Sevilla: Tensión en una nueva concentración de trabajadores auxiliares en las puertas de Ikea

La plantilla de la empresa CM Auxiliares que prestaban sus servicios en la tienda de Ikea en Sevilla han vuelto este sábado a protestar ante las puertas del establecimiento de la multinacional sueca, que sigue sin atender las demandas de este grupo de trabajadores, que acusan a la empresa de cesión ilegal y de explotación.

Nada ha cambiado desde que el pasado 12 de octubre la plantilla se concentraba ante la tienda de Ikea Sevilla: ni se ha fijado aún la fecha para el juicio contra CM Auxiliares y contra la multinacional sueca ni Ikea ha variado su postura un milímetro, por lo que desde la dirección de Ikea en Sevilla seguirán esperando a que sea el juez el que decida, sin atender ninguna de las reclamaciones de la plantilla.

La concentración de este sábado ha vuelto a servir para poner en evidencia, con cánticos y consignas acompañados del toque de tambor, las denuncias de explotación laboral contra Ikea de estos trabajadores, que han demandado a Ikea por cesión ilegal y reclaman que sus despidos sean declarados nulos o improcedentes.

Intento de desalojo e intervención de la Guardia Civil

Los trabajadores de CM Auxiliares despedidos de la tienda de la multinacional sueca Ikea han vuelto a manifestarse ante las puertas del establecimiento, aunque en esta ocasión se han producido momentos de tensión cuando el departamento de Servicio de Atención al Cliente ha intentado desalojarlos, llamando incluso a la Guardia Civil, a pesar de que la plantilla tenía todos los permisos.

La plantilla de esta empresa, que ha demandado a Ikea por cesión ilegal y despidos improcedentes, ha visto como la multinacional al Ikea ha ignorado sus reivindicaciones, a pesar de que los 16 trabajadores despedidos de CM Auxiliares prestaban sus servicios en la tienda de Ikea, bajo las órdenes de los responsables de Ikea y siguiendo el horario y reparto de tareas como si se trataran de “colaboradores”-que es como define Ikea a sus trabajadores- de la propia compañía.

Hoy sábado, la tradicional protesta de los trabajadores contra la explotación que Ikea ejerce sobre estos empleados ha contado además con momentos de tensión cuando los responsables del Servicio de Atención al Cliente han intentado que finalice la protestas argumentando que “molestaban”, según han apuntado los trabajadores.

La tensión ha aumentado en el momento en el que los responsables de Ikea han llamado a la Guardia Civil, cuyos efectivos se han perdonado en la tienda para identificar a los manifestantes, que contaban con todos los permisos, como ha ocurrido en el resto de protestas que han llevado a cabo.

Finalmente, la Guardia Civil ha permitido a los trabajadores continuar reinvindicando ante las puertas de Ikea lo que consideran que es de justicia, que Ikea reconozca que ha cometido una cesión ilegal de trabajadores y que, por tanto, el despido es improcedente o nulo.

(Fuente: Andalucía Información)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *