Holanda: Con el pretexto de la seguridad, el parlamento aprueba prohibir el niqab en espacios públicos

Los Países Bajos han dado el primer paso para prohibir el uso del velo integral (niqab) en su país. O, al menos, en ciertos lugares públicos. El Parlamento neerlandés aprobó este martes un proyecto de ley para impedir la cobertura total de la cara en espacios comunes, tales como escuelas, hospitales, autobuses o sedes gubernamentales. Ahora, queda que el Senado respalde esta decisión para se aprueba de manera definitiva.

Ha sido el Gobierno del liberal Mark Rutte el que ha decidido llevar a cabo esta propuesta, que en su primera votación ha salido adelante. Con esta ley, lo que se busca es que no se pueda utilizar en áreas públicas ningún tipo de complemento que cubra la cara de una persona. Así, en caso de salir adelante, cualquier persona que acostumbre a vestir por cuestiones religiosas prendas como el niqab o el burka, tendrían prohibido hacerlo.

Pero no sólo servirá para prohibir este tipo de indumentaria, sino también cualquier elemento que sirva para ocultar el rostro, como puede ser el caso de los pasamontañas o de una máscara. De hecho, en la propia ley se prevén una serie de excepciones, aunque muy limitadas, para llevar elementos de este tipo, permiténdose en festividades -como Carnaval- o en el caso de algunas profesiones -como pueden ser los soldadores-.

En los Países Bajos, el debate sobre la idoneidad de vestir velo integral en lugares públicos viene de lejos, y ha sido planteado en varias ocasiones en los últimos años. De hecho, en los últimos tiempos han intentado impulsar la medida partidos conservadores y los ultraderechistas, hasta que ha sido llevada a cabo por el Partido Popular por la Libertad y la Democracia. Sin embargo, la ley ya prohibía los velos y símbolos religiosos en las escuelas.

“Toda la gente tienen derecho a vestir como quiera, pero esa libertad queda limitada cuando se debe garantizar la seguridad”, afirma el Ejecutivo neerlandés a través de un comunicado. Se calcula que en Holanda son 400 las mujeres que utilizan este tipo de prendas de manera habitual, a las que habría que sumar otras 500 que lo hacen de manera ocasional. En caso de que se desobedeciera la ley, se plantean multas económicas que podrían ascender a los 400 euros.

Los Países Bajos no son el primer país europeo que toman una medida similar. Francia y Bélgica prohibieron el uso de prendas como el burka hace algunos años -con incluso pensas de cárcel-, mientras que otros como Bulgaria o Dinamarca han aplicado ciertas restricciones al respecto. Queda la aprobación del Senado para que la ley sigua adelante pero, de momento, el primer paso para prohibir en espacios públicos estas prendas ya ha sido dado.

(Fuente: El Confidencial / Autor:Rubén Rodríguez)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *