Un periodista denuncia censura en la radio-televisión municipal de Cádiz

“Esta noche deberíamos estar en los estudios de Onda Cádiz Radio presentando nuestro segundo programa ‘Cádiz Habla’, pero no”. Así comienza el programa “Cádiz Habla” de esta semana, emitido desde la sede de los empleados municipales del Ayuntamiento, y a disposición de quien quiera oírlo en la plataforma Ivoox. Luciano Albarrán (a la izquierda en foto inferior adjunta), su creador y responsable, ha denunciado en él las presuntas presiones a las que ha sido supuestamente sometido tras la emisión del primero de ellos en la radio pública del Cádiz, que depende del Ayuntamiento gobernado en minoría por José María González “Kichi”.

En ese primer programa, emitido la semana pasada, Albarrán abordó la crisis en el PSOE local, partido que apoyó la candidatura de José María González a la alcaldía gaditana. Para hacerlo, el comunicador invitó, entre otros, a la ex portavoz del PSOE gaditano, Marta Meléndez. “Todos sabían de qué iba el programa y a quién invitaba”, y por tanto, contaba con una aprobación implícita, explica en el programa Luciano, quien, al margen de su labor actual, fue asesor del PSOE en la Diputación y responsable de un periódico digital. El periodista fue en el pasado condenado judicialmente por injurias a Fran González (a la derecha en foto inferior adjunta), actual portavoz socialista en el Ayuntamiento y secretario local del PSOE, en una columna de opinión.

El primer programa de “Cádiz Habla”, por tanto, versó sobre la supuesta división que existe en el PSOE de Cádiz capital. Una vez emitido, su sorpresa ha sido mayúscula cuando el pasado jueves fue citado a una reunión “en el Ayuntamiento”.

periodista-onda-cadiz

La explicación que le dieron es, según él, que “ni a Ciudadanos ni al PSOE les ha parecido bien que mi voz esté en las ondas de la emisora y han reclamado a David Navarro mi expulsión”. Navarro, teniente de alcalde de Hacienda en el Ayuntamiento de Cádiz y consejero delegado de Onda Cádiz Radio y Televisión, acudió, sostiene, a la reunión junto con el gerente de la cadena de radio y televisión públicas, Joaquín Castro, y allí “se incorpora José Vicente Barcia, jefe de gabinete del alcalde”, es decir, un cargo de confianza de José María González ‘Kichi’ en el Ayuntamiento. Según narra Luciano Albarrán, “es él el que toma la palabra y me dice que mi programa ha levantado ampollas” y que “tanto C’S como PSOE han pedido la retirada del mismo”, y que incluso *”estaban intentando convocar un consejo de administración de Onda Cádiz para pedir la dimisión de Navarro”.

“Me dijeron que tenían que andarse con cuidado porque al PSOE no quieren hacerle cosquillas con ningún tema”. Luciano Albarrán sostiene además que David Navarro “me llega a decir que por mi programa me he cargado la pluralidad de Onda Cádiz, es decir, que en una hora de un lunes, a las 8 de la tarde, he tenido la influencia suficiente como para cargarme la pluralidad de toda la emisora. Sólo habíamos tratado la crisis del PSOE”.

En un momento de la reunión, José Vicente Barcia “aspavienta llevándose las manos a la cabeza porque dice le había hecho una entrevista a Marta Meléndez, cosa que (ellos) sabían, porque Marta le envía un mensaje por Whatssapp a David Navarro diciéndole que tras cinco años, vuelve a Onda Cádiz”.

“Me di cuenta que ninguno había escuchado el programa”, ultima Luciano Albarrán, que abunda en que el jefe de Gabinete de Alcaldía de ‘Kichi’ le dio tres opciones: “irme del programa”; “que hiciera el programa como a mí me diera la gana, pero que al día siguiente no tendría más remedio que invitarme a irme”; o “que hiciera el programa como ellos me dijeran, para no fastidiar a nadie”.

Entonces, y siempre según la versión del locutor, se llega a plantear “que siga con el programa, pero que lo presente una locutora”, propuesta que “es rechazada por David Navarro ya que no hay presupuestos” para pagar más personal. “Dicho sea de paso”, sostiene Albarrán, “yo no cobro un solo euro”. El objetivo era, según Albarrán, evitar estar personalmente en el foco mediático.

cadiz-periodista

Los temas censurados: ni el andalucismo ni Teresa Rodríguez

El encuentro abordó también, según sostiene el afectado, los temas a tratar. “Los temas que tenía que tratar no podían ser los que yo propusiera. Por ejemplo, se me negó hacer una tertulia sobre el andalucismo y sobre el nacimiento del partido ‘Andalucía x sí’, porque según indicó Barcia, ese partido es una escisión del PSOE e iba a generar polémica”. También “se me negó entrevistar a Teresa Rodríguez” por las primarias de Podemos Andalucía, ni sobre los chiringuitos, ni de la limpieza, ni de otros temas que levantaran ampollas”.

“Parecía más un tribunal de censura que una reunión para tratar un programa de radio”, valora Albarrán, que destaca que el jefe de Gabinete de José María González, el periodista José Vicente Barcia “me dice que hable de la victoria de Donald Trump, que en ese punto todos los partidos estarán de acuerdo, y que vaya haciendo programas, más adelante, sin ningún tipo de sentido, hasta que poco a poco se vayan habituando a que yo estoy haciendo un programa de radio”.

Albarrán sostiene que, llegado a este punto, escogió la opción de no hacer más programas en Onda Cádiz Radio: “era a lo que me estaban conduciendo aquellas respuestas rocambolescas”. La versión “que ahora esgrime Barcia, y así me lo hace saber, es que me retiran el programa porque no me ceñía al guión, cuando fue justo el guión que se propuso: un programa de actualidad, con opinión de los vecinos, y contertulios”.

Para el afectado, “el PSOE y yo hemos caído en una trampa”. Primero, porque yo acepté un programa pensando en la libertad de expresión y opinión, y segundo, porque mi presencia no sería aceptada por el PSOE, así que mi salida serviría como cambio de cromos”. Albarrán se pregunta que “es el cambio que pretenden hacer si actúan igual, o peor, que los partidos que llaman de la casta”.

maria_fernandez_trujillo_ciudadanos

Dimite la presidenta del consejo de la televisión de Cádiz tras la censura

La polémica derivada de la denuncia de un locutor de Onda Cádiz, que acusó a los directivos de la emisora municipal de censurar su programa de radio se ha cobrado un cargo. La presidenta de la Televisión y Radio municipal Onda Cádiz, la concejala de Ciudadanos María Trujillo (foto superior adjunta), anunció ayer su dimisión en el transcurso de un consejo de administración, en el que también pidió la marcha de David Navarro, concejal de Hacienda y consejero delegado de Onda Cádiz.

La concejal explicó su decisión en su cuenta de Twitter: “No quiero asumir responsabilidades sobre decisiones en las que no he participado”, en clara alusión a lo sucedido el pasado jueves, después de que el presentador Luciano Albarrán denunciara que, tras un primer programa en la emisora de radio local, se había visto obligado a renunciar al mismo tras las presiones recibidas de José Vicente Barcia, jefe de gabinete del alcalde, José María González ‘Kichi’; de David Navarro, y del director de la emisora pública municipal, Joaquín Castro. En el transcurso de esa reunión, según Albarrán, se le conminó a que no tratara determinados temas y se le indicó los temas a abordar en el programa, siempre según la versión del afectado.

En el consejo de administración de Onda Cádiz están representadas todas las fuerzas políticas municipales. El PP tiene dos representantes, Podemos, otros dos, Ciudadanos uno, ostentando, hasta ayer, la presidencia, Ganar Cádiz en Común, uno, y el PSOE, uno. Mediante un comunicado Fernández-Trujillo ha explicado que “llevamos un año intentando cambiar las cosas para que sea el Consejo de Administración quien tome las principales decisiones de la televisión municipal, pero el consejero delegado ha seguido actuando de forma unilateral, evitando la participación de todas las fuerzas políticas”.

“Desde el principio hemos intentado limitar las facultades y competencias del consejero delegado pero ha resultado imposible. En estos meses hemos podido comprobar que la forma de trabajo que pretende Podemos es contraria a nuestro posicionamiento, que lo único que persigue es una mayor pluralidad e independencia del ente público”, ha manifestado Fernández-Trujillo. Además ha afirmado que “somos consecuentes con los que decimos. Ciudadanos nunca va a participar en una dinámica en la que no se cuenta con todas las fuerzas políticas. David Navarro ha actuado por su cuenta y riesgo. Por ejemplo, él contrata y él despide. Él toma todas las decisiones y estamos en contra de este procedimiento. Todo lo que no se haga a través del consejo es coartar la libertad de expresión y la pluralidad”, concluyó.

david_navarro_2

Silencio de Podemos sobre la denuncia de presunta censura

El consejero delegado de Onda Cádiz, David Navarro (foto superior adjunta), ha lamentado igualmente que “Ciudadanos haya intentado minar su labor” Mediante un comunicado, en el que no se hace referencia alguna a la denuncia de Luciano Albarrán, el edil de Por Cádiz Sí Se Puede señala que María Trujillo pidió su dimisión en el transcurso del Consejo de Administración, “sin que esta propuesta haya salido adelante”.

Navarro no ha dudado en defender la labor desarrollada. “En los consejos de administración, tanto en el de Onda Cádiz como en el resto de consejos, tiene que haber información y participación pero, a veces, esta participación e información no se puede dar en tiempo real por operatividad”, ha explicado, “por lo que como su propio nombre indica, el consejero delegado puede actuar el nombre del Consejo de Administración, dando cuenta de ello posteriormente, como ha sido el caso”. Esta somera explicación es la única referencia velada que hace el equipo de gobierno de ‘Kichi’ sobre lo ocurrido con el locutor Luciano Albarrán, sin desmentir por tanto sus acusaciones.

“No es plato de buen gusto recibir la dimisión de María Fernández Trujillo”, ha explicado Navarro, “aún más cuando nos encontramos con una televisión pública que según el Consejo Andaluz se ha convertido en referencia este último año al apostar por un modelo plural, independiente y participativo”. En este sentido, David Navarro ha destacado que “nunca nos hemos atribuido el mérito porque ha sido la profesionalidad de los trabajadores, que han actuado con independencia, los que han conseguido ser referente”.

(Fuente: El Mundo – Andalucía / Autora: Laura Garófano)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *