Millares de andaluces se manifiestan en Granada, Huelva y Málaga “por una sanidad pública digna”

Este pasado domingo ha habido sendas protestas convocadas en Málaga, Granada y  Huelva “por una sanidad pública digna”, promovidas por diversidad de colectivos sociales, sindicales y de profesionales del sector sanitario.

Granada

Entre 40.000 y 45.000 personas se han manifestado en la capital granadina “por una sanidad pública digna” y contra la reordenación sanitaria conocida como fusión hospitalaria, activada a raíz de la puesta en marcha del nuevo centro del Campus de la Salud, y por “dos hospitales completos” con cartera de servicios diferenciada y urgencias finalistas (foto adjunta).

Es la cifra de participación facilitada por la Policía Local a Europa Press a las 14,00 horas cuando la cabeza de la manifestación llegaba a la Fuente de las Batallas y tras incorporarse las personas que esperaban en Gran Vía de Colón y Reyes Católicos, en el centro de la ciudad, a esta marcha reivindicativa que, con ambiente festivo y bajo cielo nublado pero sin lluvia, ha salido a las 12,00 horas desde el Hospital Universitario San Cecilio.

También la Policía Nacional, que ha indicado que no ha habido incidentes durante la manifestación, ha cifrado en entre 40.000 y 45.000 participantes, mientras que un portavoz de la plataforma de trabajadores de los hospitales, Fidel Fernández, ha resaltado que muchos de los asistentes indicaban que “había más gente que en la primera” manifestación contra la fusión hospitalaria, convocada el pasado 16 de octubre, a la cual siguió una concentración también multitudinaria el 5 de noviembre.

En el manifiesto que ha leído al término de la manifestación, el doctor Jesús Candel, convocante de la manifestación a través de las redes sociales, donde es conocido por el sobrenombre de ‘Spiriman’, ha incidido en que Granada reivindica “dos hospitales generales completos” partiendo de que el sistema de salud se basa “en la sectorización y las áreas sanitarias y no en las fusiones”.

Asimismo, ha reivindicado una “ordenación sanitaria al menos igual de buena que la que teníamos antes del traslado” para, “a partir de ahí, mejorar lo mejorable”. “No represento a ningún partido político y nunca lo haré”, ha subrayado Candel, quien ha pedido la dimisión del viceconsejero de Salud, Martín Blanco, y que no se traslade el Materno Infantil, así como ha responsabilizado a los responsables de la fusión sanitaria de “abandonar un formato humanista de hacer medicina” cuando “el mejor de los recursos es el humano”.

Tras 40 días desde la primera manifestación, “no se ha hecho nada”, ha señalado Candel, que se ha dirigido a los participantes tras la portavoz de la plataforma ‘Granada por su salud’, María José Vílchez, que ha pedido a los responsables de Salud “que dejen de tener una escucha activa cuando no es verdad”.

“Granada por su salud” integra a su vez a asociaciones como la de enfermedades raras o de matronas de Andalucía, sindicatos como Comisiones Obreras, CSIF, SAE, Satse y Sindicato Médico, y partidos como PP o Podemos, además de la Mesa para la Defensa de la Sanidad Pública, entre otras entidades y colectivos a los que se han sumado en los últimos días la asociación ‘Jóvenes en pie’ y las formaciones políticas Ciudadanos y UPyD.

Los participantes en la manifestación han portado globos blancos con mensajes como “Granada no se rinde ni lo hará”, y han coreado cánticos como “Susana, escucha, Granada está en la lucha”, y “Jesús, amigo, Granada está contigo”. La cabecera de la manifestación se ha parado ante la sede de la Junta en Granada y el Ayuntamiento donde los participantes han realizado una pitada en el marco de un acto reivindicativo que ha contado con grupos de charanga y batucada.

Huelva

Más de 15.000 personas han participado este domingo en la manifestación más populosa de los últimos años en la capital onubense -alrededor de 15.000 según la Subdelegación del Gobierno y más de 50.000 según de fuentes de la Policía Local-. A pesar del mal tiempo que, no obstante, ha dado una tregua durante la marcha, la convocatoria de la plataforma ‘Huelva por una sanidad digna’ ha sido un éxito.

Sin banderas ni colores, sólo una marea blanca en la que, no obstante, se ha podido ver a dirigentes políticos y sindicales de distinto signo, menos del PSOE.

La marcha partió de la rotonda de los bomberos de la avenida de Andalucía para finalizar en la plaza de Las Monjas, donde la cara visible de este movimiento, la doctora Paloma Hergueta, leyó un manifiesto en el que, entre otras cuestiones, advirtió que “este es el principio y no pararemos hasta conseguir nuestro objetivo”, pues “a pesar de los intentos de confundirnos, Huelva ha despertado y va a reclamar donde y ante quien haga falta su derecho a una sanidad digna”.

También recordó las “numerosas deficiencias” de la sanidad pública onubense, que “se han ido agravando por una grave falta de inversión en la provincia, tras los recortes y la fusión de hospitales”. UCI pediátrica, chares, maternoinfantil, pediatras, listas de espera… Son algunas de las carencias que enumeró Hergueta, para después exigir “una inversión que compense la deuda histórica sanitaria que tiene la Junta de Andalucía con Huelva, una atención primaria de calidad, una mejora en la atención urgente y en el transporte de los pacientes críticos, y la paralización de un proceso de fusión que ha significado un recorte brutal, que ha sido anulada por los tribunales y que ha arrasado con la equidad, la accesibilidad y la calidad de la asistencia”.

También hubo un guiño para Granada y Málaga, que también acogieron este 27N una manifestación en defensa de la sanidad pública: “Juntos gritamos aún más fuerte y exigimos y exigiremos nuestro derecho a una sanidad digna”.

Por último, también se pidió la dimisión del delegado de Salud, “aún callado”. Precisamente, este lunes ha convocado a los medios para valorar una manifestación que quedará marcada en la historia de Huelva y de la que deben tomar nota, pues este domingo Huelva ha hablado alto y claro y le ha dicho a la Junta que no está contenta con su sanidad: “Queremos dejar de ser la Cenicienta de Andalucía; tenemos derecho a acceder a una sanidad digna en, al menos, las mismas condiciones que el resto de andaluces, que no es poco pedir”.

Málaga

Las intensas lluvias no impiden que miles de personas pidan sanidad digna en Málaga. Unas 3.000 personas, según la Subdelegación del Gobierno, y 12.000, según los convocantes, han participado este domingo en Málaga en una marcha para exigir una sanidad pública digna y mejoras en materia de infraestructuras, dotación de personal y más agilidad en las intervenciones quirúrgicas.

Los asistentes han portado pancartas en defensa de una sanidad pública digna, gratuita, universal y de calidad, en contra de las privatizaciones, las fusiones y los recortes y en demanda de la construcción del tercer hospital en la capital malagueña.

Además, han coreado lemas como “La sanidad no se vende”, “Sanidad pública y de calidad” y “PSOE y PP recortan a la vez” durante la marcha, que ha recorrido las calles del centro histórico de la ciudad bajo la lluvia.

El impulsor de la manifestación, el profesor Jonathan Andrades, ha manifestado a los periodistas que la marcha se ha convocado ante la situación de la sanidad pública en la provincia, que está a la “cola” en España en camas y enfermeros por habitante y es la que tiene la lista de espera más larga para operaciones de Andalucía.

Al término de la marcha ha leído un manifiesto en el que ha criticado que Málaga se haya convertido en el “banco de pruebas para la privatización de la sanidad, al ser la provincia con mayor número de camas privadas y de conciertos con sus clínicas.

Ha argumentado que la “descompensada política de recortes” gestionada por la Junta ha llevado a la sanidad malagueña a un “punto insostenible” que han denunciado asociaciones de pacientes, colegios profesionales y sindicatos médicos y de enfermería “sin resultado”.

En la provincia se han perdido 2.000 puestos de trabajo entre el personal perteneciente al Servicio Andaluz de Salud (SAS), lo que ha agravado una situación “inasumible” en la calidad asistencial del paciente, “indefenso ante tanto despropósito”.

Por ello, han exigido “dignidad” para los pacientes, sus familiares y los profesionales de la sanidad y han reclamado que se paralice el proceso de fusión entre los hospitales Carlos Haya y Clínico “en vista de los resultados” de la misma en Granada, así como una mayor inversión en atención primaria e investigación.

También han reclamado la construcción del tercer hospital en Málaga, la apertura del hospital de Ronda y ampliación del Costa del Sol, que se paralice el cierre de camas (más de 350) y de centros de salud en horario de tarde durante el verano y que se contraten los enfermeros perdidos desde 2010.

(Fuente: Andalucía Información)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *