Unos 160.000 trabajadores sobreviven en Granada con apenas 260 euros al mes

Casi la mitad de los trabajadores de Granada tienen ingresos menores al Salario Mínimo. Son los que declararon el año pasado rentas del trabajo inferiores al Salario Mínimo, que suponen el 46% del total de asalariados. Mientras la gran bolsa de pobreza se mantiene, el número de empleados con los sueldos más altos son, precisamente, los que más crecieron durante 2015, un 6%.

Granada mantiene su gran bolsa de pobreza, de personas que apenas obtienen ingresos para vivir, sin que la recuperación económica les haya rozado siquiera. En la provincia hay 159.300 personas que el año pasado declararon ingresos del trabajo por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), con una media de 3.137 euros anuales, 261 euros al mes, según los datos que acaba de hacer públicos la Agencia Tributaria.

En total, en la provincia había en 2015 un total de 343.000 personas que declararon a Hacienda retribuciones salariales. En ellas se incluyen tanto los trabajadores empleados durante todo el año como los que solo fueron contratados unos meses o unos días.

De ese total, el 46%, 159.300 personas, obtuvieron unos ingresos inferiores al SMI (9.080 euros), con una media de 3.137 euros en todo el año. Es un porcentaje que no ha variado respecto a 2014. Una bolsa de pobreza que no solo se mantiene, sino que aumenta ligeramente (en 2014 era de 157.054 personas) y que es muy superior a la que existe en el conjunto del pais, ya que en España el porcentaje de asalariados con rentas inferiores al Salario Mínimo es del 34%, doce puntos menos que en Granada. Y sus escasas retribuciones medias tampoco han variado apenas: de 3.056 euros anuales en 2014 a 3.137 el año pasado, apenas cien euros más.

Y de esa enorme cantidad de trabajadores pobres (o de parados que ocasionalmente trabajan), la gran mayoría recibieron rentas salariales menores a la mitad del SMI. Son 113.507 personas, que cobraron una media de 1.667 euros en todo el año, y que se corresponden probablemente con personas que apenas fueron contratadas y se pasaron casi todo el año en el paro. Es decir, un tercio de los que declararon alguna renta salarial en 2015 sobrevivieron con menos de 140 euros al mes de promedio.

La Agencia Tributaria ofrece información de los asalariados por tramos de retribución. Y es precisamente el de sueldos más altos el grupo que más creció durante 2015. En 2014 había en la provincia 12.775 personas que cobraban más de cinco veces el Salario Mínimo (más de 45.400 euros al año), y el año pasado esa cifra subió a 13.566, un 6,2% más, con unos ingresos medios de 62.200 euros brutos anuales, casi 5.200 euros al mes.

En las escalas intermedias de salarios, por su parte, el grupo de  los que cobraron sueldos de entre 1 y 3 veces el Salario Mínimo creció un 4% durante 2015 y el de retribuciones entre 3 y 5 veces el SMI se incrementó un 2%, en los dos casos por debajo del 6% en que aumentó el grupo de las rentas más altas, por encima de cinco veces el Salario Mínimo.

De esta forma, en 2015, pese a las reducciones de paro y otros síntomas de recuperación de los que presume constantemente el Gobierno, la provincia de Granada ha visto cómo su enorme volumen de personas con escasos ingresos salariales no solo no ha disminuido, sino que se matiene e incluso aumenta ligeramente, y que el grupo de empleados que más se incrementa es precisamente el que cobra los mayores sueldos, lo que ahonda la brecha de desigualdad que ya se ensanchó durante una crisis que para la mayoría, lejos de terminar, aún perdura.

La retribución media declarada por los 343.743 personas que trabajaron por cuenta ajena en 2015 fue de 14.794 euros. Una cifra ligeramente superior a las de 2014, que fue de 14.537 euros, aunque muy lejos de los 18.645 euros de media en España.

(Fuente: El Independiente de Granada)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *