La frustrada liberación inmediata de Mosul: Podría retrasarse más de medio año

El mando de la operación militar “Resolución Inminente” para la liberación de Mosul ha declarado que, en “condiciones desfavorables”, la liberación de la ciudad iraquí podría retrasarse más de medio año. Actualmente, las tropas iraquíes y las fuerzas de la coalición internacional liderada por EEUU han liberado la cuarta parte de la ciudad, concretamente la mitad de su parte oriental.

El teniente general Stephen Townsend reconoció que la operación militar avanza más despacio de lo que le gustaría. La resistencia ofrecida por los terroristas no afloja, más bien al contrario, la semana pasada los yihadistas aprovecharon las desfavorables condiciones meteorológicas para lanzar un contraataque en las tres regiones de Mosul simultáneamente.

El mayor problema para el avance de la ofensiva es que todavía no se han librado combates en la parte occidental de Mosul, y es precisamente en esta zona donde la resistencia de los yihadistas será más feroz, según informa el diario ruso Izvestia.

Actualmente, la batalla por Mosul se encuentra en un punto muerto, dado que las fuerzas iraquíes necesitan tiempo para despejar totalmente los barrios liberados, descansar y esperar a que lleguen nuevos refuerzos.

Lo que explicaría esta lentitud en la toma de la urbe es el hecho de que “solo las unidades de élite y las del Servicio Antiterrorista participan en los combates. Su contingente apenas alcanza los 15.000 soldados, lo que equivale a dos terroristas por cada soldado de la coalición”, escribe el diario ruso. Por todo ello, los asesores militares de la 101 División Aerotransportada de EEUU afirmaron que la coalición está sufriendo diariamente bajas considerables. En algunos batallones, la tasa de bajas llega al 50%.

“Más complicada de lo que cualquiera hubiera podido imaginar”

“Sabíamos que la batalla por Mosul sería difícil, pero ha resultado ser más complicada de lo que cualquiera hubiera podido imaginar”, confesó al periódico Politico un oficial estadounidense.  Además, la misma fuente subrayó que las recientes declaraciones del secretario de Defensa de EEUU, Ashton Carter, acerca de que “los días de Daesh están contados” solo provocaron burlas entre los asesores militares y ya han empezado a circular bromas sobre que “los meses de Daesh están contados”.

Varios expertos iraquíes citados por la agencia Reuters han predicho que los combates por Mosul terminarán solo cuando los extremistas se queden sin munición y agoten su ‘flota’ de vehículos bomba, que esconden en garajes y sótanos.

Según Michael Kofman, del Instituto Kennan del Winston Center, actualmente los extremistas tienen capacidad de resistir y a pesar de haber sufrido una serie de reveses, aún son capaces de lanzar ofensivas como la que recientemente pudo verse en la ciudad siria de Palmira.

“No en 2017, sino en 2018, el grupo terrorista estará condenado a perder, puesto que, paulatinamente, EEUU y Rusia van a seguir liberando cada vez más territorios de Irak y así privarán a los terroristas de la financiación necesaria para poder continuar con los combates”, dijo Kofman, citado por Izvestia.

“Liberar a Mosul de los terroristas es más difícil que hacer lo propio con Alepo”

Mosul significa para Irak lo mismo que Alepo para Siria. De ahí que la liberación de estas dos ciudades tenga una importancia similar para los dos países. En ambos casos, las urbes son bastiones de los terroristas y, cuando se rindan, el Ejército se ocupará de los yihadistas en Kirkuk y Deir Ezzor, respectivamente, según el jefe del puesto de observación iraquí para la libertad de prensa, Hadi Jalu Maraei, quien concedió una entrevista a Sputnik.

“Liberar a Mosul de los terroristas es más difícil que hacer lo propio con Alepo. En Siria, su presidente, Bashar Asad, tiene al Ejército entero bajo su control y cuenta con asistencia de grupos militares rusos. En Irak, contra los yihadistas están luchando el Ejército, los peshmerga, la aviación de la coalición internacional liderada por EEUU, pero son fuerzas distintas, no existe un centro único de control. En Alepo luchan muchos grupos terroristas diferentes, y en Mosul existe un frente unido de Daesh —grupo terrorista prohibido en Rusia—”, precisó Hadi Maraei.

La operación militar a gran escala para reconquistar Mosul comenzó el 17 de octubre de 2016. En la ofensiva participan el Ejército iraquí y las milicias locales, apoyados desde el aire por la coalición internacional liderada por EEUU.

Damasco relanzó su operación militar contra los terroristas del Frente Fatah al Sham —anteriormente conocido como Al Nusra- y otros grupos armados en la parte oriental de Alepo en septiembre del presente año. La intención era restablecer el pleno control sobre esta urbe, la segunda en importancia de Siria.

(Fuente: Sputnik – Mundo)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *