Córdoba: Los jornaleros de Somonte lanzan una campaña para salvaguardar semillas autóctonas (vídeo)

sacos-1

Los jornaleros que desde hace más de cuatro años ocupan la finca Somonte -propiedad de la Junta de Andalucía- en Palma del Río (Córdoba), acaban de lanzar un proyecto para conservar y recuperar semillas de variedades locales de cereales, muchas de ellas en peligro de extinción por el masivo uso de semillas del mercado global, y así mantener la biodiversidad autóctona.

“Hasta la victoria, siembre”, se puede leer en una pintada mural hecha en la finca que lanza este proyecto bajo el nombre de Somonte versus Monsanto – una multinacional pionera en la modificación genética sobre semillas. Y para ello, los jornaleros de la finca han puesto en marcha esta iniciativa con financiación solidaria a través del crowdfunding, con el fin de recaudar el dinero necesario para abastecerse de semillas autóctonas, plantarlas en Somonte y asegurar así una producción de origen local y natural.

Así, la base del proyecto, junto a un vídeo explicativo del mismo, se puede conocer en la línea de crowdfunding puesta en marcha en la página web www.goteo.org, a través de la cual se recaudará el dinero necesario con el que, en principio, se pretenden sembrar como mínimo 15 hectáreas de la finca con estas semillas, aunque el objetivo más optimista del proyecto es hacerlo en 50 hectáreas y, con el tiempo, en la totalidad de las 400 hectáreas que ocupa Somonte.

En esta iniciativa, en la que se quieren recuperar y sembrar al menos una decena de variedades locales de cereales, los jornaleros están asesorados por expertos y colaboradores de la Red Andaluza de Semillas, una organización que tiene entre sus fines hacer frente a la pérdida de biodiversidad tradicional y de la que forman parte agricultores, consumidores y técnicos.

“El proyecto que ponemos en marcha trata de lo que la Red Andaluza de Semillas lleva haciendo desde hace una década: recuperar semillas de variedades antiguas por su calidad, por sus propiedades, que han caído en el olvido”, explica el técnico de explotaciones agropecuarias Victorio Domínguez sobre una idea que pretende “tener a disposición grandes cantidades de semillas (…) con variedades más sanas, mejor adaptadas al terreno”, que servirán para cosechar cereales sin uso de herbicidas ni abonos químicos. De esa manera, se trata de recuperar esas variedades vegetales “para volver a no perder ese patrimonio de la humanidad como son las semillas, en este caso de los cereales que siempre han alimentado a la humanidad”, dice este experto.

“En Somonte estamos empeñados en hacer realidad la soberanía alimentaria de los pueblos y para ello ¿qué mejor que asegurar la biodiversidad del cereal con el que se elabora el pan de cada día?”, lanzan como reflexión quienes han propuesto esta iniciativa en la que se dirigen a quienes quieran colaborar en “la recuperación de variedades locales de cereales que se encuentran prácticamente extinguidas”.

Y, para ello, argumentan que esas variedades ayudarían a recuperar una biodiversidad ya mermada: “La expansión de la agroindustria ha conllevado, entre otros muchos males, la pérdida de biodiversidad de los cultivos y, por tanto, la práctica desaparición de variedades locales adaptadas a las condiciones del lugar, a los usos y costumbres, etc. Se estima que se ha perdido el 90% de las semillas locales”, señalan sobre la actual existencia de “unas pocas variedades comerciales patentadas en beneficio de unas pocas multinacionales y en detrimento de la diversidad, la economía y la población locales”.

Quienes quieran colaborar con esta iniciativa pueden saber de antemano las aportaciones económicas que se pueden realizar -5, 10, 30, 50 o 100 euros-, su equivalencia en sacos de semillas y las “recompensas” que obtendrá quien colabore en esta iniciativa, desde chapas de Somonte a libros, cerveza artesana o incluso una visita guiada a la finca, además de ver los nombres de todos los colaboradores “en un mural que pintaremos en Somonte entre todas en la fiesta de celebración cuando consigamos el crowdfunding”.

(Fuente: Cordópolis)

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *