Inaugurado el CAP J. Félix Rivera de Huelva

No pudo tener mejor comienzo la andadura del Centro Andaluz del Pueblo J. Félix Rivera (*), que con la conferencia del cantaor Juan Pinilla. Todos los que llenamos la sala quedamos maravillados con la visión que nos transmitió el maestro sobre significado del flamenco en nuestra historia y en su participación en la lucha reivindicativa del pueblo andaluz. Este rato, en el que fuimos impregnados de esta parte de nuestra cultura, difícilmente podrá desaparecer de nuestra memoria. Gracias Juan Pinilla, por tu palabra y tu cante.

Palabras de Presentación

A continuación os ofrecemos las palabras de presentación de la Conferencia “el flamenco, un arte andaluz: compromiso, tiempo y memoria” a cargo de Miguel Cano, Portavoz Nacional del Sindicato Unitario de Andalucía:

Antes de presentaros al compañero Juan Pinilla y deleitarnos con su palabra, permitirme unas breves palabras acerca de la asociación que organiza esta conferencia sobre el “Flamenco, un arte andaluz. Compromiso, tiempo y memoria”.

Esta asociación es un Centro Andaluz del Pueblo, en la que pretendemos con este acto que inaugura su nacimiento, contar con todos ustedes, para cubrir el espacio de la lucha de clases en el campo de la cultura.

Partidos y sindicatos participamos en la lucha de clase en los campos político y económico. Pero la dominación de las élites sobre los pueblos y la clase obrera, también se produce en el campo de la cultura, cuando desde las escuelas, universidades y medios de comunicación de masas tergiversan u ocultan los hechos históricos de quienes nos precedieron, en el interés de que perdida nuestra memoria, nuestra memoria histórica, seamos incapaces de decidir en libertad el qué somos y el qué queremos ser. Es decir, en el interés de que una vez perdida nuestra memoria podamos adquirir o descubrir nuestra identidad, la identidad de clase explotada, la identidad de pueblo colonizado y sumiso a los intereses del gran capital.

Frente a la uniformidad de la globalización y la falsa igualdad burguesa, nosotros y nosotras vamos a defender el derecho a la diferencia. Porque la igualdad burguesa se practica frente a los desiguales y porque, en cambio, el derecho a la diferencia nos iguala a los diferentes.

Y ese os proponemos que sea uno de nuestros objetivos fundamentales, la construcción de lo que tendrá que ser una de nuestras herramientas donde ejercer una parte de nuestra soberanía como clase y como pueblo, la soberanía sobre nuestra cultura, sobre nuestra forma milenaria de ser y de entender la vida que, aunque propia por producirse en el espacio geográfico andaluz, también compartida por sus similitudes con todo el círculo mediterráneo.

Queremos convertirnos en un centro de vida en este mar que nos ha unido desde la prehistoria y que hoy nuevamente las élites que nos gobiernan están convirtiendo en un mar de sangre y de muerte de inocentes.

Pero si centros como este son necesarios en toda Andalucía y en todos los pueblos y naciones oprimidas, más necesario se hace en Huelva, máximo exponente de la colonización y globalización del capital internacional, favorecido por un gobierno central convertido en manigero de nuestro amo, Europa.

Huelva fue el mayor latifundio de Andalucía y del mundo, toda una provincia expuesta al expolio británico en la época victoriana y favorecido por los liberales progresistas y revolucionarios burgueses del siglo XIX.

Hoy ya iniciado el siglo XXI continúa el expolio a manos de capitales extranjeros que explotan y se enriquecen con el robo de nuestras riquezas y de nuestra mano de obra cada vez más esclavizada y empobrecida gracias al Polo Químico, a la actividad minera y los servicios ocupados por sucursales de las grandes multinacionales.

Hoy se celebra la época inglesa pero entonces cientos de vidas huelvanas regaron con su sangre el cobre que nos arrebataban. Se celebra el descubrimiento de América, pero entonces supuso la primera expansión planetaria del capitalismo depredador.

Una vez establecidos estas realidades que son compartidas por otras asociaciones similares, el punto de diferencia, nuestro derecho a la diferencia la ejercemos dedicando la actividad que podamos desarrollar desde este Centro Andaluz del Pueblo a la memoria de nuestro Félix Rivera.

Él no era un intelectual. En alguna que otra ocasión dijo que la clase obrera no produce intelectuales y que existen muy pocos intelectuales que estén con la clase obrera. Pero no por ello dejó nunca de alumbrarnos con citas extraídas de Lenin, Marx, Petras… o con poemas de León Felipe, Galeano, Lorca, Juan Ramón, Machado…

Tampoco cantaba como para ganar algún tipo de concurso, pa qué vamos a mentir, pero su admiración por el flamenco, el conocimiento de todos los palos y la búsqueda de las letras más comprometidas, obreras o revolucionarias era un agradable entretenimiento.

Aunque a los que lo conocimos como luchador obrero consciente no nos hacen falta motivos para dedicarle cualquier acción de lucha contra la explotación y la opresión de la clase obrera y de los pueblos.

(Fuente: Sindicato Unitario de Andalucía – Huelva)

(*) Nota: el CAP J. Félix Rivera de Huelva se encuentra enclavado en uno de los locales sindicales del Sindicato Unitario de Andalucía en dicha ciudad, situado en los bajos del edificio sindical, en la la calle Cardenal Cisneros s/n.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *