“La Insurgencia”: Trece raperos investigados por las letras de sus canciones

Este pasado jueves17 de noviembre empezaba la investigación por parte de la Audiencia Nacional contra los trece raperos integrantes del colectivo musical La Insurgencia. La Insurgencia Es un colectivo de Cantantes de Rap (HIP-HOP) De Diferentes Paises de America Latina. Todos Unidos Bajo La Misma Bandera De La Libertad, El Antiimperialismo, Anticapitalismo y Antifascismo.

El pasado 8 de noviembre, el Cuerpo Nacional de Policía se personaba de forma intimidatoria ante los trece raperos, incautándose del material electrónico que pudieran portar y citándolos a declarar por presuntos delitos de enaltecimiento del terrorismo, incitación al odio, asociación ilícita, injurias a la Corona y contra las instituciones del Estado.

Tras las diligencias previas efectuadas por la comisaria de información de la Policía Nacional, la magistrada de la AN, Carmen Lamela, decidió abrir investigación por el contenido de las letras de los integrantes de La Insurgencia. Si bien, hasta el inicio del proceso no hubo notificación alguna que especificara cual es el material en que se basa la investigación.

En los últimos tres años, La Insurgencia ha colgado más de 350 videoclips en YouTube y Facebook; y pese a que los integrantes son residentes de diferentes paises como el Estado español, México o Colombia, todos los miembros investigados residen en ciudades españolas como Cordoba, Jaén, Cadiz, Málaga o A Coruña entre otras.

Sin duda, la investigación abierta contra los integrantes de La Insurgencia es una muestra más de la cruzada persecutoria que se está profundizando contra la libertad de expresión desde la emergencia del 15M y profundizada con la entrada en vigor de la Ley Mordaza. Sirva de ejemplo la investigación judicial abierta a dos raperos hace unos meses por el contenido de una de sus canciones contra la policía.

En el mismo sentido, iban dirigidos también los casos contra Pablo Hasel o César Strawberry, muy activos y con una carga de denuncia política profunda contra el orden establecido y las políticas represivas del Gobierno del PP. Ambos fueron investigados también por delitos de enaltecimiento del terrorismo a través de la redes.

A estos casos hay que sumar las reiteradas “operaciones araña” que suman ya más de 70 detenidos. Operaciones policiales que tienen como objetivo la persecución, detención e inculpación de enaltecimineto del terrorismo de personas que ejercen su libertad de expresión a través de las redes sociales.

La libertad de información también viene siendo perseguida desde la puesta en marcha de la Ley Mordaza. Casos como el de nuestro compañero de Izquierda Diario Jorge Remacha al que el sindicato mayoritario de la policía local de Zaragoza ha anunciado que demandará por “calumnias e injurias” a la UAPO ; o el del fotoperiodista Raúl Capín acusado de atentado contra la autoridad, son ejemplos de ello.

A todo esto, hay que añadir los cientos de jóvenes perseguidos y detenidos simplemente por formar parte de colectivos y organizaciones sociales y de la izquierda. Es el caso de los 15 activistas antifascistas del colectivo Bukaneros detenidos la semana pasada o los montajes policiales contra Alfon o Andrés Bódalo. Y en esa misma dirección, los seis condenados a prisión preventiva en Altsasu, acusados de terrorismo por una reyerta en la que estaban implicados agentes de la Guárdia Civil fuera de servicio.

Sin embargo, pese a la intensidad de la cruzada represiva hacia miles de personas que luchan por defender sus derechos y libertades, no se puede descartar que el Gobierno y las instituciones agudizen aún más el grado de persecución, y más, si en un periodo breve de tiempo se reabre el ciclo de movilizaciones callejeras tras la formación de un gobierno profunda y socialmente deslegitimado y dispuesto a cumplir con una agenda de recortes para los próximos dos años.

(Fuente: La Izquierda Diario / Autor: Arsen Sabaté)

COMUNICADO-MANIFIESTO DE LA INSURGENCIA

El martes 8 de noviembre, la policía nacional abordó en sus respectivas ciudades a cada uno de los 13 músicos pertenecientes al colectivo musical La Insurgencia, robándoles todo dispositivo electrónico que portasen encima y citándolos para el día 17 de noviembre a las 10:30 horas en la Audiencia Nacional de Madrid para declarar en calidad de investigados por presuntos delitos de enaltecimiento del terrorismo, de incitación al odio, de asociación ilícita y contra las instituciones del Estado.

Queda claro que este es un proceso contra el colectivo en general, pues los 13 denunciados son la totalidad de los integrantes del colectivo residentes en España, a excepción de un menor de edad.

En ese mismo día también se produjo la detención de 15 miembros de Bukaneros, además de a cinco independentistas por supuestamente quemar una imagen del rey.

Este nuevo caso de represión a artistas se suma al de Valtónyc, rapero mallorquín al que la fiscalía pide tres años de cárcel por injurias a la Corona; al de Volk GZ de Tinta Rebelde, denunciado por la presidenta de Galicia Bilingüe por falsas amenazas; al de Pablo Hasel y Cíniko, denunciados por su alcalde también por amenazas inexistentes; al de Adam, músico de Lleida con un proceso pendiente por no apenarse de la muerte de un Mosso D’esquadra; al de Ayax y Prok, denunciados por sacar en un videoclip imágenes de un policía; al de los titiriteros de Madrid, detenidos y acusados de enaltecimiento del terrorismo por una obra satírica; y en definitiva a un sinfín de casos parecidos de músicos a los que se les piden años de prisión por eso que ellos llaman enaltecimiento e incitación al odio.

Una vez más queda demostrado que en este Estado no hay libertad de expresión si te opones a este régimen de opresión y terror. Una vez más 13 músicos podrán entrar en prisión por hacer canciones denunciando precisamente las injusticias que se cometen en este país.

La Insurgencia no solamente es un colectivo de músicos que hacen canciones reivindicativas, sino que lo integran artistas que siempre han mostrado su solidaridad activa con todos los presos políticos del estado español, por ello también quieren reprimir a este grupo en su conjunto, como ya se ha visto en otros casos de represión a personas cuyo único delito es mostrar su apoyo a los represaliados y presos políticos.

Ante este atropello, más notorio esta vez si cabe debido al elevado número de músicos implicados (13 en total), queremos hacer un llamamiento a todos los solidarios que lean este comunicado a la difusión y apoyo activo con nuestro caso y los de los compañeros anteriormente citados de este caso de brutal represión a nuestro colectivo musical, y a exigir nuestra inmediata absolución.

El apoyo activo del que hablamos sólo se entiende desde la unidad de todos los antifascistas, de los activistas, trabajadores, estudiantes de todo el Estado, necesitamos la solidaridad de todos, que se posicionen del lado de los solidarios, de quienes llevan desde siempre denunciando la represión de este régimen como es el caso de los integrantes de La Insurgencia, y por ello invitamos a todo colectivo popular a adherirse y difundir este manifiesto, y pedimos el calor de todos aquellos que puedan estar el jueves 17 de noviembre a las 10:30H en el juzgado de instrucción nº3 de la Audiencia Nacional de la calle García Gutiérrez nº1 (Madrid), para mostrar su apoyo y solidaridad con los músicos de La Insurgencia.

Decir además, por si cabía alguna duda, que después de esto no nos van a callar, al contrario, nos va a reafirmar y responderemos con mucho más. No dejaremos de hacer música por su intento de intimidación, sino que seguiremos haciéndola y con más motivos si cabe.

¡Ante su represión, nuestra solidaridad! ¡Hagamos realidad la consigna de “si tocan a uno, nos tocan a todos”!

¡AMNISTÍA TOTAL!

¡ABSOLUCIÓN LA INSURGENCIA!

la-insurgencia

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *