Los desahucios han aumentado un 12,80% en Huelva

La dura realidad de las personas que pierden su vivienda por no poder hacer frente a la hipoteca o el alquiler sigue muy presente en la provincia onubense, donde en el tercer trimestre de este año hubo una subida del 12,80% en la cifra de lanzamientos practicados, con un total de 132 frente a los 117 del mismo período de 2015.

Los datos del informe Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales, que la Sección de Estadística del Consejo General del Poder Judicial hizo públicos ayer, indican que Huelva rompe así la tendencia regional, donde sí descendieron estos procedimientos -concretamente un 9,3% respecto al mismo período de 2015-, y también la nacional -donde cayeron un 7,5%-. El dato contrasta también con el descenso que se experimentó a lo largo de 2015 en Huelva, en el que se redujeron un 4,5% con respecto a 2014.

La mayor parte de los lanzamientos -nombre con el que se conoce al acto mediante el cual se despoja a una persona de la posesión material de un bien inmueble- practicados en la provincia en el tercer trimestre del año fueron por ejecución hipotecaria, concretamente 92 de ellos. Fue precisamente este tipo de procesos los que experimentaron una fuerte subida, con un 27,8% más que el año anterior. En el caso de los lanzamientos por alquiler, fueron 38 y descendieron un 9,5% con respecto a esos mismos meses de 2015.

Pese a todo, uno de los datos deja cierto margen a la esperanza. Se trata del de las ejecuciones hipotecarias, que sí experimentaron un fuerte descenso del 44,1% y que llevan bajando todo el año. Así, en el tercer trimestre de este año se presentaron 143, frente a las 256 del mismo período de 2015 o las 289 de 2014.

Las ejecuciones hipotecarias son procedimientos que permiten exigir el pago de las deudas garantizadas por prenda o hipoteca al acreedor con escritura hipotecaria a su favor, debidamente inscrita en el Registro de la Propiedad. El descenso registrado es un dato que invita a la esperanza, porque podría implicar en un futuro una reducción de las posteriores subastas y desalojos. Si se observa la evolución de este dato desde el año 2007, se aprecia claramente cómo la crisis económica aumentó considerablemente el número de ejecuciones hipotecarias, que pasaron de las 283 de 2007 a las 1.358 que se presentaron en 2013, por ejemplo.

En las localidades donde existen servicios comunes de notificaciones y embargos, éstos reciben de los juzgados el encargo de practicar los lanzamientos. Pero este instrumento no tiene presencia en todos los partidos judiciales onubenses, por lo que son los servicios de actos de comunicación y ejecución los que se encargan de gestionarlos. Aunque no tiene incidencia directa en la estadística y hay que tomarlo como un dato independiente y complementario -tal y como advierte el CGPJ-, el volumen de lanzamientos recibidos en estas áreas fue de 188 en el tercer cuarto del año.

(Fuente: Huelva Información)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *