Alcaldes y concejales de 300 ayuntamientos de Catalunya trabajan en el día de la constitución española

Alcaldes y concejales de al menos 300 ayuntamientos de Cataluña adheridos a la Associació de Municipis per la Independència (AMI) prevén acudir a trabajar este martes pese a ser jornada festiva por conmemorar el aniversario de la Constitución, como muestra de rechazo a la Carta Magna.Se trata de cargos electos del PDECAT, ERC, la CUP y Demòcrates de Catalunya que acudirán a sus puestos de trabajo tras la polémica que se registró en el Ayuntamiento de Badalona (Barcelona) el pasado 12 de octubre, Día de la Hispanidad, cuando la Delegación del Gobierno en Catalunya llevó a los tribunales la intención del consistorio de abrir simbólicamente sus puertas y el juez instó a cerrarlas.

El tercer teniente de alcalde de Badalona, Josep Téllez (Guanyem Badalona), rompió entonces ante los medios la orden judicial que prohibía al Ayuntamiento estar activo durante la jornada festiva, y el consistorio abrió sus puertas (foto adjunta). Tras ese episodio, la AMI ha llamado a los cargos electos a trabajar este martes, y el delegado del Gobierno, Enric Millo, ha respondido rebajando la tensión, al indicar que no actuará contra los cargos electos que decidan trabajar, pero sí si se obliga a los empleados públicos a hacerlo.

Según la presidenta de la AMI, Neus Lloveras, equipos de gobierno de unos 200 ayuntamientos han comunicado que trabajarán este martes y electos en la oposición de otros 100 más también, por lo que al menos serán 300 los consistorios en los que habrá actividad este martes. Se trata de datos provisionales y en ellos no computa Badalona porque no está adherida a la AMI, pero electos del municipio de ERC y Guanyem Badalona, con la alcaldesa Dolors Sabater al frente, han anunciado que trabajarán, aunque esta vez a título personal y a puerta cerrada.

Los primeros en comunicar su decisión de trabajar el día de la Constitución fueron los “cupaires” (apodo de los miembros de la CUP), que llaman a sus bases “para que reviertan la jornada de fiesta y la conviertan en el día de inicio del proceso constituyente”, y este martes trabajarán en todos los consistorios en los que tienen representación.

ERC no ha dado ninguna consigna concreta a sus electos pero les ha animado a trabajar siguiendo la iniciativa de la AMI, mientras que los dirigentes del partido “tendrán su agenda pública”, según concretó el portavoz, Sergi Sabrià.

Desde el PDECAT, Marta Pascal, ha explicado que el partido no tiene “nada que celebrar” y por ello sus dirigentes y cargos electos tendrán actos públicos y trabajarán, siempre garantizando que no se violenta a funcionarios.

El líder de Demòcrates de Catalunya, Antoni Castellà, anunció que los electos de los 21 consistorios que lidera su formación “atenderán a la ciudadanía” como en una jornada laboral más, y concretó que los trabajadores públicos pueden tomar la decisión que quieran libremente.

En relación al consistorio barcelonés, no abrirá sus puertas pero sí que trabajarán varios cargos, como el primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello (BComú): “Los trabajadores del Ayuntamiento no irán a trabajar. Pero yo, personalmente, como Gerardo Pisarello, y los concejales que lo quieran hacer, lo podrán hacer con toda normalidad”.

(Fuente: Público)

El soberanismo catalán pone a prueba el talante de Millo abriendo ayuntamientos

El nombramiento de Enric Millo como delegado del gobierno español en Cataluña forma parte de la estrategia del Estado para acercarse a la Generalitat, ofreciendo una cara más amable al sobiranisme que la del anterior titular del cargo, María de los Llanos de Luna.

Los ayuntamientos independentistas pondrán hoy a prueba el talante de Millo, que ha querido marcar distancia respecto a su predecesora en la manera cómo ha encarado el Día de la Constitución. No hará ningún seguimiento “excepcional” en los ayuntamientos este 6-D, a pesar de saber que como mínimo una quincena de consistorios abrirán sus puertas y que alcaldes y regidores de ERC, el PDECat, la CUP y Demócratas de al menos 300 municipios irán a trabajar en señal de protesta contra la Constitución.

Estos actos simbólicos servirán al soberanismo para medir la estrategia del nuevo delegado del ejecutivo de Mariano Rajoy. Millo recordó ayer que los cargos electos pueden trabajar hoy “si lo consideran oportuno” -tal como pide la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI)-, pero los funcionarios no, y advirtió que no se los puede coaccionar a hacerlo. Echando de prudencia, dijo que espera que “todo el mundo actúe con responsabilidad”, sin descartar tomar “alguna medida” si hiciera falta.

Se trata de una actitud muy diferente de la de Llanos de Luna, que el 12-O, Día de la Hispanidad, pidió (y conseguir) que la justicia prohibiera en el Ayuntamiento de Badalona abrir las puertas, argumentando que los funcionarios tenían coartada su libertad para elegir si querían trabajar. El equipo de gobierno municipal -que no había dado indicaciones a los trabajadores públicos- desobedeció la orden judicial y seis regidores están siendo ahora investigados.

Los regidores de ERC y Ganamos Badalona, con la alcaldesa Dolors Sabater al frente, vuelven hoy a trabajar, pero lo hacen a título individual y se prevé que en puerta cerrada, el mismo que harán algunos regidores en el Ayuntamiento de Barcelona, como el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello. Pero en municipios como Celrà, Viladamat, Verges y Mieres, donde gobierna la CUP, y en algunos donde la alcaldía está en manso de ERC -cómo es el caso de Prats de Lluçanès-, los consistorios abrirán las puertas y atenderán los ciudadanos. También algunos ayuntamientos del PDECat, como es el caso de Vic y Deltebre.

¿El gobierno español puede actuar contra estos cargos electos? En algunos ayuntamientos, como los de Celrà y Viladamat, por ejemplo, se prevé que haya funcionarios, que tienen la opción de cambiar el día festivo por otro. Este sería, según fuentes jurídicas, un posible hecho al cual se podría coger la Delegación del gobierno español si decidiera actuar contra los ayuntamientos, como pasó en el caso de Badalona. Las mismas fuentes añaden, pero, que el único que supondría la vulneración del derecho de los trabajadores sería forzarlos hoy a ir al ayuntamiento en contra de su voluntad.

El portavoz del secretariado nacional de la CUP, Quim Arrufat, consideraba ayer en una entrevista a la ACN que ha faltado “más coordinación” entre los partidos a la hora de plantear las acciones simbólicas del 6-D. “No queda claro si todo el mundo participa o no”, argumentó. El único acto común de los alcaldes de las diferentes formaciones será la lectura a las 12 horas a cada municipio de un manifiesto que define la Constitución como una “prisión para la democracia”.

Tanto el PDECat cómo ERC discreparon con el punto de vista de Arrufat. “Nosotros no lo hemos vivido así, lo hemos vivido en un contexto de autonomía de cada partido”, replicó la coordinadora general del Partido Demócrata, Marta Pascal, que pidió que no se pongan en riesgo los funcionarios. Un mensaje que también lanzó Isaac Peraire, vicesecretario general de coordinación interna, territorio y organización de los republicanos. “Los electos trabajaremos mañana, igual que ayer o el 12-O”, dijo Peraire, excluyendo los trabajadores públicos de la acción.

(Fuente: Ara.cat / Autor: Marc Toro)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *