La AN imputa por “genocidio”, en lugar de al Rey de Marruecos, al Presidente Saharauí

La Audiencia Nacional (AN) ha imputado este sábado al presidente saharaui, Brahim Ghali, por “genocidio”.  El juez responsable del juzgado central de instrucción número cinco de Madrid, José de la Mata  ha aprovechado la circunstancia de que el Presidente de la república  saharaui  tenía previsto viajar a España el próximo jueves para asistir a la Conferencia Internacional de Apoyo y Solidaridad con el Pueblo Saharaui.

Audiencia Nacional – una instancia judicial sucesora del famoso Tribunal de Orden Público (TOP) de la Dictadura-  comunicó este martes que el juez en cuestión había  solicitado un informe a la policía  requiriendo información sobre si el querellado era la persona que tenía previsto viajar a Barcelona  el próximo jueves. La conferencia conferencia internacional A la que tiene previsto acudir el presidente saharaui no está promovida por el Gobierno de España. Brahim Ghali no tiene inmunidad diplomática.

De acuerdo con la querella de este tribunal especial, Brahim Ghali participó en el genocidio de la dirección del Frente Polisario en “una campaña para eliminar a las élites saharauis de origen español con la intención de romper los vínculos entre las distintas tribus y sus autoridades naturales al objeto de obtener un dominio más directo y efectivo sobre toda la población saharaui refugiada en sus campamentos”.

Según el digital socialdemócrata “diario.es”,  una de las víctimas ha señalado al entonces ministro de Defensa, Brahim Ghali, como uno de sus torturadores durante su encarcelamiento en una prisión secreta.

¿Casualidad o intencionalidad?

Curiosamente, la querella  ha sido activada en un momento en el que la tensión militar entre Marruecos y las Fuerzas Armadas saharauis han alcanzado niveles desconocidos en los últimos años. Hace dos semanas fueron puestas en estado de alerta ante la posibilidad de ataques por parte del ejército marroquí.

También casualmente la noticia se produce en el contexto de la visita del presidente del gobierno del Estado Español, Mariano Rajoy, al Estado de Marruecos para mejorar  relaciones bilaterales.

Al conocerse la noticia de la imputación del presidente saharaui por parte de la AN, algunos comentaristas se han empezado a  preguntar si todo ello es una simple “casualidad” u obedece a razones de otro orden  que hasta el momento se nos escapan.

Por su parte, “El Confidencial Saharaui”, afín al independentismo saharaui informó este martes que la denuncia fue interpuesta por una supuesta asociación “saharaui” denominada ASADEH. “ASADEH – afirma este digital – es una organización ”saharaui” que acusa a las autoridades saharauis de “retener contra su voluntad a miles de refugiados saharauis en los campamentos de Tindouf, en Argelia, con la complicidad de las autoridades de Argel” y piden que estos regresen a su tierra en Marruecos.

“En un auto notificado este martes – continúa informando el digital – el juez de la Mata considera que ante la situación en que se encuentra la causa no procede acordar su detención como reclaman los querellantes”.  “Se trata – dice el digital aludido- de una posible citación como investigado y pide a la Policía Nacional que le entregue “citación personal y copia de la querella”. El juez que admitió el trámite la denuncia es el sustituto del juez que acusó por genocidio a altos cargos del Ejército marroquí”.

Brahim Ghali llegará a España el próximo jueves con una amplia delegación saharaui para participar en la Conferencia Europea de Apoyo y Solidaridad con el Pueblo Saharaui. ¿Otra casualidad? ¿Pretenden detenerle a su llegada? ¿Obligarle a suspender la visita? Desde luego, lo que sí se están haciendo ya, de hecho, es desprestigiar la causa saharaui y hacerle el juego propagandístico al imperialismo alauita.

Crece la conflictividad y la represión en el Sáhara Occidental

Y mientras tanto la auténtica represión  y el verdadero genocidio, el ejercido por el Estado Marroquí contra el pueblo saharaui se acrecienta y el Estado Español, en lugar de cumplir con su deber jurídico como potencia colonizadora del territorio y de denunciar la ocupación y al ocupante, persigue a los representantes de los que la sufren. En lugar de enjuiciar al Rey de Marruecos imputa al Presidente Saharaui.

La Policía de ocupación marroquí cargó brutalmente contra una sentada pacífica que tuvo lugar el pasado sábado en El Aaiún, de acuerdo con los informes de una fuente judicial saharaui desde la capital.

Según refiere el digital “El Confidencial Saharaui”, la Policía de ocupación marroquí cargó brutalmente contra una sentada pacífica que tuvo lugar el   pasado sábado  en El Aaiún, de acuerdo con los informes de una fuente judicial saharaui desde la capital. Varios saharauis resultaron heridos de diferente consideración y uno de ellos tuvo que ser trasladado  con urgencia a un hospital.

La concentración fue convocada por activistas saharauis de los Derechos Humanos junto con la Coordinadora de Desempleados saharauis para reclamar el Derecho a la autodeterminación y a la independencia del Sáhara Occidental. Fuerzas de ocupación e individuos de paisano, presumiblemente también policías, intervinieron duramente con objeto de  dispersar la manifestación causando varios heridos.

“En el mismo contexto, – escribe  el digital mencionado –  los desempleados saharauis protestaron contra la política  de gobierno ocupante que consiste en violar los derechos socio-económicos de los titulados saharauis que están reivindicando su derecho al trabajo y denunciando al mismo tiempo a las fuerzas policiales marroquíes. Miembros de la policía marroquí impidieron, por otra parte, que otros manifestantes se unieran a la concentración”.

(Fuente: Canarias Semanal)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *