Los mercenarios sirios ya no camuflan su apoyo al régimen sionista y la ayuda de Israel

comandante

Altos miembros de los grupos armados mercenarios al servicio de Occidente, los llamados “rebeldes” sirios, tienen previsto aparecer públicamente en un evento israelí en los territorios ocupados palestinos. “Los representantes de la oposición siria ofrecerán un discurso directamente ante la audiencia israelí” en una ceremonia con motivo de la inauguración de la universidad hebrea de Al-Quds (Jerusalén), reveló Jerusalem Post.

En su publicación del pasado domingo, el diario israelí sostuvo que los llamados “rebeldes”, catalogados como “terroristas” por el Gobierno de Damasco, buscan romper el “tabú” de relaciones con el régimen de Tel Aviv. Según el mismo medio, la reunión también será transmitida en vivo para los “comandantes de la oposición y los combatientes” en las zonas de combate en Siria.

El evento coincide con el transcurso de casi tres semanas de plena liberación de la ciudad norteña siria de Alepo por parte del Ejército sirio y un gran golpe al cuerpo de los grupos armados que incluyen asimismo las facciones terroristas.

Desde el estallido del conflicto sirio en 2011, el régimen de Israel nunca ocultó su simpatía por los grupos armados sirios e incluso sirvió como una gran fuente de apoyo médico y logístico a todas las facciones que luchan contra el Gobierno de Damasco, incluido el Frente Al-Nusra, exfilial de Al-Qaeda y actualmente conocido como el Frente Fath Al-Sham.

A este respecto, el jefe del estado mayor de Israel, Gadi Eizenkot, adelantó un proyecto para destinar 7 millones de dólares del presupuesto de las fuerzas de guerra de este régimen (IDF, por sus siglas en inglés) para fortalecer a los sediciosos en Siria.

La implicación israelí en la crisis siria no se limite a apoyos médicos a terroristas, pues en los últimos años las autoridades sirias han denunciado un sinfín de ataques aéreos israelíes contra las posiciones del Ejército sirio.

El gobierno sirio  considera este tipo de agresiones como un apoyo del enemigo israelí a los grupos terroristas, en un intento desesperado por elevar su moral cada vez más derrumbada.

Siria será amigo de Israel si Al-Asad es derrotado

“Siria no tratará al régimen de Israel como un enemigo de larga data, si el actual presidente sirio, Bashar al-Asad, sale de la ecuación”. Es la opinión de Fahed al-Masri, coordinador del autodenominado opositor ‘Frente para la Salvación Nacional en Siria’, quien en una entrevista a la radio La Voz de Israel pide a las autoridades israelíes establecer una “región segura” en el sur del país árabe.

“Se requiere que Israel cree una región segura en el sur de Siria (…) El objetivo a largo plazo es instalar unas infraestructuras fiables para toda la región [Asia Occidental]”, dice Al-Masri durante la entrevista publicada este domingo, sin precisar más detalles.

El dirigente “opositor” afirma que en un escenario donde el actual presidente no tiene ningún papel político, “digo, si él es derrotado” el régimen de Tel Aviv ya no será el enemigo del “pueblo y nuevo gobierno sirios”. “Eso sí, estoy seguro”, reitera.

Es más, en una Siria sin Al-Asad, “la nueva administración naturalizará a los refugiados palestinos” que se encuentran dentro del territorio sirio y “reconocerá a medias” la anexión de los altos del Golán, ocupados en parte por este régimen desde 1967.

A principios del mes en curso, el coordinador del ‘Frente para la Salvación Nacional en Siria’, con sede en Bélgica, había instado públicamente a Israel a ayudar militarmente a los “rebeldes”, argumentando que una Siria libre de Al-Asad sería buena para Israel.

Al respecto, Al-Masri recuerda ante La Voz de Israel que después de dicha solicitud mantuvo importantes contactos con varias autoridades políticas y militares del régimen, a pesar de que se abstiene de revelar de qué se trataron las conversaciones.

En marzo de 2014, el diario local Yediot Aharonot informó de que el régimen de Tel Aviv ha gastado cerca de 10 millones de dólares en servicios médicos para integrantes de grupos armados que resultan heridos en enfrentamientos con el Ejército sirio.

Petición directa de ayuda

Ya en mayo pasado los llamados “rebeldes sirios han pedido al régimen de Israel que les brinde apoyo en su lucha contra el Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad.

Nabil al-Dandel (foto adjunta), un comandante del denominado Ejército Libre Sirio (ELS), en una entrevista concedida el domingo al diario Yedioth Ahronoth, expresó la disposición del ELS para mantener negociaciones de paz con el régimen de Israel.

“Israel tiene la oportunidad de hacer la paz con el pueblo sirio, ya que el pueblo sirio quiere la paz con Israel. Sin embargo, Israel tiene que anunciar que se encuentra de su lado y no del Gobierno sirio”, afirmó Al-Dandel, quien la semana pasada envió una carta al presidente del parlamento israelí, Yuli Edelstein, en la que exigió el apoyo del régimen de Tel Aviv a la llamada oposición armada en su lucha contra el Gobierno de Damasco.

Al-Dandel, exgeneral sirio que se desempeñó como jefe de la Dirección de Inmigración y Pasaportes en Deir al-Zur, descartó que el régimen de Israel esté implicado en el conflicto armado sirio y lamentó que, con su política de no intervención en la crisis siria, el régimen israelí no esté haciendo lo suficiente a favor del pueblo sirio, en comparación con otros pueblos.

En reiteradas ocasiones, se ha revelado el apoyo que brinda el régimen de Israel a los grupos terrorista que operan en Siria. Desde 2011, cuando comenzó la crisis en Siria, el régimen de Tel Aviv proporciona servicios médicos a terroristas que resultan heridos en el campo de batalla contra el Gobierno del presidente Bashar al-Asad.

(Fuente: Hispan TV)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *