Putin anuncia acuerdo de alto el fuego en Siria, negociación ente las partes y reducción de tropas rusas (vídeos)

putin

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha anunciado que el Gobierno y la oposición de Siria han alcanzado diversos acuerdos para establecer un alto de fuego en el país y adoptarán medidas para que se respete. Tras una reunión que ha mantenido con los ministros rusos de Defensa Serguéi Shoigú y de Exteriores Serguéi Lavrov (foto adjunta), el presidente ruso ha precisado que las partes del conflicto “están listas para comenzar las negociaciones de paz” en Siria.

“Se han firmado tres documentos: el primero es entre el Gobierno sirio y la oposición armada para un alto el fuego en el conjunto del territorio sirio”, ha declarado Putin, para luego agregar que el segundo trata de la verificación del cese de hostilidades y el tercero manifiesta la disposición de las partes para entablar negociaciones de paz.

Por su parte, Serguéi Shoigú ha detallado que alrededor de 60.000 milicianos han firmado esos acuerdos con el Gobierno de Bashar al Assad y ha confirmado que este alto el fuego entrara en vigor a partir de las 22:00 GMT del 30 de diciembre. El Ministerio de Defensa ya ha publicado la lista de grupos opositores que se sumaron al acuerdo la tregua en Siria. Según últimas noticias, efectivamente a dicha hora cesaron las acciones armadas y, con la excepción  de algunos incidentes aislados y sin importancia, a lo largo de estas primeras horas de aplicaión se estaría respetendo por todas las partes comprometidas en el mismo.

Putin ha destacado que el progreso en Siria es el resultado del trabajo conjunto de Rusia y sus aliados en la región: Turquía e Irán. El 20 de diciembre, Moscú acogió una reunión trilateral de los ministros de Exteriores de Rusia, Turquía e Irán. Vladímir Putin ha recordado que, en ese encuentro, “los tres países se comprometieron no solo a controlar, sino también a garantizar el proceso de paz en Siria”.

El mandatario ha destacado el esfuerzo de los ministerios de Defensa y Exteriores de Rusia, que “han estado constantemente en contacto” con los aliados del país en Siria y otros lugares, aunque ha admitido que “estos acuerdos son bastante frágiles y necesitan una especial atención y apoyo para su preservación y desarrollo”.

El gobierno sirio decreta el alto el fuego y la oposición de suma

El Mando General de las Fuerzas Armadas sirias ha anunciado en un comunicado el “cese a las acciones militares en todo el territorio nacional”, añadiendo que “el alto el fuego, que tendrá efecto a partir de la medianoche de hoy jueves, excluye a los grupos terroristas del EIIL (Daesh, en árabe), Frente Al-Nusra (actualmente denominado Fath Al-Sham) y otros similares”.

Por otra parte, la autodenominada Coalición Nacional Siria (CNS). Que agrupa a diverso grupos de oposición, ha anunciado igualmente su apoyo al alto el fuego. “La Coalición Nacional da su apoyo al acuerdo y llama a todas las partes a someterse a él”, ha afirmado su portavoz, Ahmad Ramadan.

Los representantes del Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, y la oposición se reunirán muy pronto bajo la supervisión de países garantes en Astaná, capital de Kazajistán, para intentar concluir un eventual acuerdo de paz, añade la nota de Ankara.

Al respecto, la Cancillería turca ha anunciado mediante un comunicado que “con esta tregua, las partes han acordado detener todos los ataques armados, incluidos los aéreos”. Poco antes, el ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlut Cavusoglu, había señalado a Ankara y Moscú como garantes del plan de cese de las hostilidades en Siria, según la agencia turca de noticias Anadolu.

La tregua, alcanzada en el marco de varios acuerdos entre el Gobierno y la oposición, tiene como objetivo crear condiciones propicias para el desarrollo de una solución de la crisis siria por vías políticas, indica la nota.

Rusia, Turquía e Irán garantes del proceso

Rusia y Turquía han acordado una propuesta de alto el fuego en toda Siria que presentaron a las partes en conflicto. Lo ha confirmado el canciller turco. Al respecto, la Cancillería turca ha anunciado mediante un comunicado que “con esta tregua, las partes han acordado detener todos los ataques armados, incluidos los aéreos”.

El ministro de Exteriores de Turquía ha informado de que la tregua excluye a grupos terroristas como EIIL (Daesh, en árabe) y el Frente Fath Al-Sham. Según los medios turcos, el cese de hostilidades entrará en vigor en la medianoche del miércoles al jueves.

Rusia, Turquía e Irán, además, preparan conversaciones de paz para Siria a mediados de enero en la capital kazaja, Astaná. Diálogos a los que no ha sido invitado EE.UU. China ha saludado la propuesta, afirmando que la vía política es la única solución viable al conflicto sirio.

Putin ha señalado que todos los acuerdos logrados pueden ser muy frágiles y, en consecuencia, requieren de “una atención especial, paciencia, actitud profesional y contacto permanente” con todos los socios de Rusia.El presidente ruso ha afirmado que se pondrá en contacto en el futuro cercano con sus homólogos iraní, Hasan Rohani, y turco, Recep Tayyip Erdogan, para abordar los pasos siguientes en el proceso de paz.

Invitación a la ONU y a países de la zona

El canciller ruso, Serguei Lavrov, ha declarado la disposición de su país a invitar a los representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a participar en el desarrollo del reciente acuerdo de armisticio para Siria en aras de garantizar la continuidad del futuro proceso político del país árabe.

“Desde luego que invitaremos a los representantes de la ONU para garantizar la continuidad del proceso político tomando en cuenta los marcos previstos por la resolución 2254 del Consejo de Seguridad”. El titular de Exteriores ruso ha afirmado que El Cairo podría también ser invitado a unirse a los mencionados acuerdos, ya que a su juicio, en esta etapa tan crucial, es muy importante aumentar el número de los países garantes de paz, siendo uno de ellos Egipto.

Asimismo, Lavrov ha abogado por incluir en un futuro próximo a una serie de países claves que tienen una influencia esencial en lo que sucede en Siria, como son “Arabia Saudí, Catar, Irak y Jordania”, ha agregado.

Redución de presencia militar rusa

Vladímir Putin está de acuerdo con el ministro de Defensa ruso, quien desea reducir la presencia militar de Rusia en Siria, pero ha insistido en que su país “continuará su lucha contra el terrorismo internacional y seguirá apoyando al Gobierno legítimo sirio en su combate contra el terrorismo”.

El mandatario ruso ha agradecido a Shoigú y Lavrov “las acciones realizadas en este importante terreno de lucha contra el terrorismo internacional”. El ministro de Defensa ruso Serguéi Shoigú había informado al presidente de que “existen las condiciones necesarias para rebajar la presencia del Ejército ruso en territorio sirio”.

Además, Shoigú había sugerido a Putin que, de considerarlo necesario, podían detenerse las acciones de combate en territorio sirio y auspiciar el diálogo directo entre el Gobierno del país árabe y la oposición interesada en conservar la integridad territorial.

Putin ha precisado que, no obstante, Moscú cumplirá sus acuerdos con Damasco, incluidos los referidos al desarrollo de las bases de las Fuerzas Armadas rusas en el puerto de Tartus y el aeródromo de Hmeymim, situados en el oeste de Siria.Al respecto, Putin ha enfatizado que, “sin lugar a dudas, vamos a cumplir con el acuerdo establecido, incluidos los puntos relacionados con la instalación militar naval de Tartús y la base aérea de Jmeimim”.

Cabe mencionar que el Ejército ruso realiza una campaña de apoyo aéreo a la lucha antiterrorista de Damasco, a petición de propio Gobierno sirio, desde septiembre de 2015.

Rusia aportará 960 millones de dólares para la reconstrucción de Siria

Por otro lado, el primer ministro sirio Wael Al-Halqi anuncia que su país y Rusia han firmado un acuerdo para la reconstrucción de infraestructura en el país árabe por 850 millones de euros (960 millones de dólares).

La tarea más urgente consiste en la reconstrucción de la industria eléctrica y petrolífera. “La parte rusa ha respondido a la idea de reconstruir la infraestructura y  para ello se han firmado numerosos tratos, entre los que se incluyen acuerdos por 600 millones y 250 millones de euros”, declaró Al-Haqui en una entrevista con RIA Novosti.

El principal objetivo será reconstruir la red eléctrica, las plantas de producción de petróleo y las refinerías. “En estos momentos más del 60% de las plantas no funcionan y necesitan petróleo para poder comenzar a operar. La red eléctrica no está completamente destruida”.

“Hay una red que conecta el norte  y el sur (desde Qamishli hasta Deraa”, declaró el político. “Todavía se suministra electricidad aunque la producción depende del combustible y el sector petrolífero ha sufrido más que el sector eléctrico a causa del terrorismo”.

Las refinerías que quedaron bajo el control del gobierno esán al límite, explicó Al-Halqui y comenta que el país necesita 35.000 toneladas de petróleo diarias. “Actualmente refinamos estos volúmenes que se sirven para 24 horas para un mes, así el proceso no se interrumpe”, declaró.

Damasco también pretende reanudar las operaciones de las instituciones financieras del país, para lo que se requiere que se levanten las sanciones impuestas al principio de la guerra civil en 2011. “Debido a que Siria no estaba aislada del mundo y mantenía importantes lazos financieros con la mayoría de los países, y también contaba con una buena reputación financiera, esperamos que comience el proceso para el levantamiento de las injustas sanciones sobre las transacciones financieras con el mundo exterior”, dijo Al-Halqi.

(Fuentes: Russia Today – RT / Ria Novoti / Hispan TV / agencia rusa TASS / Agencia siria SANA)

Vídeos:

 

 

 

 

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *