Euskal Herria: Patronal y sindicatos acuerdan priorizar el “ámbito vasco de negociación colectiva”

obispo

Representantes de la patronal y los sindicatos vascos han alcanzado este pacto en su tercera reunión, celebrada en la sede del Consejo de Relaciones Laborales, en Bilbao, y que ha durado menos de una hora, tras la constitución de la mesa negociadora el pasado 30 de noviembre.

En la tercera reunión negociadora, las partes consensuaron un texto para dar preferencia aplicativa a los convenios de la CAV sobre los estatales, algo que ya habían intentado sin éxito en 2012 y 2013. Es un pacto histórico por la delicada situación en que se encuentran las relaciones laborales vascas que podría abrir una nueva fase de entendimiento, aunque en todos los flancos reina la prudencia. El acuerdo blinda los convenios vigentes y los que se firmen en el futuro, lo que ya es un paso para poner algo de orden en la negociación colectiva, pero no dice nada sobre cómo reactivar las mesas bloqueadas.

Ayer no hubo sorpresas y, como habían anticipado casi todos los agentes, no hubo problemas para alcanzar un acuerdo de estructura que da prioridad aplicativa a los convenios vascos sobre los estatales. Las dudas que habían surgido en el encuentro anterior fueron resueltas a favor de la tesis de la patronal, es decir, el pacto interprofesional no incluirá el compromiso de desbloquear los convenios. El que más había tensado la cuerda en ese sentido había sido LAB, que ayer optó por “un sí crítico” que no puso en peligro el consenso.

Ayer no hubo sorpresas y, como habían anticipado casi todos los agentes, no hubo problemas para alcanzar un acuerdo de estructura que da prioridad aplicativa a los convenios vascos sobre los estatales. Las dudas que habían surgido en el encuentro anterior fueron resueltas a favor de la tesis de la patronal, es decir, el pacto interprofesional no incluirá el compromiso de desbloquear los convenios. El que más había tensado la cuerda en ese sentido había sido LAB, que ayer optó por “un sí crítico” que no puso en peligro el consenso.

Este el primer gran acuerdo entre la patronal vasca y todos los grandes sindicatos de Euskadi desde hace casi dos décadas y se ha alcanzado esta tarde para blindar los convenios territoriales frente a la primacía de los convenios de ámbito nacional. De este modo, las centrales y los empresarios vascos sellan la paz y reconducen sus maltrechas relaciones de los últimos años en un acuerdo con el que se inicia una nueva etapa en la negociación de los convenios colectivos en el País Vasco.

El acuerdo firmado

El acuerdo establece que a partir de ahora tendrán prioridad los convenios vascos sobre los convenios estatales, tanto para los actualmente vigentes en Euskadi, como para los que entren en vigor a partir de ahora. El acuerdo tiene carácter interprofesional. De esta forma queda protegido y priorizado el “ámbito vasco de negociación colectiva”.

El acuerdo firmado entre ELA, LAB, UGT, CCOO y la patronal Confebask, tendrá vigencia indefinida y estará en vigor hasta la firma de otro que lo sustituya, salvo denuncia expresa, mediante “comunicación fehaciente” a las demás partes de alguna de ellas, a partir del 31 de diciembre de 2020. La patronal vasca, Confebask, tiene previsto someter a revisión el acuerdo y ratificación en su próxima Comité Ejecutivo.

El artículo 3 hace referencia a la negociación colectiva sectorial y la prioridad aplicativa, y establece que el acuerdo garantiza, al amparo de lo establecido en el artículo 83.2 del Estatuto, la “prioridad aplicativa” de los convenios y acuerdos territoriales e interterritoriales suscritos en Euskadi, sobre cualquier otro convenio sectorial o acuerdo marco de ámbito estatal preexistente o posterior a la firma de este acuerdo interprofesional”.

El documento reconoce la prioridad de aplicar los convenios y acuerdos territoriales e interterritoriales de Euskadi tanto durante el período expresamente pactado, como en la fase de ultraactividad convencional (los convenios siguen aplicándose automáticamente aunque hubiese pasado el tiempo previsto de aplicación) o la legalmente establecida. En otro punto, el artículo 4, se establece que esa prioridad aplicativa se entiende, en todo caso, “sin perjuicio de las materias reservadas al ámbito estatal”, recogidas en el Estatuto de los Trabajadores.

El texto establece que el acuerdo será de aplicación a las empresas y a trabajadores del País Vasco que se encuentren dentro del ámbito de aplicación de los convenios sectoriales y acuerdos a los que se refiere este artículo 4. En el último artículo se contempla la creación de una comisión mixta interpretativa, que, además de las funciones y competencias ordinarias, deberá ser informada expresamente de la apertura de cualquier nuevo ámbito negocial dentro de Euskadi.

En el último artículo se contempla la creación de una comisión mixta interpretativa, que, además de las funciones y competencias ordinarias,  deberá ser informada expresamente de la apertura de cualquier nuevo ámbito negociador dentro de Euskadi.

Valoraciones sindicales

El representante del sindicato nacionalista ELA ha destacado que se trata de un “buen” acuerdo, “válido” para proteger y garantizar los convenios vascos frente a la “invasión de los convenios estatales”. Ha estimado que es el pacto posible con Confebask, dado que “no hay patronal para otra cosa, porque no quiere abordar la negociación colectiva como es debido” y ha remarcado que la patronal no ha pedido “nada a cambio” y que los sindicatos han firmado el acuerdo “sin tener que renunciar al conflicto ni a que haya paz social en las empresas”.

Por su parte El sindicato abertzale LAB ha recordado que ha dado un “sí” crítico al acuerdo porque la patronal mantiene bloqueada la negociación colectiva, la otra gran pata pendiente. LAB ha defendido su “sí crítico” afirmando que el acuerdo constituye un pacto que “protege” los convenios vascos de los “ataques” procedentes del ámbito estatal “de la mano de la patronal y de CCOO y UGT”. También porque que es “necesario” el desbloqueo de la negociación colectiva, del que ha responsabilizado a Confebask y a las patronales territoriales, Cebek (Bizkaia), Adegi (Gipuzkoa) y SEA (Álava).

No obstante LAB ha puntualizado que “solo protege a los convenios que estén en vigor, y por ello hemos venido planteando la necesidad de desbloquear la negociación colectiva”. “En el proceso ha quedado claro quién bloquea la negociación colectiva y quién no quiere dar salida a la misma, que no es otra que Confebask y las patronales asociadas en ella Adegi, Cebek y SEA”, añaden.

CC.OO. ha considerado que el acuerdo es “muy importante” y ha hecho un llamamiento al resto de centrales para formar un “frente sindical” que “obligue” a la patronal a “sentarse a negociar de buena fe y comprometerse con el desbloqueo de la negociación colectiva”. UGT ha afirmado que, sin una posterior negociación colectiva sectorial, el acuerdo sellado se quedará en “papel mojado”, por lo que ha llamado a las demás centrales a adoptar un “compromiso” para abordar esa negociación. Más de 350.000 trabajadores vascos están esperando a que seamos capaces de recuperar la negociación colectiva sectorial”.

El representante de la patronal ha destacado que se trata de un acuerdo “importante”, el primero de carácter interprofesional que se firma desde el año 2000.En referencia a la negociación colectiva, ha señalado que las partes han preferido “ceñirse” a la prioridad de los convenios vascos y evitar una cuestión en la que han “fracasado” en otras ocasiones. No obstante, ha señalado que “ha estado y está” en manos de patronal y sindicatos desbloquear la negociación colectiva, que se encuentra “donde unos y otros hemos sido capaces de llegar.

(Fuentes: Noticias de Gipozcua / Orain noticias / naiz.info/ Deia / Diario Vasco)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *