Nueva manifestación multitudinaria en Altsasu conta el encarcelamiento de los jóvenes y la manipulación mediática (vídeo)

Una multitudinaria manifestación ha recorrido ayer sábado Altsasu (Nafarroa) convocados por el Ayuntamiento, familiares de los jóvenes detenidos y encarcelados, y vecinos de la localidad para exigir su puesta en libertad y denunciar la manipulacion mediática que han sufrido. “Queremos a nuestros jóvenes en casa”, han clamado en silencio.

Antes de iniciarse la marcha, el alcalde, Javier Ollo, ha denunciado la imagen “manipulada” de Altsasu que se ha ofrecido en los medios, ha denunciado la “desproporción” de la acusación contra los nueve jóvenes y ha reclamado que la causa vuelva al juzgado de Iruñea.

La marcha, partió a las 13.00 tras abrirse paso entre los aplausos de la multitud congregada y se ha desarrollado en silencio, bajo el lema “Altsasu”. Tras la pancarta que encabezaba la movilización, los familiares y allegados de los jóvenes detenidos y encarcelados han portado otra en la que reclamaban que “los queremos en casa”. El llamamiento ha sido secundado por varios miles de personas, entre 10.000 y 20.000 segúndiversas fuentes, que han abarrotado el recorrido. Cuando la cabecera llegaba a la plaza, la cola acababa de salir del punto de partida.

La pancarta era portada por miembros del consistorio encabezados por el alcalde, Javier Ollo, familiares de los detenidos y colectivos sociales. Entre los manifestantes se encontraban María Solana, portavoz del Gobierno de Navarra; Ainhoa Aznárez, de Podemos, en calidad de presidenta del Parlamento foral; y los portavoces parlamentarios Adolfo Araiz (EH Bildu), Koldo Martínez (Geroa Bai) y Laura Pérez (Podemos).

A la marcha han acudido numerosas caras conocidas, como la portavoz del Gobierno de Nafarroa, María Solana; la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznarez; el alcalde de Iruñea, Joseba Asiron; el secretario general de ELA, Adolfo Muñoz; el parlamentario de EH Bildu Adolfo Araiz, la parlamentaria de Podemos Laura Pérez, el dirigente de Podemos Juan Carlos Monedero.

La manifestación ha transcurrido en completo silencio por las calles céntricas de esta localidad navarra, entre los aplausos de las miles de personas congregadas en las aceras, que se iban incorporando después a la marcha. Tras una breve parada ante el bar Koxka, donde se produjo la agresión a los guardias civiles, la manifestación ha llegado hasta una céntrica plaza alsasuarra, donde han leído un comunicado, en castellano y euskera, Jokin Casteig, director del instituto de la localidad, y Amaia San Román, profesora del colegio de Alsasua y madre de uno de los menores procesados.

09

“Un pueblo preocupado”

El acto final ha tuvo lugar sobre las 14.30, hora y media después de que se iniciara la manifestación. Una vecina y un vecino de la localidad han tomado la palabra para reinvindicar que Altsasu es “un pueblo plural y abierto”, con personas llegadas desde diversos lugares y en el que conviven distintas culturas.

Sin embargo, desde el pasado 15 de octubre Altsasu es “un pueblo preocupado” por todo lo ocurrido, con nueve jóvenes procesados, siete de ellos presos, que se enfrentan a penas de entre 10 y 15 años, lo que consideran “un sinsentido”. En ese sentido han mostrado su profunda preocupación por el futuro de estos jóvens y ha exigido su “inmediata puesta en libertad”.

Junto a ello, han reclamado a la Audiencia Nacional, a la Audiencia Provincial de Nafarroa y a la Fiscalía general del Estado que “reconsideren en caso” y devuelvan la competencia al juzgado natural de Iruñea, de donde la causa “nunca debió salir”.

Se han solidarizado igualmente con todas las personas que están sufriendo a consecuencia de estos hechos y han remarcado la respuesta popular e institucional, ya que “nunca habíamos visto al pueblo tan unido”.

Han manifestado también ser conscientes de que “esto no acaba hoy, queda mucho”, y han reivindicado que “queremos a nuestros jóvenes en casa”, que “Altsasu sea conocido como un pueblo trabajador, queremos justicia”, han subrayado.

Finalmente, sobre la imagen de Altsasu que se ha dado en los medios de comunicación como un pueblo en el que impera el odio, el terror y el miedo, han proclamado “alto y claro” que “nuestros sentimientos son la solidaridad, el apoyo y el afecto”. El comunicado, tras reconocer que “queda mucho trabajo por delante”,

Se reivindica la localidad “como un pueblo trabajador y orgulloso de sus tradiciones, donde se convive en pluralidad y se acoge con generosidad”. “Al fin y al cabo, pedimos justicia”, subrayan los familiares y vecinos de Alsasua en el escrito, en el que se lamenta que “han relacionado nuestro pueblo con el odio, el terror, el miedo”. Una salva de aplausos y gritos a favor de la libertad de los jóvenes por parte de los asistentes han puesto punto final al acto.

10

13_1

Gobierno foral y partidos piden “justa medida”

La portavoz del Gobierno foral, María Solana ha asegurado que su presencia en la marcha no era para “pedir la libertad de nadie” sino para “que se haga justicia”. “El Gobierno de Navarra no ha venido a pedir la libertad de nadie”, ha dicho Solana. “Que las cosas se tomen como se tienen que tomar -ha reivindicado-. Que se pague por lo que se tiene que pagar, pero en la justa medida”.

Por su parte, la presidenta del Parlamento de Nafarroa, Ainhoa Aznárez, de Podemos, ha dicho que “lo que solamente fue una pelea a altas horas de la mañana, con bastante alcohol encima”, ha llevado un curso “equivocado” al ser “juzgados por un acto terrorista”.

El portavoz parlamentario de Geroa Bai, Koldo Martínez, ha reiterado que lo sucedido “no es un delito de terrorismo” y se ha solidarizado con el pueblo de Altsasu, “que ha sido el más maltratado de toda esta historia”.

El representante de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha apuntado que “se está cometiendo una grave injusticia”. “Se ha hecho, de lo que era una trifulca en un bar, un delito de terrorismo”, ha manifestado tras remarcar que “no hay derecho” a la “injusticia y despropósito político” que “desgraciadamente se están cometiendo”.

El alcalde de Altsasu, Javier Ollo, también ha sumado a las críticas: “Es una desproporción que se hable de terrorismo, -ha indicado el alcalde-. Pedimos que el caso vuelva al juzgado de Pamplona”. Además, ha destacado el “hartazgo” existente “por esa imagen que se ha trasladado de Altsasu “, que considera “muy manipulada”.

Por último, el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, ha precisado que el pueblo “ha sido criminalizado”. “Querer elevar a categoría política lo ocurrido en un bar a las cinco de la mañana no tiene absolutamente ninguna lógica, y querer convertirlo en terrorismo retrata muy bien cuál es el nivel de la política en el Estado español, y cuál es, por desgracia también, el nivel de la justicia del Estado español”, ha concluido.

(Fuentes: naiz.info / Gara / Ahösta.info / eitb)

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *