Muhammad Al-Qiq: “Seguiré la huelga de hambre hasta el martirio o la libertad” (vídeos)

El periodista palestino Muhammad al-Qiq, en su día 83º de la huelga de hambre rechazó una decisión de un tribunal israelí para su traslado a un hospital de Jerusalén Este, manteniendo su decisión de proseguir la huelga de hambre hasta que sea liberado y llevado a un hospital palestino en la ocupada Cisjordania.

Ahmad Abu Muhammad de la Sociedad de Presos Palestinos en Belén dijo a la agencia Ma’an que el abogado Jawad Boulos presentó la petición de al-Qiq al Tribunal Superior de Justicia de Israel, que rechazó el recurso de su liberación y transferencia.

En lo que parecía ser un intento de llegar a un compromiso con el prisionero palestino, el tribunal dictaminó que al-Qiq podría elegir para ser trasladado a al-Makassid, un hospital palestin en Jerusalén Este ocupada, dijo Abu Muhammad.

Mientras que a al-Qiq se le dio hasta el martes para decidir sobre el fallo, Abu Muhammad dijo a Ma’an que la posición de la periodista no había cambiado, y que continuará su huelga hasta que sea liberado.

“No hay diferencia entre el actual hospital de Afula y el de al-Makassid para al-Qiq”, dijo Abu Muhammad, refiriéndose al hospital HaEmek en la ciudad israelí de Afula en que el detenido se halla en la actualidad, cerca de la muerte y aún bajo custodia israelí.

“Si él decide ir a Jerusalén, van a llevarlo, pondrán dos o tres soldados junto a la cama,” agregó Abu Muhammad. “Va a ser exactamente lo mismo.”

Se espera que los abogados de Al-Qiq asistan a una sesión de la corte, en el que el juez del Tribunal Supremo revisará el caso, dijo Abu Muhammad. La administración del Hospital palestino al-Makassid declaró en un comunicado que recibirían al-Qiq si se aprueba la decisión judicial, pero que apoyaban al detenido en su batalla por la libertad, y su derecho a elegir donde recibir tratamiento médico.

Con 33 años de edad, padre de dos hijos, al-Qiq comenzó su huelga de hambre el 24 de noviembre, tres días después de haber sido detenidos por las fuerzas israelíes de su ciudad natal ocupada de Dura, en Cisjordania.

La evidencia en contra de Al-Qiq todavía no fuer comunicada a sus abogados, pero un juez militar en el Tribunal Militar de Ofer, dijo el mes pasado que la denuncia contra él “lo acusa de” incitación “, de trabajar con los medios asociados con Hamas, y también de ser una “amenaza para la seguridad de la zona”.

Los miembros de la familia de al-Qiq dijeron durante las primeras etapas de su huelga que el huelguista de hambre está detenido debido a su trabajo como periodista.

Los médicos siguen advirtiendo que al-Qiq se encuentra en estado crítico y podría enfrentarse a un daño irreversible si no recibe tratamiento pronto. Su equipo médico en el hospital HaEmek ha respetado sus deseos de no recibir tratamiento, pero el mes pasado los israelíes lo alimentaron por la fuerza durante cuatro días, lo que provocó una seria condena internacional.

Al-Qiq es uno de los al menos 650 palestinos detenidos por Israel bajo detención administrativa, una práctica que la ONU y Amnistía Internacional han protestado repetidamente a Israel, considerándola un exceso y en abierta contravención al derecho internacional.

El mes pasado, al-Qiq escribió en una carta: “Nosotros [los periodistas palestinos] están experimentando ahora la detención forzosa y abusiva, ya que han sido la voz de la conciencia humana, la exposición de los crímenes y las prácticas opresivas de la ocupación israelí contra el pueblo palestino”.

“Los periodistas palestinos entre los que me cuento, están pagando el peaje de una política israelí racista”, escribió al-Qiq, refiriéndose específicamente a “los periodistas que son detenidos” en todo el territorio palestino ocupado.

“Cuando la gente sufre repetidamente una tiranía, ya no están preocupados por las consecuencias, incluso si el precio es entregar la vida. Por lo tanto, me encomendé en manos de Dios y voy a seguir con esta huelga de hambre, hasta el martirio o la libertad “, dijo al-Qiq.

(Fuente: Resumen Latinoamericano)

 

 

 

 

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *