Informe PISA: Andalucía farolillo rojo a nivel estatal también en educación

Andalucía sigue a la cola. En el eterno letargo. La comunidad no logra abandonar el último vagón de los resultados educativos. Después de varios años presentándose al informe PISA de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los alumnos de 15 años de esta región continúan cosechando uno de los peores datos de España. Una situación que contrasta con el avance mostrado por la totalidad de los escolares del país, que incluso superan la media del citado organismo en varias materias.

El último informe PISA se realizó en 2015. El anterior fue en 2012. Entre ambos se ha producido en España una de las reformas educativas más polémicas de los últimos años: La Lomce, la cual ha sido drásticamente modificada en algunos de sus aspectos sustanciales recientemente tras perder el Gobierno de Rajoy la mayoría absoluta. Aún falta por saber hasta qué punto dicha normativa ha influido en la mejora de los resultados a nivel estatal.

Diversos expertos consideran que este progreso en nada se debe a la Lomce, sino que es fruto de bastantes años. Lo cierto es que España ha avanzado de forma notoria en las tres áreas de conocimiento que evalúa el PISA, una mejoría que otros analistas consideran que no obedece tanto a “méritos propios” sino al empeoramiento de otros países.

En Ciencias, la puntuación obtenida por los alumnos españoles del cuarto curso de Secundaria es de 493, cifra que empata con la media de los 72 países participantes en dichas pruebas. En Lectura, la calificación ha alcanzado los 496 puntos, tres puntos por encima de la media de la OCDE. En Matemáticas, sin embargo, la nota -de 486- se ha quedado cuatro puntos por debajo de la media general. Estos resultados hay que compararlos con los registrados en 2012, lo que permite demostrar la evolución en dicho trienio.

Así, en comprensión lectora y en Matemáticas se logra un avance, mientras que en Ciencias se produce una bajada. En el ranking con otros países, España se encuentra aún lejos de posicionarse cerca de los punteros en resultados educativos, como Hong Kong, Singapur o Finlandia. En este sentido, sigue integrando el pelotón de un grupo considerado “secundario” y que conforman estados como Francia, Italia o EEUU.

A nivel nacional, lo más trascendental del informe PISA son las diferencias tan acusadas entre las regiones participantes (esta vez han acudido todas la comunidades). En este ranking, Andalucía se lleva la peor parte. El puesto más alto al que llega es el penúltimo, posición que no consigue abandonar pese a los atisbos de mejora en los últimos años. Una situación que nada tiene que ver con la que logran regiones norteñas, como Castilla y León, Navarra y Madrid, que se colocan en lo más alto de la tabla.

En Ciencias, los alumnos andaluces de 15 años que se han presentado a estas pruebas han obtenido la peor nota: 473 puntos, por detrás de Extremadura (474) y Canarias (475). Castilla y León saca la mejor puntuación en este ámbito del conocimiento, con 519 puntos, seguida de Madrid (516), Navarra y Galicia (ambas con 512). La calificación de Andalucía en Ciencias evidencia un claro retroceso respecto a la de 2012, cuando obtuvo 486 puntos. Es decir, esta comunidad retrocede 13 puntos en Ciencias, mientras que en España el descenso sólo ha sido de tres.

Respecto a Matemáticas, los alumnos andaluces se quedan en el penúltimo puesto, con 466 puntos, 14 más que Canarias, que ocupa la última posición. Navarra corona este ranking con una puntuación de 518. De nuevo se produce otra evolución negativa, ya que en 2012 el resultado fue de 472 puntos. En España, por contra, se ha conseguido una leve mejoría de dos puntos en estos tres años. Este campo destaca por la brecha de género, que sigue siendo muy considerable. Como apunta el informe, aunque la tendencia en la OCDE es que los niños superen en destreza matemática a las chicas en ocho puntos, en España dicha diferencia llega a ampliarse a los 15.

De nuevo, la comunidad autónoma andaluza vuelve a situarse en el penúltimo escalafón (sólo seguida de Extremadura) en comprensión lectora. Los alumnos andaluces obtienen 479 puntos, mientras que los de Castilla y Leon consiguen 522. En este área, al fin, se registra un avance de dos puntos en la comparativa con 2012. Una evolución menor que la de España (de ocho puntos), que impide que abandone los puestos de cola. La calificación a nivel nacional permite al país situarse en Lectura a la altura de Suecia, Dinamarca, Francia, Bélgica, Portugal, Reino Unido, Rusia, EEUU, Shangay y Suiza. En este apartado, Andalucía se iguala a Lituania, Hungría y Grecia.

Los datos del PISA se dan a conocer una semana después de publicarse los del informe internacional TIMMS, que sólo evalúa las competencias en Matemáticas y Ciencias. En estas pruebas, los alumnos andaluces -en esta ocasión de Primaria- de nuevo vuelven a descolgarse del resto de España. Ambas evaluaciones corroboran la necesidad de una mejora en los resultados académicos, motivo por el cual la consejera de de Educación, Adelaida de la Calle, presentó recientemente el Plan de Éxito educativo para reducir el fracaso escolar.

informe-pisa_1088301459_62989626_667x755

(Fuente: diarios Grupo Joly)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *