa”.

Es decir, el Mando Conjunto de Ciberdefensa español colaboraría así en tareas de instrucción en este ámbito, muy sensible a la amenaza rusa. Aunque esta misión no implica el despliegue de tropas españolas en Ucrania, sino que la colaboración se podría efectuar con la llegada de militares ucranianos para formarse en las instalaciones del mando de ciberdefensa en la base de Retamares (Madrid).

Agrupaciones navales

La fragata «Almirante Juan de Borbón» se integrará el 29 de enero en la Agrupación Naval Permanente de la OTAN nº 2 (SNMG-2 en sus siglas en inglés) con el Mediterráneo oriental y el Mar Negro como área de influencia. Aunque puede desplazarse a otras zonas. Otros buques de la Armada Española se integrarán este año en los cuatro grupos navales de la OTAN.

(Fuente: ABC / Autor: Esteban Villlarejo)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *