Líbano: Se acuerda la formación del nuevo gobierno de unidad presidido por Hariri

el-presidente-del-libano-michael-aoun-centro-junto-con-el-primer-ministro-saad-al-hariri-derecha-y-el-portavoz-parlamentario-nabil-berri

(Presidente del Líbano, Michael Aoun, centro, primer ministro Saad al-Hariri, derecha, y Nabil Berri, iquierda)

El primer ministro del Líbano, Saad Hariri, anunció su nuevo gabinete compuesto por 30 integrantes, después de casi dos meses de haber recibido el encargo de formar gobierno por parte del presidente libanés, Michel Aoun.

Se trata del primer gobierno del mandato de Aoun, elegido el pasado 31 de octubre, y comprende al propio Hariri, 23 ministros y seis ministros de Estado (sin carteras), repartidos equitativamente entre cristianos y musulmanes, así como algunos nombrados por el jefe del Estado. La formación del nuevo Gobierno de consenso nacional generó hoy satisfacción y alivio generalizados en El Líbano, a pesar de que las disputas por la repartición de los 30 ministerios dejó fuera al partido cristiano Kataeb.

Tras una reunión del jefe de Estado, Michel Aoun, líder fundador del MPL, el presidente del parlamento y jefe del movimiento chiita Amal, Nabih, y el ya primer ministro y dirigente del movimiento Mustaqbal Hariri, (foto adjunta) se decidió constituir el equipo con cinco nuevas carteras. Por primera vez, se crearon los ministerios de Estado para Combatir la Corrupción y otro para Asuntos de las Mujeres, cargos para los que Hariri designó a Nicola Tueni y Jean Oghassabian (Mustaqbal).

El nuevo gobierno está conformado por representantes de los siguientes partidos libaneses: Corriente Futuro, Hizbulah, Movimiento Amal, Corriente Patriotica Libre, Fuerzas Libanesas, Partido Socialista Progresista y el Partido Nacional Social Sirio. Inaya Ezzedine es la única mujer que fue nombrada ministra en el nuevo gabinete de Hariri

Por su parte, el partido Kataeb (falangista) rechazó formar parte del Gobierno, a pesar de que Hariri le ofreció una cartera de ministro de Estado al jefe de ese partido, Sami Gemayel. El rechazo se debe -a su juicio- a que le han ofrecido algo que no era justo ni acorde con su peso político en el país.

El hasta ahora primer ministro designado, Saad Hariri, prometió ante el presidente del país, Michel Aoun, que su gabinete se enfocaría en solucionar la mayor cantidad de crisis posibles que afectan a esta nación árabe en la que coexisten 18 sectas y confesiones étnico-religiosas.

“Este es un gobierno de unidad nacional y empezará de inmediato a atender cuantos temas pueda durante su mandato”, indicó el político sunnita en referencia a asuntos cardinales para este país como acumulación de basura y problemas con el suministro de la electricidad y el agua.

Hariri, quien fue designado por Aoun el 3 de noviembre, añadió que en el ámbito político la primera misión de su equipo, en cooperación con el parlamento, será lograr una nueva ley electoral que ‘tome en cuenta la representación proporcional y correcta’.

Esa normativa es una precondición para que se puedan organizar en tiempo comicios legislativos, previsiblemente en junio de 2017, apuntó al señalar que “por consiguiente, este gobierno puede ser considerado un gobierno de elecciones”.

Hariri afirmó que su gobierno es de unión nacional y obrará con el Parlamento en la elaboración de la nueva ley electoral, que supuestamente incluirá una cuota para una justa representación de las mujeres.

Aseguró que el nuevo gobierno trabajará para resolver los problemas que sufren los libaneses: la crisis de la basura, el agua y la electricidad, asuntos que no han encontrado solución 26 años después del término de tres lustros de guerra (1975-1990). Antes del anuncio del nuevo gobierno, Hariri y el presidente del Parlamento se habían trasladado al Palacio de Baabda para reunirse con el presidente Aoun.

(Fuente: Al Mayadeen / Al Manar / Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *