Nación Andaluza denuncia a la Subdelegación del Gobierno en Almería

El pasado viernes 12 de Febrero, Nación Andaluza organizaba en el CAP Javier Verdejo de Almería una charla con el miembro del Consell Nacional de la CUP Eduardo Cáliz, cuando nos vimos sorprendidos por la presencia de un grupo con simbología fascista, incluyendo la cruz de San Jorge, símbolo promovido por el PP desde el ayuntamiento de Almería y la Diputación Provincial, protestando contra la celebración del acto e intimidando a los asistentes que tenían que pasar entre la vociferante comitiva fascista para acceder al Patio de la Cartagenera donde se encuentra la sede del CAP.

Ser objeto del acoso del “españolismo” más rancio, ni nos extraña ni nos sorprende, pues somos conscientes de que estamos en el punto de mira del Estado y de sus matones por difundir la idea de una Andalucía Libre, a través de la Ruptura Democrática con el Estado español y del inicio de un Proceso Constituyente que concluya en la República Andaluza.

Lo que sí nos ha sorprendido ha sido que la Subdelegación del Gobierno de Almería autorizara un “escrache” fascista a una charla que se celebra en el interior de un local privado, provocando e intimidando a los asistentes y sin presencia policial para evitar los posibles confictos, mientras que en las redes sociales la extrema derecha incitaban al “escrache” contra los asistentes al acto organizado por Nación Andaluza.

Como comprobamos día a día, la Ley Mordaza no se aplica a las bandas fascistas que son protegidas por las instituciones. Una vez más, constatamos que el fascismo es el ariete del capitalismo y de sus instituciones cuando estas no pueden reprimir con los medios legales de los que el españolismo se ha dotado para reprimir a los pueblos y a las organizaciones rupturistas.

DENUNCIAMOS, la actitud irresponsable de la Subdelegación del Gobierno de España en Almería, y al partido que aún gobierna esta institución, el PP, por autorizar un acto prohibido por la Ley que ellos mismos redactaron para la represión de los movimientos de protesta social. Esta actitud de la Subdelegación del Gobierno pudo haber terminado en una desgracia si no hubiera sido por la templanza de los organizadores al no permitir que ninguno de los asistentes al acto respondieran a las provocaciones que desde la puerta de entrada al Patio de la Cartagenera se vertían contra Nación Andaluza y contra la CUP.

Nación Andaluza ha barajado la posibilidad de denuncia en los Juzgados de Almería, contra los organizadores del “escrache” y contra el Subdelegado del Gobierno en Almería, desechándola por no tener confianza en una justicia española que actúa como la extensión del gobierno de España contra la libertad y los derechos de las clases populares, como hemos podido comprobar últimamente en numerosos casos de represión contra la libertad de expresión y montajes policiales.

En Almería, a 15 de Febrero de 2016

Asamblea local de NACIÓN ANDALUZA-Almería

fALANGE

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *