La Diputación de Sevilla retira definitivamente la Medalla de Oro al fascista Utrera Molina

jose-utrera-molina-3

El pleno de la Diputación de Sevilla, celebrado ayer jueves, ha desestimado las alegaciones promovidas por el ex gobernador civil y ex ministro franquista José Utrera Molina, contra un acuerdo previo para un segundo expediente para revocar la medalla de oro que le fue concedida en 1969, aprobando así “de forma definitiva la medalla de oro de la provincia concedida en 1969” al ex ministro de la dictadura.

Dicha decisión se ha tomado Con los votos a favor de PSOE, Izquierda Unida (IU), Participa Sevilla (candidatura local sevillana de Podemos) y Ciudadanos (C´s), mientras que el Partido Popular se ha abstenido, como ya lo hizo anteriormente.

Según el acuerdo, en las alegaciones de Utrera Molina “no hacen aportación alguna que permita desligar la atribución en su día del distintivo, de las previsiones de la Ley 52/07”. También que en ellas se “incluye referencias que bien pueden interpretarse como exaltación de la dictadura surgida de la sublevación militar y mantenida por medio de la represión, lo que puede entrar en conflicto con la Ley 52/07”, ya que “incluye referencias que bien pueden interpretarse como exaltación de la dictadura surgida de la sublevación militar y mantenida por medio de la represión”,  además de que dichas alegaciones “se limitan a desgranar un sentimiento herido (…) desde la perspectiva sesgada de quien no reniega de sus vinculaciones ideológicas y políticas”.

En sus alegaciones Utrera Molina manifiesta que “el acuerdo de revocación se fundamenta única y exclusivamente en motivos ideológicos como lo son mi condición de falangista y mi lealtad al que fue Jefe del Estado Español D. Francisco Franco Bahamonde, circunstancias éstas que concurrían en mi persona al tiempo de recibir tal distinción y permanecen incólumes, por lo que el acuerdo vulnera frontalmente la prohibición de discriminación por motivos ideológicos consagrada en el artículo 14 de la Constitución Española”.

Igualmente acusaba a la Diputación de Sevilla que, según él “se ha erigido en sanedrín de la historia reciente de la provincia, personalizando en mí la reprobación de cualquier persona que tuviera responsabilidades durante el régimen nacido el 18 de julio de 1936, me veo en la obligación moral de defender mi honor y el de tantos alcaldes, gobernadores y cargos públicos que sirvieron a Sevilla y a España con honestidad y con el único propósito de mejorar las condiciones de vida de los españoles”, unas “mejoras” que incluyeron miles de encarcelados, torturados y asesinados por un régimen que no mantenía “la prohibición de discriminación por motivos ideológicos” en la que él ahora pretendía ampararse, sino todo lo contrario, la persecución, la represión y el crimen de Estado por motivos ideológicos.

La medida aprobada de retirada de la medalla, concluye un largo procedimiento administrativo iniciado por IU y Participa Sevilla en colaboración con el movimiento memorialista en el mes de febrero se toma tras desestimarse las alegaciones presentadas por el propio interesado en las que incluso llega a la exaltación del régimen franquista.

Han sido claves en esta última fase del procedimiento las testimonios aportados por personas represaliadas durante el mandato de Utrera Molina como Gobernador Civil de la Provincia y por tanto, máximo responsable político de la represión franquista. Varios representantes del movimiento memorialista y familiares de represaliados del franquismo, presentes en el Pleno,  increparon al PP por su posición de voto.

Así mismo estos  familiares de represaliados del franquismo y miembros de asociaciones de memoria histórica, han manifestado su satisfacción con la retirada de la medalla y han condenado el papel de Utrera Molina en la represión vivida en la provincia de Sevilla cuando él era gobernador civil, señalando, además, que en sus alegaciones él mismo demuestra “su defensa del franquismo y que no cree en la democracia”.

También mostraron  su satisfacción los representantes tanto de IU como de Participa Sevilla. “Es una gran satisfacción que nos llena de orgullo que se repare a las víctimas del franquismo y que se rectifique esta injusticia que representaba un insulto a las miles de personas que sufrieron la represión de la dictadura” ha declarado Julián Moreno (Participa Sevilla),

Moreno, ha lamentado “la abstención cómplice del PP”, una posición que no se entiende toda vez que “el PP votó la retirada de Utrera Molina del callejero sevillano” en referencia a la Avenida que llevaba su nombre y que le fue retirado por acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de la ciudad. Por su parte, la portavoz del PP en la Diputación de Sevilla,  Virginia Pérez, acuso tanto a Izquierda Unida como a Participa Sevilla de distinguir entre “represores buenos y malos”, según fuese su adscripción política, loque provocó entres los asistentes gritos de “fascista”.

(Fuentes: Sevilla Actualidad / Sevilla Directo / Diario de Sevilla)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *