Siria: desmoralización y combates entre facciones mercenarias en el norte de Alepo

Fuertes combates han estallado en la ciudad de Azaz, en el norte de Siria, mientras los mercenarios de Ahrar al Sham (Ejército de la Conquista – antes Al Nusra) atacaban masivamente las posiciones del Frente del Levante (Ejército Libre Sirio – ESL).

Según una fuente local, los combatientes de Ahrar al Sham (Al Nusra), respaldados por el Movimiento de Nureddin al Zinki y los Batallones de Al Safua, atacaron un puesto del Frente del Levante (ELS) dentro de la ciudad después de bombardearlo con artillería pesada e impusieron un control sobre esta área. El ataque dejó un gran número de muertos y heridos según la misma fuente.

El punto de control estaba dirigido por los dos grupos en base a un acuerdo anterior, pero un “tribunal” de la Shariah en la ciudad decidió que el puesto debía ser supervisado exclusivamente por el Frente del Levante. La reacción de Ahrar al Sham fue la de lanzar un ataque contra este último.

Como consecuencia, el Frente del Levante ha retirado a un número de sus combatientes de una ofensiva contra el EI en la ciudad de Al Bab con el fin de conducirlos a la ciudad de Azaz para luchar contra otras fuerzas del Ejército Libre Sirio (ESL). Tan pronto como los enfrentamientos estallaron, las autoridades turcas cerraron inmediatamente el puesto de paso fronterizo de Bab al Salmah hasta nuevo aviso.

Estos combates han servido para poner de manifiesto la nula cohesión de los llamados “rebeldes moderados” en Siria.  Ambos grupos llevan la bandera del Ejército Sirio Libre pero ambos han mantenido frecuentes combates intestinos.

El pasado 2 de noviembre estos mismos grupos protagonizaron un choque en los barrios cercados del Este de Alepo lo cual causó un número de muertos entre las milicias y un gasto de munición crítica para unos grupos que están bajo asedio.

Las derrotas en Alepo desmoralizan a los mercenarios

Las fuertes derrotas de los terroristas en Alepo han causado fuerte impacto en los militantes del Yaish al Fatah, señaló una fuente citada por Fars News, que añadió que un conflicto interno ha estallado entre los militantes de Ahrar al Sham y Yund al Aqsa, que recientemente se ha unido al Fatah al Sham (anteriormente conocido como Frente al Nusra).

“Después de que uno de los militantes de Yund al Aqsa se burlara acerca de las fuertes bajas sufridas por el Ahrar al Sham en el frente de Alepo, fuertes combates estallaron entre los dos grupos, causando varios muertos y heridos”, dijo una fuente cercana a Ahrar al Sham al periódico Al Watan.

Diferentes fuentes cercanas a los terroristas han afirmado que los fracasos de Yaish al Fatah y sus grandes bajas en Alepo, especialmente en Minian, el Proyecto de Vivienda 1070, la Academia de Ciencias y el distrito de Dahiyat al Assad, han disuadido a los jóvenes de Idleb de unirse a Ahrar al Sham y otros grupos.

Muchos militantes se han trasladado a Idleb junto con sus familias para unirse a los grupos terroristas. Otros han sido obligados por los militantes a unirse a sus grupos para luchar contra el gobierno central sirio.

Diversas fuentes han anunciado que en la primera y segunda fases de la Gran Operación Épica en el oeste y suroeste de Alepo, más de 3.000 terroristas de Idleb han muerto, la mayoría de ellos jóvenes militantes que habían sido enviados a este frente.

Las grandes pérdidas que han sufrido los grupos terroristas en Alepo y de todo el país han hundido la moral de los militantes también en Idleb. Los crecientes bombardeos en la provincia de Idleb por parte de aviones rusos han supuesto también un duro golpe para los militantes, que creen que tras la liberación de la provincia de Alepo, la de Idleb se convertirá en el próximo objetivo del Ejército sirio.

Al Nusra pide más ayuda, pero sus patrocinadores dudan ya de su eficacia

En el frente norte de Alepo, los terroristas del Frente al Nusra han lanzado un llamamiento a sus patrocinadores para que les envíen más ayuda.

Tras varias semanas de intensos combates del Ejército Árabe Sirio y sus aliados contra los terroristas y con balance muy duro de pérdidas y daños infligidos a estos últimos, sus jefes multiplican los llamamientos de “ayuda urgente” a Arabia Saudí y otros emiratos del Golfo Pérsico. Sin embargo, estos llamamientos podrían, en esta ocasión, caer en saco roto.

Según los sitios takfiris, “los apoyos activos” de los rebeldes, sobre todo los de los miembros de Yaish al Fatah, acusan a estos últimos de ineficiencia por sufrir derrota tras derrota frente a las fuerzas sirias en diferentes frentes del sur y del oeste de Alepo. Según Riad, son sobre todo los jefes terroristas de Al Nusra los que se encuentran en el origen de las derrotas sucesivas del Yaish al Fatah en la medida en que dicho grupo ha asumido el mando militar de todas las operaciones en la ciudad de Alepo.

Esos mismos sitios afirman que “la corrupción endémica de los líderes de Al Nusra ha provocado una crisis financiera de envergadura, la cual no ha pasado desapercibida a los ojos de los patrocinadores saudíes. El líder de Al Nusra, Abu Mohammed al Yulani reconoció en una entrevista de vídeo la pérdida de 1.500 millones de dólares de fondos del grupo en los últimos meses.

Todo llamamiento a una vigilancia financiera en el seno del grupos terrorista continúa siendo letra muerta y los supervisores enviados por los patrocinadores han sido asesinados o despedidos. Las malversaciones han provocado numerosas deserciones en las filas de Al Nusra.

Esto sucede varios meses después de que los patrocinadores de Al Nusra presionaran al grupo para que efectuara un cambio cosmético consistente en una separación formal, pero no real, de Al Qaida y un cambio de nombre. El objetivo de tal maniobra consistía en lograr que EEUU retirara al grupo de la lista de organizaciones terroristas. El anuncio buscaba también atraer más ayuda de Turquía y los países del Golfo Pérsico hacia Al Nusra.

Sin embargo, las recientes ofensivas contra el oeste y suroeste de Alepo han fracasado. En un reciente mensaje de vídeo, uno de los jefes terroristas, Abdullah al Hosseini, pidió a ciertos países y “sheijs árabes” que acudieran en ayuda de sus combatientes y prometió “grandes victorias” contra el Ejército sirio si el dinero llegaba.

Los analistas se interrogan si Arabia Saudí ha comenzado a cuestionarse la utilidad de apoyar a estos grupos que aparte de cosechar sólo derrotas destinan una gran parte de su ayuda a llenar los bolsillos de sus líderes. ¿Duda ahora Arabia Saudí de la eficacia de sus mercenarios?

(Fuente: Al Manar)

¿Ha llegado la fecha de vencimiento de Al-Nusra para EEUU?

Mientras el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ha afirmado explícitamente que no apoyaría a los grupos armados que luchan contra el Gobierno sirio, que durante el último año ha logrado considerables avances en la guerra, Barack Obama ordenó hace días al Pentágono encontrar y matar a los líderes del grupo terrorista Frente Fath al-Sham (antiguo Frente Al-Nusra, afiliado de Al-Qaeda en Siria), lo que muestra que después de 5 años, EEUU ha llegado a esta conclusión de que no necesita a los terroristas de Al-Qaeda para promover sus objetivos.

Según el diario estadounidense The Washington Post, Obama pidió emplear los aviones no tripulados para abatir a los líderes del Frente Fath al-Sham. Esta orden fue emitida mientras durante los últimos cinco años, EEUU ha estado apoyado directa o indirectamente a estos terroristas para derrocar al Gobierno sirio. Además, los grupos armados sirios considerados por EEUU como “los rebeldes moderados” tienen una estrecha alianza con Al-Qaeda.

El rotativo estadounidense alega que hasta el momento EEUU no ha atacado directamente a los líderes de Al-Qaeda en Siria debido a su concentración en la lucha contra Daesh, sin embargo, los analistas políticos aseguran que Washington nunca ha tenido planes para golpear a Al-Qaeda, ya que este grupo terrorista prácticamente lideraba a las fuerzas rebeldes en Siria y su erradicación podría debilitar a los opositores armados y reforzar la posición del Gobierno del presidente Bashar al-Asad.

Por otra parte, el diario norteamericano precisa que todavía el Pentágono no ha aceptado esta orden de Obama, mientras algunos informes ya han revelado las discrepancias entre Obama y el Ejército estadounidense. Se dice que el reciente ataque estadounidense contra las fuerzas del Ejército sirio en el este del país árabe se llevó a cabo sin coordinación con el Gobierno de Obama y tenía como objetico dañar el acuerdo alcanzado con Rusia.

La nueva decisión de Obama se ha tomado debido a tanto la situación actual en Siria como el resultado de las elecciones estadounidenses.

El mandatario estadounidense adoptó la nueva estrategia después de que las elecciones terminaron con la derrota de Hillay Clinton, quien había prometido más apoyo a los opositores armados sirios e incluso había abogado por la creación de una zona de exclusión aérea en Siria, una política fuertemente criticado por Trump, quien cree en la necesidad de cooperar con el presidente ruso, Vladimir Putin, un estrecho aliado de Al-Asad, para resolver la crisis en Siria.

Asimismo, el balance de la guerra en Siria ha cambiado drásticamente a favor de las fuerzas del Ejército sirio, que en los últimos meses han recuperado el control de zonas estratégicas en Alepo (noroeste) gracias al apoyo de Rusia, que últimamente ha desplegado sus avanzados sistemas de misiles en Siria.

Además, los antiguos patrocinadores de los grupos armados en Siria ya no quieren involucrarse en los conflictos en Siria. Arabia Saudí y otros países ribereños del Golfos Pérsico están demasiado ocupados por la guerra que emprendieron contra Yemen, y Turquía ha determinado como su enemigo principal a los combatientes kurdos.

En un momento en que el próximo presidente de EEUU no busca apoyar a los grupos armados en Siria y los rebeldes respaldados por Washington están sufriendo grandes derrotas frente al Ejército sirio, la nueva decisión de Obama muestra que los terroristas de Al-Qaeda ya no pueden ser útiles para los intereses de EEUU en Siria.

(Fuente: Al Waght)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *