Hazte Oir, asociación católica ultraderechista y homófoba declarada “de utilidad pública” por el gobierno del PP

cohen

El próximo miércoles 25 de enero, Hazte Oír organizará una jornada para curar la homosexualidad. Impartida por  el “psicoterapeuta” estadounidense Richard Cohen, conocido por su libro  “Comprender y sanar la homosexualidad” (foto adjunta).La charla extenderá bulos como que es viable cambiar de orientación sexual o es posible dejar atrás los sentimientos de atracción hacia las personas del mismo sexo si es que se tienen. Homofobia pura y dura a través de una sesión gratuita y a la que podrán asistir menores de edad.

Es la última iniciativa de un colectivo que, escudándose en la defensa de la familia tradicional heteroparental, han llegado a recoger firmar para retirar campañas que normalizaban la homosexualidad. Lo han hecho con El Corte Inglés, con Vips e incluso con Disney, a los que dirigieron una petición titulada “No a un Disney de gays y lesbianas para mis hijos”. Su última iniciativa se produjo el pasado mes de noviembre, cuando repartió en colegios un libreto alertando a los escolares sobre la “amenaza real” de las leyes por la diversidad sexual.

Todo ello de la mano de una asociación a la que el Gobierno del Partido Popular declaró el 25 de mayo de 2013 como asociación de “utilidad pública”. Una distinción que el anterior ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, no retiró pese a que en 2014 el Juzgado de Primera Instancia número 48 de Madrid dio  por  “acreditada” la relación de miembros de Hazte Oír con la sociedad secreta y paramilitar ultraderechista El Yunque.

El apoyo del PP frente a la postura de la Iglesia

El actual ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, tampoco ha retirado la distinción. Hazte Oír sigue estando declarada por el Gobierno como una asociación de “utilidad pública”. Y todo ello a pesar de que incluso los obispos de Toledo o Getafe han prohibido al colectivo liderado por Ignacio Arsuaga el acceso a sus diócesis (parroquias, delegaciones diocesanas…) para que “no puedan dar a conocer o promover sus iniciativas”.

Otros obispos tampoco han dudado en renegar de la asociación a la que el Gobierno califica de “utilidad pública”. Por ejemplo, José Ignacio Munilla ha pedido públicamente a Hazte Oír que dejaran de existir como sociedad secreta; Ricardo Blázquez se ha negado a recibir o colaborar con las actividades de CrossRoads, “la asociación de captación para el Yunque de los jóvenes que peregrinan a Santiago de Compostela”; y Carlos Osoro ha abogado porque los católicos se desapunten rápidamente de Hazte Oír.

Tal y como informó ELPLURAL.COM, católicos con importantes responsabilidades públicas también se han movilizado contra Hazte Oír. El caso más conocido es el del periodista especializado en información religiosa, Santiago Mata, quien ha publicado El Yunque en España. La sociedad secreta que divide a los católicos (Editorial Amanecer), libro en el que acusa a la asociación declarada por el ministerio de Interior de “utilidad pública” de tener entre sus objetivos la “captación de menores y jóvenes”.

Beneficios económicos y exenciones fiscales

Pese a su homofobia permanente, el ex ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, declaró el 25 de mayo de 2013 a Hazte Oír como una asociación de “utilidad pública”. Un reconocimiento que ha mantenido su sucesor en el cargo, Juan Ignacio Zoido.

De nada ha servido que en 2014 el Juzgado de Primera Instancia número 48 de Madrid diese  por  “acreditada” la relación de miembros de Hazte Oír con la sociedad secreta y paramilitar El Yunque o la petición formulada por Juventudes Socialista para que la asociación liderada por Ignacio Arsuaga dejase de contar con tan prestigiosa distinción.

Según se establece en la ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación, entre los requisitos para que una asociación logre la categoría de utilidad pública figuran la promoción  del “interés general”, así como la defensa de los “valores constituciones”, los “derechos humanos”, “la igualdad de oportunidades” o la “tolerancia”. Criterios que difícilmente puede cumplir una asociación que programa una conferencia para curar a los gays o lleva a cabo una recogida de firmas contra las empresas que utilizan la imagen de una pareja homosexual en anuncios publicitarios.

En cualquier caso, gracias a la concesión realizada por el Gobierno del Partido Popular, Hazte Oír sigue disfrutando de numerosas ventajas al estar declarada de utilidad pública. Por ejemplo, tal y como especifica la ley, disfruta de exenciones y beneficios fiscales en los términos y condiciones previstos en la normativa vigente; de determinados beneficios económicos y de asistencia jurídica gratuita en los términos previstos en la legislación específica.

(Fuente: El Plural / Autor: José M. Garrido)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *